+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CABRA LA COMUNIDAD DE REGANTES DE LA FUENTE DE LAS PIEDRAS RESPONDE A LOS ECOLOGISTAS

Culpan a los pozos del descenso del manantial

  •  El alcalde pide un área de protección acuífera


  •  

    JOSE MORENOJOSE MORENO 08/07/2005

    El presidente de la comunidad de regantes del paraje de la Fuente de las Piedras, Miguel Moreno, ha salido al paso de las declaraciones realizadas por la organización Osyris Alba-Ecologistas en Acción sobre la extracción de agua del manantial de la Fuente de las Piedras.

    Moreno, que ha acusado a los ecologistas de estar "bastante desinformados en este tema", negó que el manantial se esté secando por dicha extracción afirmando que "el caudal ecológico no existe en éste porque el agua, una vez que encauza la infraestructura de la comunidad de regantes, pasa por un canal bastante amplio y se incorpora a una tubería de riego", sirviendo su aprovechamiento total a los regantes.

    PECES Además, refiriéndose a la comunidad de peces, explicó que los existentes en el manantial no son especies autóctonas al haber sido introducidas, y no les perjudica "porque mantienen el agua limpia de muchas impurezas".

    Respecto al descenso del nivel en el manantial, Miguel Moreno se mostró preocupado por éste, ya que no se debe sólo a la sequía sino también a la proliferación de pozos y sondeos incontrolados en la parte alta del paraje, "unos sondeos de 100 o 200 metros de profundidad, que son los que realmente pueden perjudicar".

    Según el alcalde accidental, José López, esta situación ilegal debe afrontarse con la creación de un área de protección acuífera ahora que el Plan General de Ordenación Urbanística está revisándose.

    Esta comunidad de regantes, que se constituyó en el año 1968 y que cuenta con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para estas extracciones de agua dirigidas al riego y al consumo, tiene una concesión de 62,56 litros de agua por segundo (unos 225.216 litros por hora), aunque en la actualidad sólo se están extrayendo entre 45.000 y 50.000 litros por hora, cosa que no se lleva a cabo todos los días de la semana y se hace de 7.00 horas a 21.00 horas.