+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Imágenes claras

 

Roberto Ruiz de Huydobro
15/12/2012

Nikolái Gumiliov (1886-1921) fundó en 1911, junto con Serguéi Gorodetski, el Gremio de Poetas, un taller de poesía en torno al que se articuló el acmeísmo, un movimiento poético surgido como superación del simbolismo. Las bases de esta corriente fueron la sobriedad, la atención a la realidad y la concepción de la poesía como un oficio, no como una mera inspiración. A dicho movimiento pertenecieron también, entre otros, Anna Ajmátova y Osip Mandelshtam.

Gumiliov publicó su primer poemario con 19 años: El camino de los conquistadores (1905), en el que aparece su gusto por la aventura y el exotismo. En 1906 viajó a París y, en 1907, al continente africano, por el que sentía fascinación. En su segundo poemario, Flores románticas (1908), Africa está muy presente.

Volvió a viajar a Africa en 1910. Ese año publicó su tercer volumen de poesía, Las perlas. Su siguiente poemario fue Cielo ajeno (1912). En 1913 viajó otra vez a Africa. Su quinto poemario fue El carcaj (1916). En 1917 viajó a Londres y a París. Atraído por la poesía de China, realizó traducciones de poetas de ese país. En 1918 publicó un nuevo poemario: La hoguera .

En 1921 Gumiliov fue fusilado tras considerársele culpable de pertenecer a una organización que conspiraba contra el gobierno soviético (su rehabilitación no llegó hasta 1992). El mismo año de su muerte prematura y trágica se publicó el poemario que probablemente es la cima de su obra poética: Columna de fuego .

El tranvía extraviado , uno de los mejores poemas que forman parte de Columna de fuego , contiene la imagen de la muerte presentida de sí mismo: "Un cartel... con una escritura sangrienta / que reza: 'verduras'; pero sé de cierto / que no sólo nabos están aquí en venta, / se trata, más bien, de cabezas de muerto. // En camisa roja, con cara de ubre, / rebana también mi cabeza el verdugo / y en un cajón grande la arroja; y la cubre / con otras cabezas que rezuman jugo".

La obra poética de Gumiliov es audaz y vigorosa y está llena de imágenes claras. Las dos antologías suyas publicadas recientemente (por Reino de Cordelia y por Linteo, respectivamente) tendrían que contribuir, con justicia, a hacer más visible en España a uno de los autores más importantes de la poesía rusa.

'El tranvía extraviado'. Autor: Nikolái Gumiliov. Edita: Linteo.

Ourense, 2012

'El Diablo Listo y Otros Poemas'. Autor: Nikolay Gumiliov. Edita: Reino de Cordelia.

Madrid, 2012