+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CENTRO DE CREACIÓN CONTEMPORÁNEA DE CÓRDOBA

El C3A expone la obra de sus artistas residentes

Sin un hilo conductor definido, la muestra destaca la "singularidad" de cada uno de los autores

 

Los artistas residentes, esta mañana. - FRANCISCO GONZÁLEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
12/12/2019

Más fotos

El C3A expone la obra de sus artistas residentes.

Ver galería completa

El C3A expone la obra de sus artistas residentes.

Ver galería completa

El C3A expone la obra de sus artistas residentes.

Ver galería completa

El Centro de Creación Contemporánea de Córdoba ha inaugurado este jueves la exposición Beltrán, Chanivet, De la Cruz, Del Castillo, Montesinos, Ramírez que muestra una selección de las obras creadas por este grupo de residentes durante seis meses de investigación y trabajo en el C3A. La exposición, que se podrá ver hasta el próximo 2 de febrero, no presenta un hilo conductor, salvo algunas conexiones puntuales, porque lo que pretende, según el comisario de la misma, Javier Sánchez, es "subrayar las singularidades de cada uno de los integrantes".

El arte contemporáneo se expande así por los cuatro estudios, iluminados por grandes ventanales, donde los artistas han estado trabajando, convertidos para la ocasión en galerías de arte que abarcan todo tipo de disciplinas, mezcladas en las manos de los artistas como ocurre siempre al aterrizar en los formatos contemporáneos. "Estas residencias nacieron de la selección de artistas más o menos conocidos a los que queríamos dejar trabajar en proyectos intelectuales", explica Sánchez, que destaca la interacción que se ha producido durante el periodo de trabajo entre las obras de unos artistas y otros. Así, dos de los autores trabajan en torno al concepto del horror. Cristina Ramírez crea, según el comisario, "obras plásticas utilizando el mar como elemento hostil con elementos geométricos que construyen el ser enigmático que representa el horror". Su obra recibe al visitante en una sala en la que también se pueden ver las primeras lámparas de Paco Chanivet, un artista sevillano que ciega la iluminación de la sala con espirales y vórtices que crean un diálogo con la obra de Ramírez, completada por algunas representaciones cerámicas también de Chanivet que proponen seres híbridos que representan tumores inspirados también en el horror. Sus protuberancias infecciosas recorren la muestra de un extremo al otro, combinadas aunque tienen el punto álgido en el tercer estudio, donde presenta a una serie de pájaros mutantes muertos realizados en plastilina y que se supone que caen tras chocar con los cristales del C3A.

En la segunda sala, Enrique del Castillo y Marta Beltrán establecen una relación en torno al mundo del cine y del celuloide. Mientras Enrique del Castillo expone el resultado de su investigación que le ha permitido transformar la luz en sonido con proyectores antiguos que, tras ser manipulados, generan un sonido diferente, Beltrán se enfoca en la representación de la mujer en la cultura contemporánea valiéndose de imágenes del cine y fotografías. 

Por último, Paloma de la Cruz y Antonio Montesinos comparten espacio. Mientras ella se centra en la escultura cerámica en torno a dos temas, la higiene corporal y la ropa íntima femenina, y deja volar su imaginación para construir perímetros de bidets con los que juega para crear formas decoradas con motivos lenceros, él ha construido maceteros hexagonales inspirados en la arquitectura de Voronoi del C3A en las que habitan plantas regadas por un sistema por goteo. La idea, según el comisario, es crear un espacio arquitectónico a partir de la idea del cuidado de un ser vivo. 

El resultado de la exposición es un recorrido entre el horror, el cine y la vida íntima y pública que permite reflexionar en torno a las cuestiones que inspiran el arte contemporáneo y cómo los jóvenes creadores abordan una realidad llena de incertidumbre. Los participantes han coincidido en la complejidad a la que se enfrentan los autores contemporáneos para vender su obra en un contexto de "desierto" de galerías, crítica y coleccionistas que les obliga a compaginar el amor al arte con la búsqueda de ingresos por otras vías, ya que "vivir de la venta de obra es prácticamente imposible".

Performance esta tarde

El proyecto presentado en el C3A se completará esta tarde con una performance a cargo de Enrique del Castillo, a las 20.30 horas, que presenta en un formato de laboratorio el resultado de la investigación que ha realizado en el campo del sonido, empleando la lectura óptica analógica aplicada al celuloide con el fin de convertir la luz en sonido. Para ello, ha diseñado varios aparatos, desarrollados a partir de proyectores, con los que crea piezas sonoras de múltiples registros tímbricos, armónicos y texturales.

Temas relacionados
 
 
NUEVO SERVICIO PARA LOS LECTORES

Únete al canal de Telegram de Diario CÓRDOBA y entérate de la actualidad antes que nadie

Este sistema gratuito de notificaciones se suma a la difusión de información en las redes sociales de Diario CÓRDOBA ...

Suplemento cultural en versión PDF ...

    Buscar tiempo en otra localidad