+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Festival de la Guitarra

Bryan Ferry repasa su historia y la de Roxy Music sin despeinarse

Sara Tavares y su banda deleita al público con un sonido de alta calidad. La música country ‘made in Spain’ de Nat Simons se encargó de la apertura

 

Bryan Ferry, ayer, en el Festival de la Guitarra. - SÁNCHEZ MORENO / MANUEL MURILLO

La madrileña Nat Simons actuó como telonera de Ferry. - SÁNCHEZ MORENO / MANUEL MURILLO

Bryan Ferry protagonizó anoche uno de los conciertos más atípicos de la historia del Festival de la Guitarra de Córdoba. El músico británico, icono estilista del pop rock de todos los tiempos, recaló en el escenario del Teatro de la Axerquía para repasar su carrera a través de una veintena larga de canciones, la mitad de ellas composiciones de Roxy Music, su vieja gran banda. Ante una audiencia entregada de antemano y que rozó los tres cuartos de entrada, Ferry, que cumplirá 73 años en septiembre, dio un recital de sí mismo desde la primera canción, The Main Thing, unos de los singles de Avalon, álbum fetiche de la banda que alcanzó el triple platino y clásico de la década de los ochenta, hasta el final cuando interpretó antes de los bises Virginia Plain, el primer éxito de Roxy Music en 1972. La banda estaba liderada entonces por el cantante junto a Brian Eno y otros nombres históricos de la escena musical británica como Phil Manzanera y Andy Mckay.

Demostrando que la elegancia con la que siempre se distinguió es un don que mejora a los mejores con los años, impecables su aspecto y su célebre contoneo controlado, Ferry también se sentó frente a los teclados para interpretar gran parte del set, entre ellos temas tan reconocibles como More than this, cantada con el aire inconfundible de David Bowie, compañero generacional, o Avalón. El artista dominó la escena junto a una banda excepcional y unas cantantes coristas que arroparon cuidadosamente su voz, que pasó también por otras canciones irremisiblemente unidas a su identidad estética y musical como Slave to love, de la banda sonora de la no menos célebre película Nueve semanas y media o la versión de Jealous guy de John Lennon. Previamente, abrió el concierto la madrileña Nat Simmons, cantante, guitarrista y compositora de música country moderna y espíritu dylaniano, oportuna y feliz coincidencia con una de las grandes referencias del propio Bryan Ferry.

Por su parte, la cantautora, guitarrista, pianista y percusionista portuguesa Sara Tavares deleitó al público en el Teatro Góngora con un concierto en el que presentó su último trabajo, Fitxadu, que destacó por la calidad de la interpretación. Tavares estuvo acompañada por Ivo Costa (batería), Rolando Semedo (guitarra acústca), Ivo Gomes (guitarra eléctrica), Pity (bajo) y Jooo Gomes (teclados).

Temas relacionados