+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ALERTA SANITARIA

Coronavirus en Córdoba: una empresa de La Carlota saca a la venta mascarillas de protección

Kaemame Uniformes, dirigida por Mari Carmen Martín Luna, reorienta su fabricación con este producto nacional

 

María del Carmen Martín Luna, en su centro de producción - CASAVI

Rafael Castro Rafael Castro
04/05/2020

Tras la experiencia de fabricar de manera solidaria mascarillas y batas para su posterior donación, la firma de La Carlota Kaemame Uniformes, dirigida por María del Carmen Martín Luna, continúa aportando su granito de arena en la lucha contra la pandemia del coronavirus que ha paralizado el mundo. Esta vez lo hace reorientando su producción a la confección de mascarillas para adultos y niños, que se podrán adquirir a partir de la semana que viene.

[Sigue aquí en directo las últimas noticias sobre el coronavirus en Córdoba]

Están elaboradas con textil 100% polipropileno en cuatro capas, siendo reutilizables y lavables. Su objetivo es cubrir el mercado nacional. En este sentido, Martín manifiesta que los pedidos de dichos productos que procedan de organismos oficiales tendrán prioridad a los servidos a tiendas, bajo el criterio de proveer de recursos materiales a estas entidades en su labor social.

Desarrollo local

Gracias a las mascarillas y batas (y otros materiales textiles sanitarios como patucos o gorros) que Kaemame Uniformes fabrica íntegramente en La Carlota y sus aldeas, se consigue que este material tan necesario ahora sea servido de forma más eficiente y rápida. Tanto la empresa Kaemame, como la mayor parte de las costureras que están trabajando en la fabricación de dichos productos, pertenecen al municipio, “por lo que creemos que, además de lograr un beneficio social con la fabricación de dicho material textil sanitario, fomentamos el desarrollo y el arraigo empresarial de los trabajadores y las trabajadoras de esta localidad”, asegura Martín.

Mascarillas embaladas y etiquetadas para su venta. Mascarillas embaladas y etiquetadas para su venta. / CASAVI

Dos días después de que el Gobierno decretara el estado de alarma, surgió la iniciativa solidaria de Kaemame mediante la cual se solicitó la colaboración de todo aquel que estuviera en condiciones de hacerlo para luchar contra la pandemia mediante la compra de tejidos y otros materiales con los que fabricar material de protección, casi inexistente en centros sanitarios. La experiencia de Mari Carmen Martín en el sector textil y su arraigo a su localidad han hecho posible que saliera adelante esta iniciativa, en la cual han colaborado varios organismos oficiales, asociaciones carloteñas y más de doscientas personas a nivel individual, las cuales han ofrecido su tiempo, esfuerzo y dinero para sacar adelante una situación nunca antes vivida.

Origen solidario

Esta experiencia ha vuelto a demostrar la solidaridad de la sociedad española. Sin ellos no hubiera sido posible. “Estamos enormemente agradecidos al apoyo prestado por el Ayuntamiento de La Carlota y sus aldeas, así como de su alcalde, Antonio Granados, a los ayuntamientos de Santaella, Guadalcázar, La Guijarrosa y Almodóvar del Río, a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de La Carlota, Policía Municipal de la Carlota y Guardia civil, que han distribuido el material junto con personal voluntario, a la colaboración de empresas como Camacho Uniformes Escolares, Legado Andaluz y Kaemame, que han contribuido, bien con tejido o bien con la disposición de sus instalaciones y personal para fabricar el material sanitario textil”, asegura Martín.

Por otra parte, María del Carmen Martín resalta “que la labor vecinal fue totalmente voluntaria y solidaria, es decir, sin ánimo de lucro alguno. Cualquiera que quiera utilizar el impulso de esta iniciativa para fines comerciales y/o particulares es totalmente ajeno a María del Carmen Martín Luna y a la iniciativa solidaria de fabricación de artículos sanitarios textiles”. Por su parte, María del Carmen Martín aclara que actualmente se ha roto toda la relación unilateralmente con la Plataforma, “por lo que, cualquier otro proyecto de fabricación o promoción a este respecto u otro por parte de dicha Plataforma es absolutamente ajeno a mí y no se corresponde con mi trabajo”.

Asegura, asimismo que “no queremos confundir a la gente y queremos dejar claro que la labor actual realizada por la Plataforma Vecinal Aldea Quintana no tienen nada que ver con la de Kaemame o María del Carmen Martín Luna. No existe ahora mismo relación conjunta, ni para recibir donaciones ni tampoco iniciativa conjunta de fabricación de material alguno, ni colaboración con o sin intención de beneficio económico”.

Temas relacionados