+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

En la calle Mediabarba

Endesa vuelve a cortar la luz en varios pisos ocupados ilegalmente en Lucena

La Guardia Civil acompaña a los técnicos y practica varias identificaciones entre los habitantes de las viviendas

 

La Guardia Civil, esta mañana en la calle Mediabarba de Lucena. - J.A.F.

Juan A. Fernández Juan A. Fernández
23/10/2019

La compañía eléctrica Endesa ha vuelto a cortar la luz en varios pisos ocupados ilegalmente en la calle Mediabarba de Lucena.

La Guardia Civil ha acompañado a los técnicos de Endesa en la inspección de registros de luz, que ha  conllevado el consiguiente corte de suministro de energía por parte de la compañía en estas viviendas ocupadas ilegalmente. Destacar que en estos edificios se mantiene el estado de ocupación desde hace largo tiempo, y de manera reiterada se vienen llevando a cabo estos cortes de luz, sin que ello impida el que los ocupas vuelvan a enganchar los servicios tan pronto se alejan las fuerzas de seguridad. 

De manera puntual, por parte de los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad local y nacional se viene inspeccionando una decena de edificios y viviendas que están ocupadas ilegalmente en distintos puntos de la ciudad. Entre estos edificios están los de la calle Mediabarba, la barriada Virgen de Araceli, Pedro Izquierdo, Huertas, Santos Gil, edifico Metrópolis, barriada de Blas Infante, barriada de San Jorge, calle Mires y calle Curados, entre otras.

Los cuerpos de seguridad acompañan los trabajadores de estas compañías para comprobar el estado de los enganches de suministros y, en el caso de que no cumplan con la legalidad, proceden al corte de la luz y el agua. Aunque no se facilitan datos, en la calle Pedro Izquierdo se ha cortado el suministro a la totalidad de las viviendas que estaban conectadas con enganches ilegales, pero se vuelven a conectar de manera inmediata.

El alcalde, Juan Pérez, ha puesto de manifiesto en distintas ocasiones su "interés por subsanar este problema y resolver una situación complicada por carecerse de denuncias, al tratarse de viviendas de entidades financieras". Mientras tanto, el problema de la ocupación ilegal de viviendas mantiene en vilo a los vecinos de distintos puntos de la ciudad, que esperan una pronta solución.