+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

La brújula de Puente Genil

José Antonio González ha vuelto a Córdoba tras dos años en Granada en los que ha evolucionado como jugador, adquiriendo una serie de facetas que pueden marcar diferencias en la Segunda B

 

José Antonio González, durante un entrenamiento de la pretemporada con el Córdoba. - A. JIMÉNEZ

Alejandro Jiménez Alejandro Jiménez
08/08/2019

José Antonio González, también conocido entre sus más cercanos como tronqui, se ha erigido como uno de los principales baluartes de este Córdoba en Segunda División B. El centrocampista, nacido en Puente Genil, salió de la disciplina blanquiverde en 2017 en una fuga de jóvenes talentos que supo aprovechar el Granada. José Antonio González, Fran Serrano y Pablo Vázquez pusieron rumbo hacia el conjunto nazarí después de que el Córdoba decidiese no renovar sus contratos.
El centrocampista pontanés llegó al Córdoba en 2013 para reforzar al juvenil, y desde ese momento fue adquiriendo importancia hasta convertirse en el capitán del filial blanquiverde en la última temporada que disputó como jugador del Córdoba. González salió del Córdoba tras disputar 33 partidos en Segunda B, siendo uno de los pilares sobre los que se cimentó la permanencia blanquiverde.
Por aquella época, José Antonio González era un jóven mediapunta con mucho gol. Todos los que le conocían eran conscientes de que tenía un futuro muy prometedor, de ahí que gran parte de la afición no entendiese su salida del club califal. González, capitan del equipo, disputó aquella campaña un total de 2.370 minutos, repartidos entre 33 partidos. Tan solo se perdió 5 partidos durante todo el año. A lo largo de los 33 encuentros, el pontanés anotó 7 goles, convirtiéndose así en el tercer máximo goleador del filial blanquiverde.
Tras esta brillante temporada, el Recreativo Granada consiguió hacerse con sus servicios. José Antonio González debutó con el conjunto nazarí en la jornada 3 ante el Mérida, jugando apenas 8 minutos. Tras este encuentro, el pontanés fue adquiriendo más y más importancia dentro del filial granadino, hasta el punto de que se convertiría en uno de los titulares indiscutibles para Pedro Morilla. González acumuló más de 2.000 minutos por segunda temporada consecutiva, y anotaría 4 tantos en los 33 partidos que disputó.
La temporada siguiente, la 2018/19, no sería tan positiva para el mediocentro cordobés. El Granada le renovaría hasta 2020, y desde ese momento pasaría a formar parte de la primera plantilla nazarí, que jugaría en Segunda División. Sin embargo, Diego Martínez, técnico del Granada, no apostó apenas por el centrocampista.
Pese a ser de los pocos jugadores que ascendieron desde el filial que conseguirían debutar en la categoría de plata, el pontanés apenas pudo participar en 6 encuentros a lo largo de toda la temporada. González gozó de minutos en las dos primeras jornadas de liga, pero no fue capaz de plasmar sobre el campo lo que Martínez deseaba, por lo que quedó abocado al banquillo para el resto de la campaña. El centrocampista tan solo disfrutaría de 289 minutos a lo largo de la temporada, tan solo 3 como titular.
Sin embargo, a lo largo de estos dos años en Granada, José Antonio González ha sufrido una evolución en su juego. El que fuese un mediapunta goleador, ha pasado a ser ahora un centrocampista total, que puede actuar prácticamente en cualquier parte de la medular.
Tras el descenso a Segunda División B, el Córdoba pensó inmediatamente en repescar a González, que ya ha demostrado con creces que puede llegar a ser realmente importante en la división de bronce. Enrique Martín ha confiado en él desde un primer momento. Todo el que ha presenciado algún entrenamiento del navarro en la ciudad deportiva ha podido apreciar que Martín está siempre muy pendiente del pontanés, corrigiéndole constantemente y tratando de sacar lo mejor de sí del centrocampista natural de Puente Genil.
González debutó con el primer equipo blanquiverde precisamente en su pueblo, y con un gol de auténtica bella factura de falta directa. Martín lo ha utilizado en numerosas ocasiones como pivote, junto con Imanol García, otro de los hombres de confianza del navarro. González está demostrando su validez en esta pretemporada, y es ya uno de los principales peligros de este Córdoba. Enrique Martín confía en su capacidad de superar líneas con sus pases, facultad que ya ha demostrado en alguna ocasión a lo largo de la pretemporada. Ya suma dos goles y una asistencia en estos 5 partidos, y Tronqui se postula como uno de los inamovibles de Enrique Martín.

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios