+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Javier Riba: "Para mí también es muy valiosa la opinión de los que no son expertos"

GUITARRISTA CLASICO

 

Javier Riba presentará su segundo disco el viernes. -

CARMEN LOZANO
13/02/2013

FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO CORDOBA, 1974.

TRAYECTORIA OCUPA UNA CATEDRA DE GUITARRA EN EL CONSERVATORIO SUPERIOR DE MUSICA DE CORDOBA Y ACABA DE SACAR SU SEGUNDO TRABAJO DISCOGRAFICO. ADEMAS DEL AMBITO PEDAGOGICO, SE DEDICA A LA INVESTIGACION.

Después de su acercamiento a Isaac Albéniz con La guitarra soñada , un disco con el que llegó a ser finalista en los premios Grammy, Javier Riba se adentra en su segundo trabajo, Aljibe de madera , en la figura de Andrés Segovia, ofreciendo de nuevo alicientes que hacen aún más bella esa música universal. El próximo viernes, los cordobeses tendrán la oportunidad de escuchar este nuevo disco en la Fundación Gala, después de que este guitarrista lo haya paseado, regado de aplausos, por muchas ciudades españolas.

--¿Qué tiene de especial Aljibe de Madera ?

--En ambos discos hago un trabajo de investigación sobre estos autores buscando valores añadidos. En este disco he querido acercarme a los inicios de Andrés Segovia, por lo que el repertorio son obras que varios autores le dedicaron a él cuando era joven, prendados por su arte. Algunas las estrenó y otras las guardó en su archivo y han permanecido inéditas hasta hace poco. En todo este material es en el que me he centrado para este trabajo.

--Otro aspecto original del disco es la guitarra que ha utilizado para su grabación.

--Así es. Se trata de una guitarra original de 1900, que fue construida por un guitarrero que se llamaba Vicente Arias, y da la casualidad de que la conoció y la utilizó Segovia.

--¿Suena de manera diferente su música al usar esa guitarra?

--Sí, porque los instrumentos evolucionan y las guitarras de finales del XIX y principios del XX, aunque de aspecto muy similar a las actuales, tienen una construcción que les da una sonoridad diferente, más dulce, más aterciopelada, que le va muy bien a ese tipo de música.

--¿Qué es lo que le atrae de estos autores?

--Una de mis pasiones es la música española de finales del XIX y principios del XX, que coincide con la figura de Albéniz y los inicios de Segovia.

--¿Es este un disco para entendidos?

--Comprar un disco hoy día es un milagro, si es de música clásica, doble milagro, y de guitarra, ni te digo. Por desgracia, este tipo de trabajos interesan a un grupo muy reducido y conocedor del tema. De todas formas, me he encontrado con gente en los recitales que no sabían muy bien a lo que iban y les ha gustado, y para mí también es muy valiosa la opinión de los que no son expertos porque he hecho este disco para todos.

--¿En qué consistirá su concierto el próximo viernes en la Fundación Gala?

--Voy a hacer el programa del disco y es un concierto muy especial porque es la primera vez que lo presento en Córdoba después de haberlo tocado en muchos sitios. Lo grabé en la Fundación Gala, me permitieron encerrarme allí, y he querido ofrecer este concierto en ese lugar para agradecerlo, en agradecimiento.

--¿Qué le debe la música nacionalista española a la guitarra?

--Mucho. La guitarra es uno de los patrimonios de la cultura española más importantes. De hecho, fuera de España la guitarra se conoce como guitarra española. La música nacionalista tenía presente la sonoridad y las características de la música para guitarra y es un elemento que distingue nuestra cultura musical.

--Hablando de interpretación, ¿qué momento está pasando la guitarra?

--Es un momento complicado. La guitarra es un instrumento muy versátil que ha encontrado su sitio en todos los estilos y en algunos goza de gran popularidad, pero en el terreno clásico vivimos una época de crisis, el público es muy endogámico y minoritario y se conforma con repertorios de entretenimiento. Creo que falta profesionalidad y seriedad.

--Córdoba es una ciudad que valora la guitarra, de hecho hay un festival que cada año se centra en este instrumento, pero los conciertos clásicos siguen siendo para minorías.

--Eso es así y creo que seguirá siéndolo, pero el festival no debe perder nunca sus señas de identidad, la guitarra flamenca y la clásica, independientemente de que se siga apostando por conciertos que conecten más con el público en general. Yo he tenido la suerte, que reconozco no es normal, de participar en un festival tan importante como este. La organización ha tenido siempre una especial sensibilidad hacia mi trabajo y he tenido la suerte de participar en él tanto como profesor como concertista.

--¿Cuáles son los principales inconvenientes de su profesión?

--Es muy difícil sobresalir en esta profesión porque tenemos un público minoritario y, además, no existe una infraestructura de festivales o programas en los que entre la guitarra clásica.