+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

AYUNTAMIENTO

Desescalada en Córdoba: el plan de choque municipal contempla medidas por valor de 100 millones

Ayudas específicas para los afectados por la crisis, la congelación de tributos, la devolución de tasas a sectores que han estado parados, subvenciones de distinto tipo y obra pública, entre las medidas

 

La devolución de tasas por veladores es una medida que se contempla. - CÓRDOBA

Isabel Leña Isabel Leña
19/05/2020

¿Cuál es el contenido del plan de choque en el que trabaja el gobierno local para hacer frente a la crisis por el coronavirus? El documento, que aún está en fase de borrador pero que está prácticamente cerrado, contempla medio centenar de medidas por valor de unos 100 millones de euros, según ha asegurado el alcalde, José María Bellido, en un encuentro organizado por la cadena Ser con varios regidores andaluces. Bellido ha calificado el plan que “se pondrá en carga en los próximos meses” como “ambicioso” y ha explicado que de esos 100 millones, 20 millones serán de financiación nueva.

[Sigue aquí en directo las últimas noticias sobre el coronavirus en Córdoba]

El documento, consensuado ya con los agentes económicos y sociales -excepto con UGT, que no ha asistido a las dos últimas reuniones al considerar rota la concertación social-, está siendo evaluado este martes por los grupos municipales para su concreción definitiva en caso de que hagan nuevas aportaciones (que ya plantearon hace unos días) y que sean aceptadas. Mañana, miércoles, hay prevista una nueva reunión sobre el plan. El equipo de gobierno se ha reunido también con el Consejo del Movimiento Ciudadano para abordar sus propuestas.

El borrador en el que se trabaja este martes, al que ha tenido acceso este periódico, plasma una cantidad superior a los 87 millones de euros y deja claro que la inversión está condicionada a poder disponer de la totalidad del superávit municipal, como pide el Ayuntamiento al Gobierno. Es más, hay muchas partidas en las que se deja constancia de que pueden ser superiores si se puede manejar ese superávit, que en el 2019 fue de 22 millones de euros. Dentro del plan hay también propuestas que ya están incluidas en los presupuestos municipales del 2020. El plan contará finalmente con cuatro ejes, de los que dos ya fueron presentados por el alcalde, el sanitario y el social

Congelación de tributos, devolución de tasas y ayudas

El plan contempla de forma clara, en el segundo de los ejes en los que se divide, el relativo al empleo, y dentro de las acciones fiscales, la congelación de los tributos que gravan la actividad económica, ya rebajados en el 2020, y la introducción de bonificaciones ligadas al aumento del empleo y a la captación de inversiones, lo que tendrá un impacto estimado de 4 millones en las arcas municipales. Asimismo, prevé la devolución de tasas o rebajas de canon por servicios no prestados por el Ayuntamiento durante el estado de alarma o por actividades que no se han podido realizar. Esto afecta a veladores, puestos de caracoles, basura, Mercacórdoba, instalaciones deportivas o comercio ambulante, lo que tendrá un impacto de 2 millones. El Ayuntamiento ampliará el plan tributario personalizado para flexibilizar el calendario fiscal, medida cuyo efecto se calcula en 70 millones.

El eje relativo al empleo alude a planes específicos para sectores que se han visto más afectados por la crisis como el comercio, la hostelería, el turismo y el transporte, así como para desempleados, para los que se incorporen al mercado por primera vez, para mayores de 50 años, para discapacitados o para inmigrantes. Para ello, prevé un plan para los jóvenes (400.000 euros) y el incremento de las ayudas del Imdeec al mantenimiento del empleo (275.000). En este sentido, habrá una línea de subvenciones para empresas que han realizado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que no sean de fuerza mayor, y que se comprometan a mantener el mismo número de trabajadores que tenían, garantizando su reincorporación en seis meses. Esa línea tendrá dos modalidades, una para micropymes y empresas de economía social y otra para el resto.

El plan de choque contempla también ayudas para autónomos, microempresas, pymes y empresas de economía social afectadas por la crisis sanitaria (896.000 euros para este año y 770.636, en el 2021), entre ellas, las específicas para el alquiler de sus locales. La comisión de seguimiento, en la que participarán agentes sociales y económicos, evaluará su aplicación. El plan incluye también penalizaciones en la concesión de ayudas a empresas que aplican ERTE por fuerza mayor en las que sus trabajadores no se reincorporen tras el estado de alarma en las mismas condiciones laborales que tenían antes de la pandemia.

Otras medidas son las de los incentivos a la contratación (275.000), sobre todo, la de colectivos desfavorecidos y a tiempo completo; campañas para fomentar el consumo en comercios (40.000); convenios con Hostecor, Comercio Córdoba, Aehcor y asociaciones de Agencias de Viajes y Organizadores de Congresos; la reactivación de las obras públicas menores favoreciendo la incorporación de desempleados;  la formación, para la que habrá un millón de euros; la creación de un observatorio junto a los colegios profesionales; y la necesidad de estudiar un bono para el comercio local (un millón).

Apoyo a Rabanales 21 y más obra pública

El eje tres, el de la reactivación económica, incluye la elaboración del plan estratégico para la ciudad (100.000 euros) y la apuesta por Rabanales 21, impulsando la incubadora de empresas Biotech y proyectos en el sector de la salud de colaboración público-privada. El plan defiende la creación de un clúster con el Imibic, con empresas biosanitarias y tecnológicas, con universidades y con hospitales, con 2,4 millones de presupuesto. El sector agroindustrial también tiene cabida (150.000) en este eje, en el que se incluye un plan de choque para el comercio con ayudas para la transformación digital por 100.000 euros o planes de dinamización de los centros comerciales abiertos por 25.000 euros.

La obra pública contará con su propio plan de choque, que contempla la agilización de proyectos, sobre todo intervenciones menores. Dentro del mismo, la idea es poner en carga 10 millones de remanentes de ejercicios anteriores para inversión; ejecutar los proyectos Edusi (18 millones), que contarán con una oficina especial de contratación; culminar las obras ya empezadas de climatización de colegios (9,8 millones); realizar la instalación de ascensores y rehabilitación de viviendas (1,2 millones); y firmar de forma inmediata los préstamos para ejecutar las obras contempladas en el presupuesto de este año por valor de 21 millones. El inicio de las obras del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones (CEFC), pendientes de adjudicación, también se incluye (14 millones).

Este eje incorpora también la agilización de trámites urbanísticos para la apertura de establecimientos en la ciudad y para las concesiones de suelo, así como facilitar suelo comercial a autónomos y pymes y estrenar la oficina de atención al inversor (100.000).

El plan no olvida al sector logístico, con el impulso a actuaciones comenzadas, entre ellas, culminar el proceso para vender parcelas en el parque logístico y poner en carga nuevos suelos. Industria y joyería tienen también un apartado con medidas de apoyo.

Un plan de choque de recursos humanos con refuerzo de personal (2,1 millones), la creación de una agenda única de eventos en la ciudad con el Consejo del  Movimiento Ciudadano, donde cobre especial protagonismo la Navidad (800.000), y un plan de promoción turística (700.000) son otras medidas.

El tercer eje incluye también el fomento de la digitalización y la cultura (1,6 millones), líneas de liquidez para empresarios y autónomos para mantener empleos (150.000 euros) y un pacto por el sector público local (4 millones).

Ayudas específicas para los afectados por el coronavirus

El eje cuarto, el social, prevé aumentar las ayudas de emergencia hasta 1,7 millones y las familiares (hasta 700.000), cuyas bases serán reformadas para que una misma unidad pueda pedir más de una subvención con causa justificada y para aumentar el plazo de justificación. El reparto, como había planteado Vox, se hará en dos fases. Dentro de este apartado, el gobierno local considera necesario dotar de recursos a familias que no reciban ningún tipo de ingreso. En total, el presupuesto es de 3 millones. Las ayudas al alquiler también serán ampliadas hasta alcanzar los 1,2 millones y agilizadas y en ellas se priorizarán personas que han perdido el empleo por el coronavirus, familias monoparentales, víctimas de violencia y parados de larga duración sin subvenciones. Además, el Ayuntamiento se compromete a crear una línea de ayudas específica para los afectados por esta crisis para atender a personas que no tengan acceso a los requisitos actuales de los Servicios Sociales.

Este eje incorpora también la promoción de vivienda social, evitar desahucios y la puesta en marcha del plan de barrios vulnerables con la Universidad Loyola, centrado en Palmeras, Moreras y Guadalquivir. En el distrito Sur, la Normal de Magisterio, el campo de San Eulogio y el polideportivo de la Juventud serán los protagonistas.

La ampliación del bono social de Emacsa, con medidas para familias numerosas, con miembros en el paro, monoparentales y retornados sin ingresos, está prevista también (250.000). Además del aumento del personal de Servicios Sociales, el plan contempla la creación de una oficina especial por el Covid-19 (1,7 millones) y un programa de Sadeco para dar empleo a 130 personas.

Mamparas en autobuses y taxis

En cuanto al primer eje, el sanitario, incluye la compra de 330.000 mascarillas para adultos y niños (800.000 euros) para su envío a domicilio, el suministro de equipos de protección y la adaptación de los espacios de trabajo. Otra acción prevista es la colocación de mamparas en los autobuses (60.000 euros) y subvenciones a los taxis para que también las instalen (129.000).

El plan incorpora la dotación necesaria para que el CEFC acoja congresos y jornadas virtuales y contempla el aumento de la superficie dedicada a los veladores manteniendo el espacio peatonal adecuado y mientras dure la desescalada.

Habrá que esperar ahora para ver si finalmente queda así o es retocado por nuevas propuestas.

Temas relacionados