+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Eduardo Aguilar: "No podemos bajar la guardia, la posibilidad de un rebrote está ahí"

Médico intensivista del hospital de Cabra

 

Eduardo Aguilar, coordinador provincial del ensayo clínico. - CÓRDOBA

M.J. Raya M.J. Raya
10/05/2020

El doctor Eduardo Aguilar Alonso, especialista en medicina intensiva que lleva vinculado al hospital Infanta Margarita de Cabra desde hace 14 años, es el coordinador provincial de un ensayo clínico, promovido por el Ministerio de Sanidad, con la colaboración de la Agencia Española del Medicamento (Aemps), dirigido a prevenir la enfermedad por coronavirus en profesionales sanitarios, trabajadores que son los que se están viendo más castigados por la infección. El ensayo clínico se desarrolla en 64 hospitales y sus áreas de atención primaria, y de Córdoba solo participa Cabra, de 14 comunidades autónomas. Este intensivista, nacido en Granada en 1976, es además experto en epidemiología e investigación clínica, jefe de estudios y responsable de la unidad de investigación del área de gestión sanitaria sur de Córdoba.

.-¿En qué va a consistir el ensayo clínico del que va a formar parte el hospital Infanta Margarita?
-El ensayo clínico se denomina Epicos (ensayo clínico para la prevención de la infección por coronavirus en sanitarios). Está promovido por el Ministerio de Sanidad, a través del Plan Nacional sobre el Sida, y con la colaboración de la Agencia Española del Medicamento (Aemps). Es un ensayo clínico dirigido a prevenir la enfermedad por coronavirus en profesionales sanitarios. Se desarrolla en 64 hospitales de 14 comunidades autónomas y contará con la participación de 4.000 profesionales sanitarios. Su objetivo es evaluar el riesgo de desarrollar la enfermedad sintomática por covid-19 en personal sanitario de alto riesgo. Para ello, se administra de manera preventiva y aleatoria uno o dos medicamentos que se compararán con un grupo placebo, en línea con las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la comunidad científica. Así, se compara la eficacia preventiva de tres tratamientos estratégicos: hidroxicloroquina, antirretrovirales que se utilizan para tratar la infección por VIH (emtricitabina/tenofovir disoproxilo) y la combinación de ambos. El tratamiento preventivo tendrá una duración de 12 semanas aunque se realizarán análisis mensuales para evaluar la eficacia de cada opción.

-¿Qué hospitales andaluces participan junto al de Cabra en el ensayo clínico?
-Siete centros (hospital Costa del Sol y Virgen de la Victoria, en Málaga; el hospital Virgen de las Nieves y el Clínico, de Granada; el Virgen Macarena y Virgen del Rocío, en Sevilla, junto al hospital Infanta Margarita de Cabra, en Córdoba.

-¿Qué papel asume como coordinador provincial?
-Es un trabajo en equipo de varios compañeros del área, tanto facultativos, como diplomados en enfermería, entre los que destacan mis compañeros Jesús González, Manuel Yébenes e Inmaculada Roldán. Quiero agradecer su labor, sin ellos este trabajo no sería posible realizarlo.

-¿Cree que va a haber muchos voluntarios que quieran formar parte del estudio en Córdoba?
-Por el momento la respuesta ha sido muy positiva, incluso por encima de lo que esperábamos. Quiero aprovechar la ocasión para mandar un profundo agradecimiento a los compañeros que se han brindado a participan en el estudio.

Es un ensayo clínico dirigido a prevenir la enfermedad por coronavirus en sanitarios

-¿Ha comenzado ya a probarse el tratamiento o aún se está en la fase de reclutamiento?
-Nos encontramos en fase de acogida de voluntarios durante este mes de mayo. Siguiendo el diseño del ensayo, desde el primer momento comienzan a tomar el medicamento asignado a cada caso durante un periodo de 12 semanas.

-¿Para cuándo se prevén los primeros resultados?
-A nivel nacional podremos tener resultados preliminares a finales de septiembre o en octubre.

-¿El tratamiento que se va a administrar se está probando en otros ensayos clínicos distintos a este que se hagan en otros puntos del país?
-Actualmente existen casi un centenar de ensayos clínicos y de estudios observacionales a nivel nacional con medicamentos que investigan distintos fármacos y pautas de tratamiento para luchar contra la pandemia por covid-19. En el caso del Ensayo Epicos se trata del más importante hasta el momento en Europa dirigido a la prevención de infección de sanitarios.

-Como médico intensivista en el hospital de Cabra y, teniendo en cuenta su experiencia previa, ¿cómo está viviendo esta pandemia y si recuerda alguna situación similar anterior?
Las primeras semanas fueron de altísima presión para todos los compañeros que formamos parte, tanto de la Unidad de Cuidados Intensivos, como del resto de servicios que componen el hospital y los centros de atención primaria. Se ha realizado una labor en equipo de todos los servicios asistenciales, destacando algunos concretos como Urgencias o Medicina Interna, pero siempre manteniendo una línea de colaboración trasversal y acción conjunta en la medida que permitían las posibilidades.

-¿En los peores días de la crisis le fue posible desconectar sabiendo el arduo trabajo que se estaba llevando a cabo por todos los profesionales, tanto del hospital de Cabra, como de los centros de salud y urgencias de su área?
-La labor que hemos llevado a cabo ha sido de 24 horas. Cuando llegábamos a casa primero teníamos el temor de estar en contacto con nuestras familias por el riesgo de contagiarles, pero también existía la preocupación de estar actualizados sobre todas las nuevas medidas y tratamientos que se iban realizando en el resto de hospitales, tanto a nivel nacional como internacional.

-¿Cuántos enfermos aproximadamente han pasado por el hospital de Cabra con coronavirus y qué capacidad tendría el centro y la UCI para asumir un posible rebrote?
En los momentos más intensos se llegaron a utilizar hasta tres plantes de hospitalización para atender a enfermos con coronavirus. En el caso de la UCI también hubo momentos de gran ocupación, pero no fue necesario utilizar los espacios que dentro del Plan de Contingencia frente al covid-19 se establecieron, como los habilitados en observación o rehabilitación. De hecho, ante un posible rebrote existen planes de contingencia diseñados ya con la experiencia que hemos acumulado durante estos meses.

El hospital de Cabra y su área es el único de Córdoba en formar parte del estudio

-¿Se está notando ya una disminución en el número de afectados y de ingresados?
-En los últimos días sí. Es palpable la disminución de casos. Aunque en ningún momento podemos bajar la guardia dado que las posibilidades de un rebrote están ahí.

-La UCI del hospital de Cabra fue pionera hace tiempo en implantar un plan de humanización. ¿Cómo se está trabajando la comunicación y humanización entre pacientes y familiares durante la pandemia?
-Creo que la labor de comunicación realizada ha sido impresionante. Dado que los enfermos no pueden recibir visitas familiares el único contacto que tienen es con nosotros, basado en la confianza personal y profesional que intentamos trasladar a los pacientes. Desde aquí quisiera enviar un afectuoso saludo y agradecimiento a los pacientes que han superado la enfermedad y a sus familiares, así como un sentido homenaje a los fallecidos y nuestro más sentido pésame a sus allegados. Todos los días, vía telefónica y con el paso de los días con videollamadas, las familias han tenido contacto con ellos. Mi felicitación a todos los compañeros, desde limpieza a celadores, pasando por auxiliares, enfermería y facultativos de esta unidad, dirigida por Pedro Lara y Rosario Gómez.

-¿Qué se siente cuándo se logra extubar a un paciente?
La extubación solo es un paso más en la evolución clínica del paciente, por lo que queda tras ello toda una labor de recuperación y de vigilancia por delante. Cuando los pacientes salen a planta a hospitalización y la evolución continúa favorable nos invade un sentimiento de satisfacción, porque ya sabemos que la labor realizada ha sido positiva. De nuevo faltan palabras para transmitir el agradecimiento que sentimos tanto a los pacientes y familiares como al resto de compañeros, porque hemos vivido momentos muy duros. También tenemos que hacer extensiva esta gratitud a la sociedad de nuestra comarca, por las donaciones de material recibidas, que han sido muy valiosas a la hora de hacer nuestro trabajo.

Temas relacionados