+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEMEJANZAS ENTRE PROYECTOS

Cuando los árabes llegaron a León

Los primeros pasos y el proyecto de Aspire en la Cultural Leonesa recuerdan a la llegada y a los objetivos marcados por el grupo de Baréin Infinity en el Córdoba CF. Tras una inversión inicial, generaron estructuras para la autonomía financiera del club

 

Los jugadores de la Cultural celebran un gol anotado al Córdoba, en 2018. - LOF

El proyecto que Infinity pretende desarrollar en el Córdoba CF se basará en la cantera y en una inversión que permita superar las rémoras económicas del pasado -impagos y deudas deportivas- para poner en funcionamiento a un club que debe ser sostenible en el medio plazo. Así lo explicó el pasado miércoles el nuevo máximo dirigente del club blanquiverde, Javier González Calvo, que aseguró que «nos basaremos mucho en la formación, en la cantera, porque es una pieza base para generar recursos. Por mucho que tengamos un dueño del club que económicamente pueda ser solvente, a medio y largo plazo la idea es que sea un equipo sostenible y para ello se harán las inversiones necesarias».

Unas pinceladas del futuro del Córdoba CF que recuerdan, y mucho, a lo que ocurrió en la Cultural Leonesa desde el año 2015. Fue entonces cuando un grupo inversor de Oriente Medio, la Academia Aspire de Catar, adquirió el paquete mayoritario de acciones de la Cultural y se hizo con sus designios. Lo primero que hicieron los cataríes en el club leonés fue pagar la deuda, que superaba el millón y medio de euros, y poner el dinero necesario para el aval para competir.

La Cultural Leonesa también militaba en Segunda B, y Aspire buscaba un lugar en el que desarrollar sus sinergias deportivas, mejorar la formación de sus técnicos y mejorar el nivel formativo del fútbol catarí, con la vista fija en el Mundial del 2022 que se celebrará en ese país. Aunque en los primeros años varios futbolistas cataríes probaron suerte en la Cultu, poco a poco fueron los jugadores españoles y europeos los que adquirieron importancia en un proyecto que tuvo su punto álgido en 2017, con el ascenso a Segunda.

Fuerte inversión inicial

La estrategia de los cataríes se desarrolló en varios pasos, los iniciales muy similares a los del grupo de Baréin, Infinity, en el Córdoba CF, según informan varias fuentes periodísticas leonesas. En primer lugar, una inversión inicial que resuelva los problemas financieros y de liquidez. Entrenadores, metodología novedosas e, incluso, viajes regulares de los técnicos de la Cultural a las instalaciones de Aspire en el país de Oriente Medio.

Buscando la sostenibilidad

Posteriormente, con el club saneado y las estructuras asentadas, fue el momento de trabajar para que el propio club lograse las vías de ingresos necesarias para un sostenimiento autónomo, eso sí, con presupuestos bastante suculentos. Mientras tanto, dirigentes españoles -con el vicepresidente Iván Bravo, ahora en el Alcorcón, a la cabeza- gestionaban el día a día del club castellano-leonés. La prensa y la afición siempre tuvieron un conocimiento limitado de los dirigentes cataríes. Tanto es así que el presidente, Tariq Abdulaziz Al Naama, apenas hizo acto de presencia para firmar la compra de la Cultural y regresar a su país. De momento, en el Córdoba CF es Javier González Calvo el que dirige un tándem de cinco dirigentes a los que se sumarán dos bareiníes aún desconocidos.

Supera un punto crítico

Tras el descenso a Segunda B en 2018, en aquella temporada en la que el Córdoba CF se salvó de milagro, Aspire no se retiró. La Cultural, gracias en parte a la ayuda al descenso, mantuvo la pasada temporada 2018/19 un presupuesto de casi siete millones de euros en Segunda B, que le permitió formar una plantilla con jugadores de nivel superior como Viti, Palatsí o Josep Señé, este último actualmente en Primera. El regreso a la división de bronce fue decepcionante en lo deportivo, ya que el equipo leonés no se metió siquiera en el play-off de ascenso. Pero Aspire continúa avalando el proyecto y esta temporada la Cultu cuenta con unos cuatro millones de euros de presupuesto, estando situada actualmente en la segunda posición del grupo II.

El equipo castellano-leonés es segundo en el grupo II con un presupuesto de unos 4 millones

En estos cuatro años al frente de la Cultural Leonesa, el grupo catarí invirtió también en infraestructuras, aunque de forma poco ostentosa. Como el estadio es de propiedad municipal, al igual que El Arcángel, se realizaron mejoras en el césped y se creó un nuevo gimnasio. También se mejoró la ciudad deportiva, y todo ello gracias a un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento de León.

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios