+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRITICA

Ingenio y vitalidad

 

Una imagen del montaje. - Foto:CORDOBA

JUAN ANTONIO DIAZ RECASENS
24/11/2015

'Las mil noches de Hortensia Romero'

Compañía: La Torrent.

Autor: Fernando Quiñones.

Dirección: Estrella Távora.

Lleno total en la sala Polifemo del Teatro Góngora para asistir a la representación de Las mil noches de Hortensia Romero , dentro del ciclo de teatro Off Topic. La puesta en escena no esconde nada. Tres elementos sobre la escena: una silla, una mesita donde dejar el whisky y una cama que la actriz pasea por el escenario como una pizarra donde contar su historia. La historia de una mujer, Hortensia Romero Vallejo, malagueña, que se presenta con nombre y apellidos desde el primer momento a través de una proyección sobre los cortinajes del dosel de la cama y que prepara al espectador para todo lo que va a venir después.

Magnífica la versión que de la novela de Fernando Quiñones hacen Montse Torrent y Estrella Távora. Esta última se encarga también de sujetar, mediante una muy medida dirección, al animal escénico que demuestra ser Montse. Lo hace incorporando a una Hortensia que no reniega de su profesión, puta, ni de sus 54 años de edad. Construye un personaje versátil y valiente, desbordante de vitalidad, feroz en algunos momentos y tierno en otros, descarnada por todo lo que le ha tocado vivir, pero que no reniega de ello. El público asiste fascinado a toda la sucesión de preguntas sin respuesta, a las anécdotas que Hortensia cuenta con este humor fino de la tierra gaditana de Quiñones, punzante en ocasiones, pero sabio en los labios de una Montse Torrent llena de verdad y cargada de pasión que transmite con naturalidad en esta majestuosa interpretación de un personaje a través de situaciones descabelladas, con gracia y, sobre todo disparatadas, en las que se permite una especie de crítica social en clave de humor donde mezcla a los clientes de la prostituta de Las mil noches de Hortensia Romero con la propia visión del amor del personaje-mujer.

Monólogo tragicómico lleno de vitalidad e ingenio que recibimos como un regalo de esta Montse Torrent, que admite el apelativo de "cómica" como título nobiliario.