+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LUCENA / REUNIÓN DE COORDINACIÓN Para analizar la seguridad

El dispositivo de la aceituna se mantendrá hasta abril

Renovado un año más el servicio de vigilancia privada en el olivar

 

El alcalde, Juan Pérez, preside la reunión de coordinación. - CÓRDOBA

Juan A. Fernández Juan A. Fernández
06/12/2018

El Ayuntamiento de Lucena ha acogido la primera reunión de coordinación entre los responsables locales de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los representantes de las cooperativas olivareras a fin de poner en marcha el dispositivo de seguridad que, un año más, se mantendrá activo durante la campaña de recogida de la aceituna para evitar los robos en el extenso término municipal.

El dispositivo de seguridad tendrá como principal objetivo evitar los robos de aceitunas, de ahí que los cuerpos de seguridad reforzarán su presencia en el campo, prestarán especial vigilancia en las almazaras y puestos receptores de aceituna, además de controlar los transportes de aceituna, para lo cual el control de ciertos cruces de carreteras y diferentes puntos urbanos, tanto en Lucena como en las pedanías de Jauja y Las Navas del Selpillar, se ha establecido como prioridad.

La presencia de los agentes de Guardia Civil y su equipos Roca, Policía Nacional y Policía Local estará complementada por servicios de una nueva de seguridad privada con una aportación económica por parte de las propias cooperativas olivareras lucentinas, que la campaña pasada rondó los 90.000 euros. El Ayuntamiento de Lucena también colabora económicamente con este servicio extra de vigilancia con 12.000 euros, recogidos en el convenio que se firma con las entidades cooperativas.

La campaña de vigilancia privada se inicia con dos vehículos y su correspondientes equipos de vigilante que estará alerta durante las veinticuatro horas del día y en continuos recorridos, a lo largo y ancho de un término municipal que linda en parte con la provincia de Sevilla. A partir de enero se duplicará el número de vehículos y vigilantes, que patrullarán por los distintos caminos. Es entonces cuando la campaña se encuentra en su momento más álgido y se extrema la vigilancia pues otros años se ha observado un repunte de los robos. Por parte de los agricultores se teme no solo que se lleven la aceituna, fruto de todo un año de esfuerzo, sino que también se produzcan destrozos en los olivos.

Temas relacionados