+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MONTILLA / LAS ACTUACIONES FUERON PARALIZADAS HACE DOS SEMANAS POR PROBLEMAS DE CIMENTACIÓN

Urbanismo retomará las obras de remodelación del muro del castillo

El Consistorio confía en abrir la Cuesta del Silencio antes de la Semana Santa. La inestabilidad del terreno obliga a la creación de unas tapias de contención

 

Unos plásticos cubren ahora una zanja abierta ante la fachada del antiguo parvulario de El Castillo. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

La Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Montilla retomará en los próximos días las obras de remodelación del muro junto al acceso del castillo, paralizadas hace dos semanas, tras detectarse la necesidad de modificar el proyecto con el objetivo de mejorar la cimentación del terreno. Con esta innovación, la empresa constructora reducirá los movimientos de tierra, a la vez que se asegurará la contención del suelo.

En declaraciones a CÓRDOBA, la teniente de alcalde de Urbanismo y Modelo de Ciudad, María Luisa Rodas, señaló que la paralización de la obra durante las dos últimas semanas ha respondido a un «cambio en el modelo constructivo del proyecto», si bien el resultado final de la actuación mantendrá la eliminación del antiguo muro que se derrumbó a finales de septiembre del 2014, para dar lugar a un sistema de terrazas ajardinadas a través de unos taludes en escollera.

«La modificación del proyecto se centra en el modelo de cimentación que, en vez de profundizar en el terreno, ha optado por la creación de unos muros de contención que, a su vez, serán recubiertos por la escollera», explicó la edil que, asimismo, puntualizó que la nueva solución constructiva permitirá finalizar la obra «de una manera más fácil, más cómoda y más rápida, manteniendo la seguridad de la intervención».

En este sentido, y ante la preocupación sobre la estabilidad del terreno mostrada por un grupo de padres cuyos hijos acuden a los centros educativos de la zona, Rodas hizo hincapié en que el nuevo modelo de cimentación supone un «avance» con respecto al proyecto inicial pues, además de limitar el movimiento de tierras al no ser necesaria la cimentación en profundidad, «permite la sujeción del terreno en un mayor grado».

Según apuntó la edil, una vez se retomen las obras, el calendario de trabajo prevé actuar con prioridad en el tramo del proyecto que afecta a la Cuesta del Silencio para reabrir esta calle al tránsito de personas en el menor tiempo posible y, con especial atención, de cara a la próxima Semana Santa, al tratarse de una zona por la que transitan dos hermandades de la localidad.

«Nuestro deseo hubiera sido realizar las obras en periodo no lectivo pero los plazos administrativos no nos han permitido contar antes con la financiación de la Diputación», explicó María Luisa Rodas, quien resaltó que con el objetivo de ofrecer la máxima seguridad, los operarios han establecido un doble vallado y se ha limitado temporalmente el tránsito de peatones.

Temas relacionados