+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FUTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

Inter-Valdepeñas, la final por el título

El internacional Bebe pondrá el toque cordobés en el último partido del entre el Movistar y el sorprendente conjunto manchego | Palma Futsal y Levante se quedaron en el camino

 

El cordobés Bebe celebra su gol con el Inter Movistar. - RFEF

Iñaki Dufour (EFE)
27/06/2020

El Movistar Inter del cordobés Bebe, ganador por 3-1 contra el Palma Futsal -en el que militan los cordobeses Carlos Barrón, Lolo Urbano y Rafa López- en las semifinales, y el Viña Albali Valdepeñas, vencedor por 5-2 contra el Levante -en el que juega el montoreño Cecilio-, disputarán el próximo martes la final de la fase por el título de Primera División de fútbol sala en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga.

A la espera de lo que suceda en la Final a Cuatro de la Liga de Campeones, si el Barça o ElPozo Murcia no ganan el título europeo tanto el conjunto madrileño como el manchego obtendrían plaza para la competición continental del curso que viene. En el caso contrario, sólo el campeón de la Liga tendría plaza en la Champions.

El Inter, favorito

Sin Ricardinho, sin Gadeia y sin la preparación física ni la regularidad de otras citas, el Movistar Inter doblegó de nuevo a las dudas y ejerció de líder de la Liga regular, como el equipo que es, un favorito allá donde va, como decía su técnico Tino Pérez, con una remontada contra el Palma, un triunfo práctico y el pase a la final en un momento decisivo, cuando el conjunto madrileño demostró quién es y cuál es su jerarquía.

El Palma se había entrenado 15 días más que él, intentó 20 tiros más que él a portería, tomó ventaja primero y dominó el juego en buena parte del segundo periodo, pero tampoco pudo con el Movistar Inter.

Como el martes, Ricardinho no jugó nada. Su protagonismo de otras ocasiones, de otros éxitos, lo asumieron otros futbolistas con los que el conjunto madrileño, más limitado físicamente por cuestión de tiempo de preparación que su adversario, se sobrepuso a las circunstancias, a las dificultades e incluso al asedio de lanzamientos sobre su portería del Palma durante el segundo periodo con 1-1 (al Inter le favorecía el empate por su mejor posición en la competición regular) para tomar rumbo al último peldaño por el título.

"El Inter es el Inter". Ya lo advirtió Antonio Vadillo, el técnico del conjunto balear, cuyo equipo de nuevo comprobó todo lo que contiene esa frase. No le sirvió ni siquiera tomar ventaja a los dos minutos, con el 0-1 de Tomaz, cuando aprovechó una acción de estrategia para darle ventaja al bloque balear.

Pero entonces surgió en escena Humberto. En unos días será ya del ACCS París, como Ortiz y Ricardinho, pero aún es del Inter... Y es una pesadilla para el Palma. En la Copa de España fue definitivo para la eliminación del conjunto balear en los cuartos de final, con el 1-0 decisivo; en las semifinales de este sábado por la Liga anotó el empate a uno poco después de haber irrumpido en la cancha. Su giro fue extraordinario, con Rafa López -su marcador- por los suelos, para regalar a Borja el 1-1 en el ecuador de la primera mitad.

Carlos Barrón se arroja a los pies de Borja. RFEF

Luego, Jesús Herrero sostuvo el empate contra la ofensiva del Palma, que lo intentó con ambición, desde lejos, desde cerca, con tiros, en combinación, de veinte maneras diferentes, pero ninguna sin éxito, bien por las paradas del guardameta o bien por la intervención de algún poste.

No aprovechó su momento. Y eso es una concesión muchas veces inasumible ante un rival como el Inter, que, de pronto, anotó el 2-1 en una acción individual de Bebe, en colaboración con Marlon. El cierre internacional español, futuro jugador del Jimbee Cartagena, picó la pelota ante la salida de Carlos Barrón. Ya en el último segundo, después del infructuoso juego de cinco del Palma, Marlon agrandó la diferencia con el 3-1. El Inter, a la final...

Y sin Ricardinho. Ya no es tanta noticia que no jugara como el pasado martes en los cuartos de final. Entonces, Tino Pérez atribuyó la responsabilidad al propio jugador, que de nuevo siguió este mediodía el encuentro desde el banquillo. Son los últimos días de una leyenda del Inter, con el que lo ha ganado todo. Un adiós previsible. No tan esperado está siendo el polémico desenlace, muy por debajo de todo lo que han logrado juntos todos estos años, cuando dominaba el fútbol sala español y europeo con una hegemonía irrebatible.

El cordobés Lolo Urbano, en una acción del Palma-Inter. RFEF.

FICHA TÉCNICA

3 - Movistar Inter: Jesús Herrero, Ortiz, Pola, Borja, Pito -cinco inicial; Marlon, Bebe, Raya, Elisandro, Humberto y Bruno Iacovino.

1 - Palma Futsal: Carlos Barrón, Hamza, Lolo, Tomaz y Nunes -cinco inicial-; Rafa López, Joao, Vilela, Mati Rosa, Raúl Campos.

Goles: 0-1, m. 2: Tomaz. 1-1, m. 9: Borja. 2-1, m. 33: Bebe. 3-1, m. 40: Marlon.

Árbitros: Delgado Sastre y Rabadán Sáinz.

Incidencias: partido correspondiente a las semifinales de la fase por el título en Primera División, disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga sin público.

Huracán Valdepeñas

Hace un año, el Viña Albali Valdepeñas esquivó el descenso a Segunda División en la última jornada; este sábado superó en las semifinales al Levante (5-2), agrandó su historia y su presente hasta cotas nunca vistas, quizá ni siquiera imaginadas, y se clasificó para la final por el título de la Liga, donde el próximo martes multiplicará aún más el desafío en el partido definitivo contra el Movistar Inter.

Tercero en la Liga regular, subcampeón de la Copa de España el pasado mes de marzo y este sábado finalista con un mérito enorme de la lucha por la Liga. Son los logros hasta ahora del asombroso equipo manchego, que supera etapas, rondas y retos con una naturalidad impactante, pero que quiere más. "Somos un equipo rebelde, inconformista y queremos ir a por todas". Palabra de David Ramos, el técnico que ha dirigido al Valdepeñas hasta aquí.

El partido lo condicionó el minuto 5. Con nada más unos instantes de diferencia, el Viña Albali Valdepeñas conectó un doble golpe sobre la portería contraria: el 1-0 de Catela y el 2-0 de Rafael Rato. Un paso de gigante hacia la siguiente ronda del torneo, porque encima le bastaba con el empate, ya que él finalizó en la tercera posición en la Liga regular, nada más superado por el Movistar Inter y el Barça, y porque el Levante terminó en la séptima plaza.

Jugadores del Valdepeñas celebran uno de sus goles. RFEF

En esa circunstancia, el Levante necesitaba tres goles para alcanzar la final. Era el mismo escenario que en cuartos de final contra el poderoso Barça. Lo logró entonces, pero no este sábado, porque al primer paso que dio para la remontada, el 2-1 de Pedro Toro en el minuto 16, hubo réplica del bloque manchego, que a ocho segundos del intermedio repuso la renta con el 3-1; un trepidante contragolpe que culminó Buitre ante la incredulidad azulgrana.

Como el martes, el Levante nunca desistió. Su puesta en escena del segundo periodo fue sensacional. Jugó muy bien el equipo valenciano, que puso cerco al marco contrario. El Valdepeñas se encomendó a Edu, un formidable portero, para contener la ofensiva del equipo de Diego Ríos.

Y cuando no la paraba el cancerbero portugués surgía el poste al rescate del bloque de David Ramos, con gesto de preocupación en el banquillo. Tenía ventaja en el marcador, pero también muchas dudas, disparadas cuando con nada más 2 minutos y 55 segundos jugados del segundo periodo ya había llegado al límite de las cinco faltas. Un par de minutos después las rebasó con la sexta infracción: doble penalti a favor del Levante, lanzamiento de Cuzzolino... Y otra vez al poste. La frustración era evidente para el conjunto valenciano.

Ni esa sensación calmó su insistencia. A nueve minutos del final, en una precisa y efectiva combinación colectiva, Maxi Rescia marcó el 2-3; una recompensa al panorama de ese momento del partido, más del Levante que del Valdepeñas en el juego, pero, a la vez, más del Valdepeñas que del Levante en lo que realmente importa: el marcador. Es el aspecto que marca la diferencia, estar o no en la final, sea cuál sea el desarrollo del encuentro hasta el minuto 40.

Y a cinco del final, el desafío estaba claro: el Valdepeñas defendía su ventaja, empate incluido; el Levante rebuscaba dos goles, con Cecilio ya como portero-jugador en la fórmula de cinco por la que apostó Diego Ríos para apurar su ofensiva. No sirvió para nada. No había generado aún ninguna ocasión cuando Chino interceptó el pase de Jorge Santos y marcó a puerta vacía el 4-2 para impulsar a su equipo ya con una certeza absoluta hacia la final. Ya en los últimos instantes, Rafael hizo el 5-2.

Equipo del Levante, con el cordobés Cecilio el segundo por abajo a la izquierda. RFEF

FICHA TÉCNICA

5 - Viña Albali Valdepeñas: Edu, José Ruiz, Pablo Ibarra, Cainan, Chino -cinco inicial-; Rafael, Buitre, Catela, Manu García, Dani Santos, Juanan, Nano y Terry.

2 - Levante: Raúl Jiménez, Cuzzolino, Rubi, Chano, Maxi Rescia -cinco inicial-; Jorge Santos, Pedro Toro, Cecilio, Gallo, Sena y Márquez.

Goles: 1-0, m. 5: Catela. 2-0, m. 5: Rafael. 2-1, m. 16: Pedro Toro. 3-1, m. 20: Buitre. 3-2, m. 31: Maxi Rescia. 4-2, m. 36: Chino. 5-2, m. 40: Rafael.

Árbitros: Carrillo Arroyo y Cordero Gallardo. Expulsaron a Rubi Lemos (m. 40). Amonestó a Chano (m. 20), Pedro Toro (m. 35) y Cecilio (m. 40), por el Levante, y Catela (m. 27) y Rafael (m. 40), por el Viña Albali Valdepeñas.

Incidencias: partido correspondiente a las semifinales de la fase por el título en Primera División, disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga sin público.

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios