+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN ESCENA / ‘COMO HACE 3.000 AÑOS’

Dos grandes intérpretes

 

Héctor Alterio, sobre las tablas del Teatro Góngora. - MANUEL MURILLO

Juan Antonio Díaz
14/10/2018

Obra: Como hace 3000 años.
Texto: Poesía de León Felipe, Esteban Agüero o Pablo Neruda.
Música: José Luis Merlín.
Intérpretes: Voz de Héctor Alterio y José Luis Merlín a la guitarra.
Lugar: Teatro Góngora, 12/10/2018.

Sobre el escenario del Góngora, una silla, un atril, una mesita con agua y dos grandes intérpretes. Dos artistas argentinos que inundan de sonidos el teatro: uno, Alterio, con su voz; el otro, Merlín, con su guitarra para regalar al público el espectáculo Como hace 3.000 años.

Alterio ya explica que este título le viene dado desde que Homero quería hacer llegar sus poemas a todo el mundo, que la gente disfrutara con la poesía. 3.000 años después, Héctor y su compañero guitarrista tienen la fantasía de que ese hecho del interés por la poesía se vuelva a producir.

El actor no ha ocultado nunca su pasión por León Felipe, poeta maldito, venerado y olvidado y en sus textos basa casi todo el espectáculo al que acompañan también textos de Antonio Esteban Agüero y de Pablo Neruda. Es muy cercana al público la fórmula de lectura e interpretación de estos textos. Aleja la sensación del encorsetamiento de la memorización. Parece que el actor lea los versos al igual que podemos hacerlo cualquiera de nosotros en nuestro sillón favorito y, de esta forma, la palabra fluye con facilidad y se queda dentro de nosotros.

La magnífica voz de Alterio llena de matices cada frase, cada verso, cada estrofa y, en este caso, lo hace acompañada por las notas preciosas de la guitarra de José Luis Merlín, compositor bonaerense que en este fondo musical hace guiños al folclore sudamericano sin renunciar a los clásicos. Es fácil reconocer obras de Turina, Tárrega o Rodrigo.

Un espectáculo que arranca merecidamente el aplauso de los espectadores, tanto por los versos perfectamente recitados como por los solos de guitarra que incluyen obras propias del espléndido concertista y compositor, que junto a Héctor Alterio ofrecieron el regalo al público de Como hace 3.000 años.