+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BALONMANO | ASOBAL

El Ángel Ximénez intentará mejorar la defensa

El encuentro ante el Nava tendrá lugar en Puente Genil a puerta cerrada | El club local espera recuperar a Javi García

 

Miguel Ángel Moriana, en el banquillo del Ángel Ximénez. - JOSÉ SALDAÑA

José Saldaña José Saldaña
30/10/2020

El Ángel Ximénez Puente Genil afrontará este sábado su compromiso de la undécima jornada de la Asobal de balonmano frente al Nava, con la duda de la presencia o no de Javi García y sin aficionados en las gradas. El partido comenzará a las 19.00 horas y será dirigido por los colegiados Colmenero Guillén y Rollán Martín.

Tras el traspié del pasado miércoles frente al Huesca, el equipo pontanés vuelve a la competición frente a un rival con muchos mimbres y jugadores de calidad, aunque afrontará este partido con muchas dudas, dado que la práctica totalidad de su plantilla ha estado en cuarentena con covid-19. El club navero pidió el aplazamiento de este partido, al igual que el equipo pontanés a petición de su rival, pero el Comité Nacional de Competición (CNC) denegó dicho aplazamiento, por lo que el partido se jugará si no sucede nada anormal.

El equipo pontanés espera contar con Javi García, ahora que ha dado negativo en los test PCR hasta tres veces, circunstancia que ha comunicado al CNC, por lo que espera que autorice su participación. Por lo demás, Miguel Ángel Moriana espera rehacerse del contratiempo sufrido el pasado miércoles, sabiendo que el Ximénez debe mejorar de manera notable en el aspecto defensivo, pues el rival del sábado es complicado y con entidad suficiente como para dar la campanada en cualquier cancha. Moriana seguirá sustituyendo al primer entrenador, Paco Bustos, que se encuentra confinado en su domicilio, víctima del covid-19.

En el Nava, su portería es de las más completas de la categoría, pues cuenta con el ademarista Patotski y Yerai Lamariano, aunque ambos han entrenado solo tres sesiones después de estar catorce días confinados. A la pareja de guardametas hay que unirle jugadores de la talla de Rodrigo Pérez, Jorge da Silva y Lukas Simenas, pues este último jugador pasa por ser una de las torres de Asobal al tener 2,09 metros de altura.

Lamentablemente, el aliento que los aficionados dan al equipo en cada partido no será posible en esta ocasión debido a que el partido tendrá lugar a puerta cerrada.

Temas relacionados
 
FÚTBOL SALA

Clasificación de Primera División

REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios