+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NARRATIVA

Literatura del cambio

Eladio Osuna regresa al territorio de la memoria de los años 60 y 70

 

Eladio Osuna. - CÓRDOBA

Literatura del cambio - CÓRDOBA

Francisco Gálvez Francisco Gálvez
12/01/2019

Cada vez son más los escritores que deciden olvidarse de las editoriales y publicar sus obras literarias en Amazon, y no es la primera vez que en este universo inmenso nos encontramos con autores insospechados y con una escritura insólita, sin contaminar y en los márgenes del mundo literario. Como nos dice Carlos Alberto Gamissans en la revista Pliego Suelto: «Amazon es una jungla de libros donde coexisten miles de especies incorpóreas. La versión digital del ilustrísimo Don Quijote de la Mancha –que puede descargarse gratis– aparece al lado de Cincuenta sombras de Grey. Pero no sólo cohabitan clásicos y superventas. Además existe un grupo de autores independientes que publican de manera autónoma y tratan de abrirse camino, machete en mano y a pecho descubierto». Algunos han dado el aldabonazo y salto literario desde esta plataforma.

Y entre las entretelas de Amazon, en este grupo de escritores independientes nos encontramos con Eladio Osuna (Nueva Carteya, 1949), profesor, periodista, fotógrafo y escritor de novelas y cuentos. Hasta el presente ha publicado tres novelas, Desmemorias de campiña (2015), El marqués de Louriño (2015), La estanquera del Maquis (2016), y su última obra, hasta la fecha, y la que suscitan estas líneas, con un título más que sugerente y de doble significado: Cuentos del cambio (2018).

El libro se divide en cuatro partes: «Cuentos de Ciudad Jardín», «Cuentos de la Dictadura», «Cuentos de la Victoria» y «Otros cuentos». La contraportada nos dice: «Cuentos que llevan años esperando salir, para superar una etapa bien ganada al protagonismo por otros, pero que precisa del testimonio de la gente corriente, los que no fuimos a Suresnes, pero que también participamos». Estas palabras dan fe de una gran mayoría que vivió y luchó como aquellos otros que sacaron la cabeza de manera más visible. En el prólogo, el autor nos dice: «El cuento capta la frugalidad de una historia que en sí misma, empieza y acaba en él. Lo demás, como siempre, es fruto de la imaginación del lector. Me aburren los cuentos con pretensiones intelectuales, los cuentos que tratan de ser trascendentales, los cuentos complicados que hay que descifrar como una novela de misterio. Me inclino por el cuento fugaz que capta una de las miles, millones, escenas cotidianas que nos rodean, o la anécdota breve que no por efímera debe perderse».

Cuentos del cambio se sitúa en el territorio de la memoria de los años 60 y 70, un periodo inmediatamente anterior a la transición. No es una obra geográficamente parcial y tampoco con sentido de periferia, son hechos y vivencias que se dieron y vivieron simultáneamente en cualquier parte de nuestro país, entonces despertando a otras y próximas experiencias sociales, políticas y culturales, también muy igual en costumbres y maneras, cuando otro tiempo se abría desde un país cerrado a cal y canto, hacia un futuro incierto pero ilusionante que se vislumbraba.

Sus cuatro secuencias o partes se componen cada una de ellas de varios relatos conexionados bajo su título correspondiente, y conlleva varios escenarios, lugares y episodios comunes, la ciudad, un tiempo de vericuetos y sensaciones históricas, biografía de una juventud vivida con ilusión y esperanza, caminos por tomar cuando todo estaba por hacer, hechos y costumbres de entonces, sucesos, pandillas, bailes, la urbanidad por las aceras, algún asesinato, el partido de fútbol en campos provisionales, pinceladas de la dictadura y otros.

En la primera parte destacan «Café Express», «La lechera prodigiosa», «La espada del más valiente capitán del barrio» y «El muestrario». En la segunda, «Cuentos de la dictadura». El autor, a modo de semblanza, nos dice: «Me había criado al regazo de la educación más o menos oficial, en una familia en la que en la Guerra del 36 habían tenido dos muertos, uno por parte de padre y otro por parte de madre. Así que la consigna estaba clara: No meterse en líos. El trabajar en unos periódicos progres supuso el descubrimiento de otro mundo, el no oficial y patriotero», y brillan más los relatos «Operación Plus Ultra», «Pisadas en la noche», «El señor Ruiz», «Certificado de adhesión al Movimiento» y «Certificado de buena conducta del párroco». En el tercera, «Cuentos de la Victoria», se reflejan aspectos cuanto menos pintorescos. Sobresalen «El paseo», «El café con moscas» y «Menú del día». Y en la cuarta, «Otros cuentos», se trata quizás de textos con más pretensiones sociológicas y políticas, destacando «Benito», «Copas y copas» y «Palmera en tres tiempos». Diversos y distintos pasajes se entrecruzan y coexisten de época y tiempo, también examen en la distancia de un entorno, de lo que fuimos y vivimos.

‘Cuentos del cambio’. Autor: Eladio Osuna. Edita: Amazon, 2018.