+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPULLO SE REÚNE CON EL COMITÉ DE LA CENTRAL TÉRMICA DE PUENTE NUEVO

La Junta dice que el futuro del Guadiato pasa por dar una solución al déficit de suministro eléctrico

Los sindicatos CCOO y UGT piden un esfuerzo a las administraciones para que no se pierda empleo

 

Reunión de Antonio Repullo con el comité de empresa de Puente Nuevo. - CÓRDOBA

Redacción
05/12/2019

El delegado del Gobierno andaluz en Córdoba, Antonio Repullo, ha mantenido un encuentro con el comité de empresa de la central térmica de Puente Nuevo para abordar el futuro de la central y de sus trabajadores y ha señalado que "el empleo es prioridad, más aún en una comarca como el Guadiato, con un alto índice de desempleo y que está sufriendo ya la lacra de la despoblación".

En este sentido y según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado, Repullo ha explicado que "el futuro del Guadiato pasa por dar una solución definitiva al déficit de suministro eléctrico, por lo que es necesario un frente común de administraciones y agentes sociales".

"Por ello --ha proseguido--, hemos presentado al Gobierno central un proyecto de planificación de red de transporte de energía en Andalucía durante un encuentro mantenido entre el Ministerio de Transición Ecológica, Red Eléctrica Española y la Consejería de Hacienda, Industria, Energía y Minas".

Por su parte, el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Córdoba (UGT-FICA), Pedro Téllez, ha dicho que "este cierre tiene graves consecuencias, no solo laborales para los trabajadores de Viesgo, sino también sociales y económicas para la comarca del Guadiato, que ya fue castigada con el fin de la actividad minera".

Por este motivo, Téllez ha pedido "un esfuerzo a todas las instituciones, para conseguir que se mantenga la actividad energética, sin la cual es imposible que la zona se desarrolle y se propicie la llegada de nueva industria", reclamando también que en este proceso "no se cambien puestos de trabajo con calidad y bien remunerados por empleos precarios", defendiendo a la vez la "necesidad de crear oportunidades de futuro para los jóvenes de la zona, que sufre desde hace años un preocupante proceso de despoblación".

La secretaria general de CCOO Córdoba, Marina Borrego, por su lado, ha dicho entender que "hay que cambiar las fuentes de energía por otras menos contaminantes, pero las personas deben ser parte fundamental de la transición energética, que no puede hacerse a costa de puestos de trabajo". Por ello, ha pedido "ayudas para que la central térmica pueda llevar a cabo la transformación que le permita sustituir el carbón por biomasa como fuente de energía, para seguir generando electricidad".

En este sentido, Borrego aludido a "la repercusión que podría tener para el Guadiato el cierre de la central, no solo porque hay en riesgo 70 empleos directos y más de 150 de empresas auxiliares que trabajan directamente en la planta, a los que hay que sumar el empleo indirecto que la actividad genera en la zona, sino porque se perdería capacidad de suministro de la red eléctrica", lo que no favorecería "la instalación de industrias en la zona".