+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Francisco Estepa: "La suerte es para los audaces"

El administrador judicial y concursal del Córdoba CF admite que están "explorando territorios vírgenes" en la historia del fútbol con la operación de Infinity y augura un "dinámico" 2020

 

Francisco Estepa, administrador judicial y concursal del Córdoba. - SÁNCHEZ MORENO

Francisco Estepa, administrador judicial y concursal del Córdoba. - SÁNCHEZ MORENO

Ignacio Luque Ignacio Luque
29/12/2019

Licenciado en Derecho y Experto Universitario en Derecho de Sociedades, Francisco Estepa Domínguez ha iniciado, a sus 44 años, su segunda etapa en un club de fútbol, el Córdoba, tras el año y medio que estuvo en el Real Betis Balompié (entre el 2014 y 2015), designado por la jueza Alaya. El administrador judicial y concursal de la entidad blanquiverde aborda diversos acontecimientos que han de influir en el futuro de la entidad: la junta extraordinaria a instancias de Azaveco, el contencioso que se vislumbra con la RFEF, los juicios pendientes o la llegada de Infinity a El Arcángel, entre otros, lo que hará que el 2020 sea un año "dinámico", según sus palabras, en clave cordobesista.


-El 2019 terminó muy movido en el Córdoba CF y el 2020 se adivina en una tónica similar.
-El 2020 se adivina dinámico. Dinámico y sobre todo explorando territorios vírgenes hasta ahora en lo que se refiere a la historia del fútbol, en mi opinión.

-Cronológicamente está la junta extraordinaria de accionistas que, finalmente, se celebrará a instancias de Azaveco.
-Sí, sí, se tiene que celebrar. Pero vamos, me remito a lo que he dicho siempre, en la rueda de prensa que di lo dije. En la reunión que tuve con Iván Zaldúa (uno de los abogados de Carlos González), el mismo viernes que se solicitó el concurso de acreedores, cuando él me solicitó que se hiciera junta general extraordinaria yo le dije que estaban en su derecho y que yo convocaría las juntas generales que me dijeran. Pero que yo, motu proprio, no iba a convocar una junta general pidiendo mi propio cese. No podía pedir eso porque entiendo que legalmente es imposible. Ellos, en un movimiento iniciado antes de la intervención judicial, pidieron una junta general, que están en su derecho de pedirla, para nombrar unos consejeros totalmente huecos. Va a ser un consejo de administración como la carcasa de un huevo. Solo la cáscara, ya que ni tienen facultades patrimoniales, ni de gestión empresarial, ni facultades de representación de la entidad. Serán unos señores que estarán ahí, diciendo formalmente que son consejeros del Córdoba CF SAD.

-¿Puede Carlos González o Azaveco transmitir al juez de instrucción que, en ese caso, ya habría un nuevo dueño, un nuevo consejo, ambos sin relación con el anterior y que por lo tanto puede haber causa para el levantamiento de la intervención judicial?
-Claro. Puede argumentar todo aquello que sus abogados, que me consta que son bastante buenos porque Iván Zaldúa es un brillante profesional, así como García Marrero, entiendan que se puede argumentar. Pero sin pretender alambicar la cuestión, aquí es que tenemos dos administraciones judiciales: una penal y otra concursal. Entonces, el argumentario que tengan deberán hacerlo ante dos juzgados diferentes. Y respecto al juzgado de instrucción, cierto es y yo no estoy personado en la causa ni la conozco porque yo soy administrador judicial penal. Aquí se investigan unos hechos, por lo que yo he conocido en prensa, y creo que dentro de estos hechos, entre otros, se investiga la construcción de la casa de Carlos González. De hecho, él ya prestó declaración en el Juzgado de Instrucción número 5. Y tenemos dentro del orden penal otro juzgado de instrucción, el número 3, en el que se siguen actuaciones por la comisión de hechos presuntamente delictivos contra Carlos González. Entiendo que se tendría que focalizar en el Juzgado de Instrucción 5 y ver lo que aporta. Y como vengo diciendo desde el primer día que acepté: con pleno respeto a la presunción de inocencia. Ya en el comunicado que sacamos remarcamos el respeto a la presunción de inocencia. Pero aparte de esto, de lo penal, tenemos el camino concursal, con una situación de insolvencia y una suspensión de facultades. Para levantar un concurso legalmente solo se puede hacer de una forma, que es saliendo de la situación de insolvencia. Y salir de esa situación se hace pagando, consignando o garantizando a los acreedores todo el pasivo que se debe a día de hoy.

-¿Es factible pensar que el convenio de acreedores llegue en mayo o antes de mayo?
-No lo sé. Ahí sí que me pilla totalmente fuera de juego, porque depende de muchas variables.

-En el anterior concurso, en seis meses se podía celebrar, lo que pasa es que hubo dos incidentes concursales que retrasaron hasta mayo del 2012.
-Por mi experiencia, si hay voluntad por parte de los socios de la compañía el convenio de acreedores se puede celebrar en el segundo semestre del primer año de la declaración de concurso. Siempre que haya voluntad real por parte de los socios. Y la voluntad real no es solo expresar el deseo de salir de la situación de insolvencia, sino querer salir y aportar para salir de dicha situación.

-¿Cómo va a fichar el club en enero?
-Las nóminas de los futbolistas, al igual que las del resto de la plantilla laboral de la unidad productiva, están siendo abonadas desde el 5 de diciembre por Unión Futbolística Cordobesa, pero los derechos federativos se mantienen en el Córdoba CF SAD, que tiene la titularidad, pero se han transmitido. Frente a la RFEF se ha dado un periodo transitorio de seis meses para culminar la transmisión de esos derechos federativos. Pero cualquier obligación económica del personal, deportivo y no deportivo, desde el 5 de diciembre la está satisfaciendo Unión Futbolística Cordobesa. El Córdoba CF SAD no está pagando un euro por ningún jugador ni ningún empleado del club desde el 5 de diciembre.

Entiendo que no va a haber problemas en el mercado de fichajes

-¿A partir del 15 de enero podrían bloquearse de alguna manera los derechos en la RFEF? ¿Controlaría ese apartado Azaveco o los administradores judiciales?
-No. El 15 de enero solo va a haber una junta general donde se van a designar nominalmente a unos señores que aceptarán el cargo de ser miembro del consejo de administración del Córdoba CF SAD, pero repito, no tiene ninguna facultad de representación del club y lo que es más importante, tienen que respetar los contratos que tenga suscritos la sociedad anónima deportiva. Me explico: vamos a suponer que no fuera un consejo hueco, hagamos un ejercicio de ficción y que se levanta la administración judicial penal y que los consejeros son un grupo de hipermillonarios, son diez, y que ponen cada uno un millón de euros. Y con esos 10 millones levantan el concurso de acreedores. Se acaba el concurso y vamos a suponer que se levanta la intervención judicial penal, en otro ejercicio de ficción. Tendrán que respetar lo que ha hecho el club hasta entonces y el 5 de diciembre se hizo un contrato de compraventa, con unos derechos y unas obligaciones.

-Entre esas obligaciones y derechos, y siguiendo con ese ejercicio de ficción, hay unas obligaciones para con Infinity, en caso de que la unidad productiva volviera a la SAD.
-Lógicamente, surgiría un derecho de crédito a favor de Infinity por lo que llevara satisfecho por la unidad productiva. Porque Infinity no solo puso tres millones de euros el 5 de diciembre, sino que está atendiendo gastos desde entonces. No sé a día de hoy por dónde irá lo que lleva desembolsado por el Córdoba CF. Pero me consta que eso se ha incrementado, lógicamente.

-La solicitud de recusación no parece que haya paralizado en exceso el día a día del club.
-Como la recusación se planteó una vez transmitida la unidad productiva, poca incidencia podía tener. Paralizar formalmente el concurso de acreedores, yo tenía una serie de peticiones realizadas al juzgado y estoy pendiente de hacer hasta que me conste un nuevo juez o jueza sustituta, que no sé si lo ha hecho específicamente. Se ha admitido a trámite, se ha dado traslado a las partes, deben realizarse alegaciones, por parte de su señoría se hace un informe, se hace un paquete con todo el expediente y se envía a la Audiencia, que debe designar un juez instructor, dar traslado al Ministerio Fiscal para las alegaciones y finalmente se resuelve por un magistrado de la Audiencia Provincial, por turno establecido por orden de antiguedad.

Las nóminas de los futbolistas y empleados las está pagando Unión Futbolística

-¿Se puede recusar a un juez por ser aficionado al fútbol?
-Yo lo decía en mi escrito y no quiero realizar ninguna valoración del incidente de recusación. Recusar a un señor por decir que se preocupa por las empresas de su tierra, cuando este señor no es abonado -fue abonado pero no lo es- y es aficionado al fútbol... Si en esta ciudad a un juez le gusta la gastronomía, pues no podrá llevar ningún pleito relacionado con un restaurante de Córdoba, porque se entenderá que tiene un interés directo en el asunto, en mi opinión. Y en segundo lugar, la señora Entrenas pone en duda mi idoneidad para ser designado administrador concursal en el Córdoba y la cierta relación que podría haber entre su señoría y yo. Me da pudor decir mi trayectoria profesional, cualidades, virtudes, currículum que puedo tener, pero no corro riesgo a equivocarme: el único abogado incluido en la lista de administradores concursales de Córdoba que puede decir que tiene experiencia en la gestión de un club de fútbol profesional habiendo militando en Segunda A, en Primera, incluso en competicion europea y habiendo movido presupuestos de más de 60 millones de euros soy yo. Guste o no guste a la señora Entrenas o a quien sea.

-Entonces, los fichajes en enero de jugadores no tendrán impedimentos. Dar de alta, dar de baja, etcétera.
-Tanto es así que ya se ha dado de baja a dos jugadores. Tuve una reunión el jueves con Javier González para ver el tema del mercado de invierno y una puesta al día de información por si había alguna incidencia y no había ninguna. Yo creo que no va a haber ningún incidente en este asunto, pero como todo en esta vida hay que ser prudente y precavido, aunque hasta ahora no he tenido ninguna incidencia de la que preocuparme.

-¿Sería muy aventurado decir que la junta de acreedores puede hacerse para mayo o junio?
-Es que depende de muchos factores y factores que dependen de distintos agentes. Por eso yo veo muy aventurado decir que se puede celebrar una junta de acreedores en mayo. Se tendría que presentar primero un proyecto de futuro para la compañía. Este proyecto lo tienen que apoyar los accionistas de la entidad, ese proyecto se debe documentar y apoyar en un plan estratégico. Eso se tiene que traducir en un convenio de acreedores y pedir al Juzgado de lo Mercantil una junta de acreedores. Ahora mismo lo que es cierto es que los accionistas, a día de hoy, no han mostrado ningún interés en apoyar la compañía, más allá de convocar una junta de accionistas que yo entiendo con poco efecto práctico, ya que sería para el nombramiento y cese de unos consejeros sin funciones. Creo que hay cuestiones más importantes en la compañia que esa.

-Entiendo que a los dueños o los que litigan por la titularidad de la compañía no parece que les interese que el club vaya con agilidad.
-Habría que preguntárselo al señor Carlos González, no a mí.

-Lo digo por lo que acaba de decir sobre su único interés, solo en la junta.
-El proceso de la junta se inició antes de la declaración de concurso y de la intervención judicial. Es decir, desde la declaración de concurso el único movimiento que ha hecho Azaveco es interesar un complemento en el orden del día de una convocatoria de una junta. Y reunirse con nosotros para decir que no apoyaban económicamente a la sociedad. Si me pregunta usted por los contactos que hemos tenido con Azaveco, desde la intervención judicial hasta la fecha es una reunión para saber cuál era nuestra intención. Nos manifestaron que no iban a apoyar económicamente a la entidad mientras hubiera una intervención judicial. Una cosa que, además, me llama la atención, porque Azaveco durante meses fue proclamando públicamente -esto está en su periódico- que la solución de los problemas del Córdoba CF en los últimos años iba a ser una intervención judicial que se había pedido en Madrid y ahora, de repente, cuando la administración judicial se decreta por un juzgado de Córdoba, pues parece que es menos buena o más mala que la madrileña. No sé si los administradores judiciales cordobeses son de menos calidad o categoría que los madrileños, porque cuando nos reunimos con los abogados del señor González ellos mismos nos pidieron que se levantara la intervención judicial, cuando ellos mismos tenían pedido en Madrid una intervención judicial. Cuando un interventor judicial es un señor que se tiene que regir conforme el marco legal y rendir cuentas en el juzgado, sea de Córdoba, de Madrid o de Tombuctú.

-Parece que los administradores judiciales, ustedes, no han gustado a nadie.
-Por lo menos no a todo el mundo. Soy consicente de que ser administrador judicial no es concurrir a un concurso de popularidad.

Ser administrador judicial no es concurrir a un concurso de popularidad

-¿Ha notado en este mes y medio largo en el club esa presión?
-Pues honestamente, yo la presión la he notado poco. Pero también porque tanto Javier (Bernabéu) como yo hacemos un ejercicio de encapsularnos del exterior. Somos conscientes del mandato que se nos da por ambos juzgados, que es la viabilidad de la compañía y los intereses patrimoniales de la compañía, de sus socios, de sus empleados y de sus acreedores. Es importante reseñarlo: se habla de la protección de los accionistas y, efectivamente, es importante. Pero estamos hablando de una empresa en una situación de insolvencia. Entonces ahí, te lo dice la normativa comunitaria, la Ley de Sociedades de Capital, la Ley Concursal, etcétera, que en una empresa en situación de insolvencia hay que velar por los intereses de los accionistas, pero también por los intereses de los acreedores y, dentro de los acreedores, los más débiles, que son los trabajadores.

-En cualquier caso, esto no es peor que el Betis.
-Son experiencias diferentes. Pero si a mí me preguntaras una diferencia con el tiempo que yo estuve en el Betis es que ningún miembro del consejo de administración, por una cuestión ética y estética, que no legal -porque se podía hacer dentro del cumplimiento de ciertas cautelas-, ninguno mantuvo ninguna relación de negocio comercial con la entidad. Porque entendían ellos que eran gestores de una SAD, que el objetivo principal no es repartir dividendos sino conseguir el éxito deportivo. Y en el Córdoba CF SAD, ahora que estamos viendo los antecedentes en el periodo de sospecha, que llega a los dos últimos años principalmente y que puede llegar hasta los cuatro últimos años, la verdad es que son contadas las excepciones de los miembros del órgano de administración que de una u otra forma no han tenido relaciones con ánimo lucrativo con la sociedad, siendo a la vez miembros de ese órgano de de la sociedad.

-Llamó la atención, por su dureza, la respuesta al escrito de Joaquín Zulategui en el informe judicial del primer mes de la intervención, señalando su posible participación en el “vaciado patrimonial” de la sociedad. Un Zulategui, al que conoce, junto a Oliver, de su paso por el Betis.
-Zulategui y Oliver, no es una opinión sino un hecho objetivo, fueron condenados por un juzgado de lo mercantil de Sevilla, fueron declarados culpables en el concurso de acreedores del Betis, fueron inhabilitados por las actuaciones irregulares que realizaron como miembros del consejo y el señor Oliver, a más a más, fue sancionado con una responsabilidad cercana al millón de euros por haber simulado contrataciones ficticias con relación a la contratacion de jugadores. Está recurrida en casación dicha sentencia. Y en cuanto a la dureza del escrito del señor Zulategui, con el informe judicial aprovechamos para responder a dicho escrito y lo único que hicimos fue describir una serie de hechos objetivos, de datos documentados que había en la sociedad. A mí sí me pareció duro y grave el escrito del señor Zulategui, en el que insinuaban él y su letrado, el señor Acosta, irregularidades en nuestra forma de proceder. Y ahí no voy a permitir ni la más mínima duda sobre nuestra actuación.

La muerte del Córdoba CF estaba señalada y se ha logrado una prórroga

-La mayor duda en la ciudad, porque ustedes mismos reconocen que este es un camino inexplorado, se tendrá que dirimir en junio con la RFEF. ¿Existe un plan B? ¿Hay posibilidad de que la unidad productiva regrese al Córdoba CF SAD?
-Si me lo permite sería un plan C. Porque la unidad productiva era el plan B, ya que el plan A era que Aglomerados o Azaveco pusieran dinero en la entidad para poder afrontar la situación de crisis que pasaba. Si hubieran puesto los dos millones de euros, al menos esa disponibilidad de dos millones de euros… Azaveco lleva cinco años sin depositar cuentas anuales, cuando a cualquier persona, cuando pide un crédito en un banco, lo primero que te piden es tu última declaración de la Renta. Y tu nómina. Pues el equivalente en una persona jurídica son las cuentas anuales y Azaveco lleva cinco años sin depositarlas. Y nosotros, en la solicitud de apoyo económico le pedíamos un total de siete millones de euros con un desembolso inicial de dos millones de euros o que nos exhibieran que tenían dichas cantidades. No hicieron ni una cosa ni la otra. Ese era el plan A y si hubiera salido ese plan A ningún aficionado de Córdoba hubiera escuchado la expresión unidad productiva. Nuestro plan B fue ese, no fue una idea de la administración concursal, se me presenta ya la oferta tal cual y lo que hago es solicitar el concurso y que se dé trámite a la solicitud para la venta de la unidad productiva. Este plan B era la forma de evitar la muerte del club. El otro día me decía un señor, con cierto pesimismo por el contencioso con la RFEF, que esto no era sino la crónica de una muerte anunciada y yo le decía, siguiendo con su símil, que mejor una muerte anunciada que una muerte cierta, señalada con fecha y hora. El 16 de diciembre, si no me equivoco, estaban pendientes de resolverse los expedientes por las denuncias de los jugadores, que se hubieran ido con la carta de libertad. La muerte del Córdoba CF estaba señalada con día y hora. Se ha conseguido una prórroga de seis meses. ¿Cómo acabará? Hay que ser prudente, cauto, sensato y saber que estamos en un terreno totalmente virgen en el que nadie sabe lo que va a pasar en seis meses. Esperemos que todas las partes tengan altura de miras y actuén con sentido común y razonabilidad.

-En enero, entonces, no va a haber problemas.
-Yo entiendo que no va a haber problemas.

-Entre otros motivos porque el Córdoba CF SAD lo gestionan los administradores judiciales.
-Efectivamente.

-¿Qué espera del 2020? ¿Cómo podría definirlo?
-La suerte es para los audaces y tenemos que tener mucha audacia y ser valientes para que tengamos suerte. Y que sea un año que acabe con buenas noticias y éxito en todos los aspectos: en el societario, en el deportivo, en el federativo… Es lo que yo espero.

-En lo deportivo tendrán que volver al palco, que ya hubo quien recordó la pasada semana que no asistieron al palco y el equipo perdió.
-(Ríe) Siempre que pueda iré. Soy aficionado del Córdoba y siempre digo que soy cordobesista de nacimiento y bético de adopción, por lo que siempre que pueda iré al palco.

Temas relacionados
 
FÚTBOL SALA

Clasificación de Primera División

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios