+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GUÍA DE VISIONADOS

Más buenas películas que (quizá) no sepas que puedes ver en Netflix

Una selección de pequeñas joyas semiescondidas en el avasallador catálogo de la plataforma

 

Susie Sánchez y Barbara lennie en La enfermedad del domingo. - NETFLIX

Juan Manuel Freire
17/02/2019

Todos hemos estado ahí. Enfrentados a la interfaz en constante despliegue de Netflix, a sus tráilers en 'autoplay' y sus atractivos pósters en miniatura. Sin guía y sin dirección, en crisis, casi paralizados por la variedad de opciones. Tratando de discernir qué conduce al sistema a recomendarte 'Hotel para perros'… "porque has visto 'Aniquilación'". Tienes dos horas de tu vida para invertir en algo decente, pero ya has invertido una de ellas solo en explorar la categoría 'Añadido recientemente'. Una hora te daría para un piloto, pero ya solo te faltaba empezar ahora con las series.

Netflix es mucho, para bien y para mal. Su motor vital es "tener algo para cada persona en cada momento", y cada persona es un mundo y a veces uno pasa por malos momentos que le impelen a ver cosas muy dudosas. La categoría 'Películas buenas' no existe por desgracia pero nosotros ya hemos lanzado varias listas con títulos que podrían figurar ahí. Debajo está la nueva, con un puñado de títulos añadidos (más o menos) recientemente y que pueden haber pasado desapercibidos, en algún caso porque ni siquiera desde Netflix se han promocionado excesivamente, aunque puedan ser títulos propios.  

Hay afán de diversidad en muchos sentidos. Algo que a menudo se infravalora de esta plataforma es cómo nos permite ver, más pronto que tarde (o quizá nunca), filmes de las partes más diversas del mundo, incluyendo favoritos de festivales importantes. En la selección encontrarán películas de la India, Indonesia o Islandia.

Casi todo son títulos recientes, pero también hay un emblemático drama afroamericano de los 90, 'Daughters of the dust', de Julie Dash, en su versión restaurada del 2016 (Netflix tiene sus oldies, pocos, pero los tiene). Pueden ver películas de pena (de la buena), de mamporros, de aventuras juveniles o polis muy reales. De imagen real o de animación sobrenatural. Y junto a todas estas rodajas de ficción, encontrarán también no ficción de ciencia ficción: 'Abducted in plain sight'.

Hay, como mínimo, lo que creemos una obra maestra pero tendrán que seguir leyendo para saber cuál es.

1. 'Abducted in plan sight', verdadera ciencia ficción
 

Vaya por delante que este documental 'true-crime' no es, en absoluto, ninguna obra de arte: su directora se limita a alternar las sempiternas cabezas parlantes y (pocas) fotografías con recreaciones en Super 8 que parecen obra inédita de Ed Wood Jr. Pero la historia, en fin, es otra historia. La crónica del doble secuestro de la futura actriz Jan Broberg por parte de un pedófilo incluye proposiciones indecentes (y no a la niña), alienígenas, la iglesia mormona, bandas de moteros… Uno se pasa los 91 minutos entre sobrecogido e incrédulo, sin acabar de dar crédito a sus ojos. 

2. 'Daughters of the dust', una perla histórica
 

Si por algo no destaca Netflix es por su colección de clásicos (DEP FilmStruck), pero a veces incorpora piezas antiguas y con valor histórico, como la colección 'Pioneros del cine afroamericano', con joyas fechadas entre 1915 y 1946. O la más reciente pero también histórica 'Daughters of the dust', primera película dirigida por una afroamericana que tuvo una distribución en toda regla en los cines de Estados Unidos. El poético drama de Julie Dash, inspiración clave del álbum visual 'Lemonade' de Beyoncé, sigue los movimientos de una familia gullah en sus preparativos para mudarse de una Sea Island al territorio continental.

3. 'La enfermedad del domingo', entre Almodóvar y Weir
 

La cuarta película de Ramón Salazar (director de 'Piedras') cosechó alabanzas de la crítica internacional a su paso por la Berlinale del 2018. Pero la pasión global no quedó ahí: este pasado enero, 'Variety' la destacó como segunda mejor película original de Netflix del 2018, solo por detrás de 'Roma'. Crítica y público siguen descubriendo los encantos turbios de este drama disfrazado de thriller, entre Almodóvar y Peter Weir, sobre el reencuentro de una madre (Susi Sánchez, recién premiada con el Goya por su interpretación) con la hija a la que abandonó tres décadas antes (Barbara Lennie). Deja su poso.

4. 'I kill giants', la fantasía contra el trauma
 

Basada en la novela gráfica de Joe Kelly y J. M. Ken Niimura, la ópera prima de Anders Walter cuenta la odisea de Barbara (Madison Wolfe, la niña de 'Expediente Warren: El caso Enfield'), preadolescente con tantos problemas en casa como fuera de ella, porque se ha decidido a plantar cara a gigantes y titanes que acechan en los alrededores. Prima hermana de 'Un monstruo viene a verme', nos recuerda el poder (también las limitaciones) de la fantasía a la hora de lidiar con traumas reales. Reflexiva, delicada, es la clase de película infantil-juvenil que apenas ya se hace.

5. 'The night comes for us', orgiástica ensalada de leches
 

El indonesio Timo Tjahjanto debió proponerse hacer la película de leches que acabara con todas las películas de leches. En 'The night comes for us', la trama es apenas una excusa para enlazar escenas de lucha de un cuarto de hora y 'set pieces' rocambolescas, todo ello dominado por la más extrema ultraviolencia. Una gozada, vamos. Del mismo director se puede ver 'Que el diablo te lleve', terror de brujería y posesión que no oculta sus referencias, de 'El exorcista' a 'Posesión infernal', pero se eleva por encima del simple pastiche gracias a una cámara de energía… diabólica.

6. 'Outside in', otra exhibición de Edie Falco
 

La directora Lynn Shelton ya no se basa tanto en la improvisación como en sus comienzos, pero todavía deja que los actores respiren y habiten sus personajes. En 'Outside in' es difícil encontrar un elemento emocional chirriante o apresurado, en parte porque Edie Falco es incapaz de algo así. La antigua Carmela Soprano se luce como la profesora en plena crisis conyugal que establece poco a poco, sin buscarlo en exceso, una intimidad con el antiguo alumno (Jay Duplass) al que ha ayudado a salir de un encarcelamiento injusto. Aviso para melómanos: la música es de Andrew Bird.

7. 'Soni', ser mujer y policía en Delhi
 

Presentado a concurso en Venecia, el primer largo de Ivan Ayr es un filme de polis como pocos se han visto: se sitúa en Delhi, sus protagonistas son mujeres y el principal crimen a resolver parece irresoluble. La policía Soni (Geetika Vidya Ohlyan) y su superior Kalpana (Saloni Batra) se abren paso como pueden en una sociedad regida por micro y macromachismos, en la que demasiados hombres no pierden oportunidad en hacer creer a las mujeres que sus vidas son intrascendentes. Filmada en tomas largas, sin efectismo pero sin compasión, 'Soni' ejerce un amargo embrujo.

8. 'Vida privada', la maestría sutil
 

Otra prueba de desigualdad de género: hasta once años ha costado a Tamara Jenkins, directora de (la excelente) 'La familia Savages', estrenar su siguiente película. Pero al menos así ha tenido tiempo de depurarla a fondo y convertirla en la obra maestra que es. Una que no se anuncia a voz en grito, sino con modos sutiles, desbordando inteligencia en cada decisión a todos los niveles. Esta comedia dramática sobre una pareja de mediana edad (Kathryn Hahn y Paul Giamatti, dos súper dos) y su lucha con los tratamientos de fertilidad merecía estar más presente en los últimos Oscar.

9. 'Wolf children', animación sobrenatural
 

Alucinante animación de 2012 del maestro japonés Mamoru Hosoda, este sí candidato al Oscar por 'Mirai, mi hermana pequeña'. Arrasó en festivales alrededor del mundo, incluyendo el de Sitges, del que salió con el premio a mejor película de Anima't. Elegante en su ejecución visual y con un sólido armazón dramático, explica la historia de una madre soltera que debe criar sola a sus dos hijos, que se llevan fatal… y encima son mitad lobo. Como en toda buena muestra de cultura nipona, el respeto por los mayores y la naturaleza está muy presente. Una lección de arte y de vida.

10. 'Y respiren normalmente', bella desolación nórdica
 

En esta película indie de Islandia (¿cuántas hemos podido ver fácilmente?), una madre de dicho país con problemas económicos y una refugiada de Guinea-Bissau cruzan sus vidas en circunstancias incómodas e inesperadas. Pequeños actos de amabilidad mutua amortiguan durante un tiempo la dureza de una realidad injusta. La trama del debut de Isold Uggadottir, premiado en los festivales de Sundance y Gotemburgo, puede abusar de las casualidades, pero las buenas interpretaciones logran paliar la incredulidad. Para creer un poco, durante algunos minutos, en el ser humano.