+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Informe

La Colada: el agua que sigue sin llegar

El embalse de Los Pedroches está pendiente de que la Junta una las conducciones y haga la estación de bombeo, con un coste de 8 millones

 

De la presa de La Colada, en El Viso, solo llega agua a la comarca de Almadén. - RAFA SÁNCHEZ

De la presa de La Colada, en El Viso, solo llega agua a la comarca de Almadén. - RAFA SÁNCHEZ

La presa de La Colada, con una capacidad de 57,7 hectómetros cúbicos, se construyó para hacer frente a los problemas de suministro de Los Pedroches y el Valle del Guadiato. Sin embargo, casi una década después, su agua aún no llega a los hogares de los cerca de 100.000 ciudadanos de estas comarcas.

Ahora que la sequía ha hecho bajar el agua del pantano de Sierra Boyera hasta el 34 por ciento de su capacidad y hay graves problemas para abastecer al ganado, sector que representa el principal motor económico de la zona, emergen desde el fondo de la hemeroteca los compromisos que no llegaron a cumplirse.

El presidente de la Mancomunidad de Los Pedroches y de la comunidad de usuarios para abordar el problema del abastecimiento al ganado, Juan Díaz, ha señalado a CÓRDOBA que la red de conexiones entre La Colada y Sierra Boyera «fue acometida por la Junta de Andalucía hace varios años, quedando pendiente la conexión final en la presa de La Colada y la modificación de la línea eléctrica y estación de bombeo». En una de las reuniones que se han mantenido, la propia directora general de Infraestructuras y Explotación del Agua de la Junta de Andalucía «reconocía que la conexión de ambos pantanos es una obra compleja y cara, con un coste de unos 8 millones de euros».

El embalse de La Colada, cuyas aguas se extienden por los términos municipales de El Viso, Villaralto, Hinojosa del Duque y Belalcázar, completó su llenado, que comenzó en mayo del 2007, en marzo del 2010, tras un periodo de obras que abarcó desde el 2002 al 2006.

Juan Díaz ha explicado que la Junta de Andalucía considera que la conexión de ambos pantanos «es una actuación esencial y necesaria para paliar el déficit hídrico y la situación de emergencia por la escasa reserva de agua del embalse de Sierra Boyera».

Desde la comunidad de usuarios y ayuntamientos de Los Pedroches «consideramos que se ha realizado ya una gran inversión y trabajaremos para que la conexión entre ambos pantanos se finalice, lo que garantizaría mucho más tiempo de suministro para nuestra comarca en épocas de sequía».

La construcción de La Colada costó 24,6 millones de euros y la acometió el Ministerio de Medio Ambiente con un 70% de financiación de los fondos de cohesión de la UE y con aportaciones de la Diputación de Córdoba (10%), la sociedad estatal Hidroguadiana -actualmente Acuaes- (18%) y la entidad pública Aguas de Castilla La Mancha (2%).

Un largo proceso sin final

Terminada la presa y puesta en carga faltaba otro paso crucial: la Junta de Andalucía debía construir las conducciones generales desde La Colada hasta la estación de tratamiento de agua potable de Sierra Boyera.

La Diputación aprobó por unanimidad, hasta en dos ocasiones, instar a la Administración autonómica para que acometiera lo que se llamó «la red secundaria» y la Mancomunidad de Los Pedroches también exigió que en los presupuestos del 2006 se contemplara una partida específica para estas obras.

En agosto del 2006, la Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, finalizó la redacción del proyecto y se licitó la obra, con 20,6 millones de presupuesto y un plazo de ejecución de 18 meses. Las obras se adjudicaron en noviembre y el 20 de marzo del 2007 el Consejo de Gobierno de la Junta autorizó la contratación de las obras, «que comenzarán en breve», se dijo entonces.

Ya en aquel momento, la entonces consejera de la Junta Fuensanta Coves presentó a los alcaldes la planificación, coincidiendo con la puesta en servicio de la remodelada red, entre Sierra Boyera y el Cuartanero.

El proyecto contemplaba la construcción de un nuevo depósito regulador de10.000 metros cúbicos, 41 kilómetros de nuevas conducciones y la ejecución de estación de bombeo en las inmediaciones del embalse de La Colada para elevar el agua hasta el depósito del Cuartanero, punto más alto del sistema, y transportarla hasta la planta de tratamiento de Sierra Boyera para su distribución. Se lograría así asegurar el abastecimiento con la conexión entre ambos embalses, «teniendo en cuenta el crecimiento poblacional previsto hasta el año 2031».

La consejera Coves aseguraba en el 2007 que «la actuación estará lista en el 2008, para que coincida con la entrada en funcionamiento de la presa de La Colada», pero en diciembre del 2007 pospuso la terminación al 2009. La obra se adjudicó a las empresas Detea, Fomento de Construcciones y Contratas y Manuel Alba.

Este periódico ha preguntado a la Agencia Andaluza del Agua, que no ha facilitado ni plazos ni previsiones para acometer las tareas pendientes y se remite a señalar que «el suministro está garantizado a través de Sierra Boyera».

Quienes sí reciben y beben agua de La Colada son los 25.000 habitantes de 9 municipios de la comarca de Almadén (Ciudad Real), pero en Los Pedroches su único uso se limita a actividades de ocio.