+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUCESO EN UNA FINCA ENTRE VILLARRUBIA Y ALMODOVAR

Un detenido por la muerte de un cazador

Ambos participaban en una cacería no autorizada

 

E.L.
15/06/2015

La Guardia Civil detuvo ayer a un hombre en relación con la muerte de un cazador de unos 48 años, que fue alcanzado por un disparo mientras ambos participaban en una cacería no autorizada.

El suceso ocurrió en la finca conocida como Aljarilla, entre la barriada cordobesa de Villarrubia y la localidad de Almodóvar del Río, aproximadamente a la altura del kilómetro 10 de la carretera Nacional 431 y en una vaguada cerca de un arroyuelo de difícil acceso a pie. Esto motivó que se tuviera que desplazar hasta el lugar de los hechos una dotación de los bomberos de Córdoba para rescatar el cadáver de la víctima.

La Guardia Civil, que investiga las circunstancias en las que se disparó el arma de fuego, estuvo hasta bien entrada la tarde practicando diligencias en la zona, aunque tampoco descarta que se tratara de un accidente. Así lo indicaba también en su llamada al centro coordinador de emergencias 112 el supuesto autor del disparo, quien al tiempo que avisaba de lo ocurrido indicaba que creía que la víctima se encontraba ya fallecida. Eran las doce del mediodía y hasta el lugar se desplazó un equipo sanitario, que no pudo hacer nada por salvar la vida de la víctima. También acudieron efectivos de la Policía Nacional, la Guardia Civil --a la que compete esta zona pese a ser término de la capital-- y los bomberos.

El último accidente de caza con resultado de muerte en la provincia se produjo en septiembre del año 2009 y en él falleció el empresario sevillano Pedro Bores, impulsor de Puerto Sherry. Ocurrió en la finca Pedrique, situada entre los términos municipales de Obejo y Espiel. El mismo se disparó de forma fortuita al tropezar con una piedra cuando se dirigía, con un grupo de amigos, a hacer labores de descaste en la finca de su propiedad. El disparo alcanzó al empresario en el tórax y le causó la muerte prácticamente en el acto.

Dos años antes, en noviembre del 2011, falleció un hombre de unos 35 años al recibir un disparo en la cabeza mientras participaba en una cacería de zorzales en la aldea belmezana de Doña Rama.

   
2 Comentarios
02

Por Califa I 12:20 - 15.06.2015

D E P Jose Antonio.

01

Por rafa 11:23 - 15.06.2015

No cabe duda de que la responsabilidad es suya por ir de cacería y disparar al bulto. Pero es normal que esto pase ya que llevamos tres años o más sin ver por aquí a la Guardia Civil, desde que algún lumbreras decidió quitarnos al seprona de Córdoba