+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LUCENA / el crimen del empresario conmocionó a la localidad

Sin pistas diez años después del asesinato de Antonio Chacón

La familia pide que se investiguen sus últimos negocios inmobiliarios

 

José Ángel Chacón, nieto del asesinado. - J.A.F.

Juan A. Fernández Juan A. Fernández
15/04/2019

Se han cumplido diez años ya del brutal crimen del empresario del mármol Antonio Chacón Montilla. El 13 de marzo del 2009 fue asesinado en Lucena el conocido empresario cuando tenía 85 años de edad. Sobreseído el caso por los juzgados de Lucena, la investigación se ha mantenido y, de hecho, sigue abierta por la Policía Nacional, aunque no se han podido descubrir pistas hasta el momento ni ADN del autor de un crimen que conmocionó profundamente a la sociedad lucentina. Se trata, sin duda, del asesinato que más ha impactado en la ciudad y es un caso que sigue sin tener visos de solucionarse.

Pese a todo, la familia de la víctima no pierde la esperanza en encontrar al autor y pide que no se olvide. Desde un principio se descartó el móvil del robo, dado que, al parecer, no se llevaron nada de la vivienda en la que se cometió el crimen, un piso situado en el céntrico pasaje de Juan Palma García. Su nieto José Ángel Chacón insiste y pide a la Policía que abra nuevas líneas de investigación sobre las últimos negocios inmobiliarios de su abuelo, ya que cree que podrían ofrecer datos para esclarecer el crimen.

Antonio Chacón había logrado reunir a lo largo de su vida un considerable patrimonio, fruto de muchos años de esfuerzo y dedicación empresarial, y dejó a sus hijos una de las más importantes firmas del sector del mármol en la comarca. Contaba con varias viviendas de su propiedad, así como cocheras, cuantiosas joyas y dinero en efectivo. Según trascendió en su día, tenía entablados varios pleitos con personas que le debían considerables cantidades de dinero desde hacía tiempo.

El cadáver de Antonio Chacón apareció en su cama con la boca tapada con un calcetín y múltiples signos de violencia, lo que provocó una gran consternación e incertidumbre acerca de las trágicas circunstancias de su muerte. A pesar de los problemas de visión que tenía, Antonio Chacón solía salir con frecuencia de casa y participaba en distintos juegos de azar en Lucena, por lo que era habitual que portara encima grandes cantidades de dinero en metálico.

Temas relacionados