+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Día de romería, piostros y toros de cuerda

Los vecinos de Pedroche, Carcabuey y Adamuz vivieron ayer la jornada mayor de sus fiestas patronales con actos en honor de la Virgen de Piedrasantas, María Santíma del Castillo y la Virgen del Sol, respectivamente

 

Día de romería, piostros y toros de cuerda -

CORRESPONSALES
08/09/2014

Durante el fin de semana se han desarrollado en los pueblos de la provincia numerosas celebraciones patronales y fiestas tradicionales que, en algunos casos, se prolongan hasta la jornada de hoy, día 8 de septiembre.

Así, en Pedroche, alrededor de 350 jinetes a caballo y unas 30 yuntas de mulas participaron ayer en la fiesta de los piostros con el traslado de la Virgen de Piedrasantas desde la parroquia de Pedroche y hasta su ermita. Centenares de personas disfrutaron de esta fiesta tradicional considerada como la mayor concentración equina de la provincia. El alcalde, Santiago Ruiz, destacó el incremento de las medidas de seguridad tras el fallecimiento el año pasado de un hombre de 43 años al caerse del caballo. Por eso ayer se contó con más efectivos de la Guardia Civil, se adelantó la salida de la comitiva a las 17.15 horas para volver a Pedroche aún con luz solar, se difundieron recomendaciones y se valló la Cuesta del Molar, por donde regresan a última hora los caballistas y se acumula cada año más público para verlos pasar. El Ayuntamiento depositó un ramo de flores y se guardó un minuto de silencio en el lugar donde ocurrió el accidente el año pasado.

Esta fiesta única está protagonizada por los piostros, cuya estampa típica es la de un trío de animales que encabeza el hombre que va a caballo al que le siguen el paje y la mujer, que forman una pareja y van en yunta de mulas. Primero el paje, que coloca sobre su mula una manta tradicional, hecha a mano por los pedrocheños, y después va la mujer en otra mula subida en una jamuga o en un silloncillo. La fiesta se inició con la recogida de su domicilio de Antonio Romero, que este año ejerce de mayordomo. A las 20.15 horas ya entraba la comitiva de caballistas de vuelta a Pedroche por la Cuesta del Molar. Hoy lunes por la mañana se reunirán de nuevo los Piostros en el domicilio del Mayordomo para recorrer las calles del pueblo y después dirigirse a la ermita, donde tendrán lugar los actos religiosos en honor de la patrona.

Por su parte, en Carcabuey, el toro de cuerda volvía a convertirse en el gran protagonista de la jornada con motivo de las cuatro sueltas celebradas en honor a la patrona de los carcabulenses, María Santísima del Castillo.

Como suele ser habitual, fueron muchos los visitantes que se acercaron hasta la localidad de la Subbética para asistir o participar directamente en este festejo popular, destacando en este sentido la presencia de alrededor de 150 integrantes de la peña Los Lunes del Toro de Cuerda, de Grazalema (Cádiz), así como medio centenar de miembros de la peña El Torico, de Chiva (Valencia), colectivos que se hermanaron con la Asociación Toro de Cuerda de Carcabuey, encargada de la organización del festejo, acto en el que se contó con la presencia de la presidenta de la Diputación y madrina del toro de cuerda, María Luisa Ceballos, así como la del alcalde carcabulense Antonio Osuna Ropero.

En lo que respecta al desarrollo del mismo, cabe reseñar que en las dos sueltas matinales tomaron parte los representantes de la delegación de Chiva, mientras que en las celebradas en horario vespertino hicieron lo propio los de Grazalema, mostrando cada uno de ellos las particularidades de sus respectivas localidades en lo que a la manera de correr los toros ensogados se refiere. Como en agosto, las reses que corrieron por las calles de Carcabuey pertenecían a la ganadería cordobesa de Madroñiz, dando los dos toros y dos vacas soltadas un gran juego ante los numerosos corredores y mozos de cuerda que tomaron parte en el festejo.

Por último, también ayer, se celebró en Adamuz la romería de la Virgen del Sol, patrona de la localidad. En un ambiente puramente festivo, los vecinos de este pueblo serrano le rindieron culto a su protectora en la ermita que lleva su nombre, en El Cerro. Los caballistas y los peroles entre familiares y amigos se convierten en un motivo de reencuentro en torno a la imagen más querida de la localidad. Tras la procesión de la imagen por el campo, hubo una misa en la ermita y luego un concurso de caballistas. Culminó la jornada con un día de convivencia entre amigos y familiares.