+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRITICA.

Deslumbrante recital del Dúo Del Valle

 

ANGEL CORDOBAANGEL CORDOBA 14/11/2010

Ciclo: Novena edición del Festival de Piano Rafael Orozco, organizado por la Delegación de Cultura del Ayuntamiento.

Artistas: Dúo del Valle (dos pianos).

Lugar: Auditorio del Conservatorio Superior de Música de Córdoba.

Brillante arranque del 9º Festival de Piano Rafael Orozco, que organiza la delegación de Cultura del Ayuntamiento. El Dúo Del Valle ofreció en el Conservatorio Superior de Música un deslumbrante recital con obras para piano a cuatro manos y dos pianos. Víctor y Luis del Valle forman el mejor dúo de esta especialidad y recogen el testigo de esa pareja de pianistas magníficos que fueron el desaparecido Jacinto Matute y Mariles Rentería, de los más grandes intérpretes que ha dado España. Además, con su actuación del viernes, el festival incorporaba a su programación este género, presente en el repertorio desde Mozart a Lutoslawski.

En alguna ocasión hemos asistido a recitales de piano a cuatro manos, pero nunca de dos pianos, seguramente por la dificultad de contar con dos instrumentos de alta gama --razón ésta que condiciona severamente-- además que proliferen este tipo de dúos.

Pero los pianistas malagueños, salidos de esa factoría de grandes talentos que es la Escuela Superior de Música Reina Sofía de Madrid, hace tiempo ya que se han consolidado como uno de los mejores dúos de piano de Europa; y los numerosos premios obtenidos así lo avalan. Por lo que resulta lógico que congregaran a numeroso público en la que fue su presentación en Córdoba. Un debut triunfante, con un programa que incluía obras de Mozart, Falla, Corigliano y Gerswhin, para regalar como bis una deliciosa pieza a cuatro manos de Bizet. Todo ello traducido con un pianismo de altura, virtuoso cuando lo requiere la partitura y expresivo en todo momento, consistente en la construcción de las obras, con una amplia gama de sonoridades y una compenetración total.

Si difícil es cohesionar instrumentos de distinto timbre (esencia de la música de cámara), más todavía lo es cuando son del mismo; en este caso, para crear la ilusión de un solo instrumento amplificado a proporciones casi orquestales.

Sin duda, un logro que el Dúo Del Valle tiene en su haber, y que le sirve de punto de partida para las excelentes interpretaciones que ofrece.