+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FALLECE UN ICONO DE LOS 90

Muere Dolores O’Riordan, la voz inconfundible de The Cranberries

Fue cantante de la segunda banda irlandesa con más ventas detrás de U2. La líder y vocalista del grupo de rock fallece «súbitamente» a los 46 años

 

Dolores O’Riordan, cantante, teclista y guitarrista de la banda The Cranberries. - FERRAN SENDRA

REDACCIÓN
16/01/2018

La inconfundible voz de Dolores O’Riordan, cantante de The Cranberries, se apagó ayer a los 46 años. La artista irlandesa murió «súbitamente» en Londres donde se encontraba haciendo «una breve sesión de grabación», según señaló en un comunicado la banda. Un portavoz de la policía londinense confirmó a Efe que había recibido una llamada a las nueve de la mañana para acudir a un hotel de Park Lane, en el área londinense de Westminster, donde después se certificó la defunción de la vocalista.

Icono y autora de la banda sonora de una generación, era la líder del grupo irlandés de rock The Cranberries, que se hizo mundialmente famoso en la década de los 90. «Los miembros de su familia están desolados y piden privacidad en este momento tan difícil», añadía la nota de la formación, que señalaba que por ahora se desconocían las causas de la muerte de O’Riordan.

Nacida en la pequeña localidad de Ballybricken, próxima a la ciudad de Limerick (sudoeste de Irlanda), Dolores Mary Eileen O’Riordan destacó muy pronto por su capacidad como cantante para modular sus cuerdas vocales y alternar graves y agudos, en un estilo tradicional irlandés que ella acopló con éxito al pop/rock/grunge de The Cranberries.

En Limerick City, O’Riordan conoció a finales de la década de los años 80 a los otros tres músicos del grupo, el guitarrista Noel Hogan, el bajista Mike Hogan y al batería Fegal Lawler. La banda, que el año que viene cumple 30 años de su nacimiento, es el segundo grupo irlandes más vendido después de U2.

Después de unos comienzos frustrantes, la banda y la voz de O’Riordan, también teclista y guitarrista, llegó a cautivar a millones de personas en los años 90, década en la que publicaron sus legendarios discos Everybody else is doing it, so why can’t we? (1993) y No need to argue (1994). Gracias a canciones como Zombie, Dreams y Linger, al cuarteto se le calculan unas ventas de más de 40 millones de copias en todo el mundo de sus seis discos de estudio.

The Cranberries anunció su separación en el 2002, aunque sus caminos volvieron a juntarse años después. Durante este parón, O’Riordan hizo carrera en solitario, publicando dos discos, Are you listenning (2007) y No baggage (2009). No obstante, los cuatro integrantes de The Cranberries se volvieron a reunir en el 2010 para una gira por Estados Unidos y Europa, y dos años después publicaron su sexto álbum de estudio, Roses. Después de aquella gira, Dolores O’Riordan emprendió acciones legales contra Noel Hogan, guitarrista y coautor de la mayoría de canciones de la banda irlandesa. Tras superar las diferencias que los llevaron a los tribunales, The Cranberries se reunieron de nuevo para una gira que empezó en Polonia en junio del 2016. Ese mismo año, O’Riordan publicó un nuevo disco junto al bajista de The Smiths, Andy Rourke, con una nueva banda llamada D.A.R.K..

Fuera de los escenarios, en el 2016 fue noticia por unos hechos ocurridos dos años atrás. O’Riordan, quien padecía un trastorno bipolar, fue condenada a pagar una multa de 6.000 euros por escupir y dar un cabezazo a un policía tras ser detenida por alterar el orden en un avión que cubría el trayecto entre Nueva York y la localidad irlandesa de Shannon en el 2014. El abogado de la cantante presentó en el juicio varios informes médicos que aseguraban que por aquella época sufría episodios de hipomanía, privación del sueño y paranoia, a raíz de la separación pocos meses de su marido, el exrepresentante de Duran Duran Don Burton, con quien tenía tres hijos.

El año pasado el grupo publicó el trabajo acústico Something Else, en el que revisaban temas de sus comienzos grabados con la Orquesta de Cámara Irlandesa e incluyeron tres canciones nuevas. Al comienzo de la gira europea del álbum, en mayo, The Cranberries se vio obligado a cancelar varios conciertos programados debido a los problemas de salud de O’Riordan.

Las 10 series del otoño

Separamos el grano de la paja entre la apabullante oferta de novedades y retornos para estos meses

Buscar tiempo en otra localidad