+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS PEDROCHES / su presencia ha aumentado y ataca también a árboles jóvenes

El cerambyx causa estragos en las encinas al devorar su madera

Proponen trampas para capturar a los ejemplares adultos de este coleóptero. La asociación Cívica alerta del daño que está provocando en la dehesa

 

Una encina, gravemente dañada por el cerambyx. - CÓRDOBA

El cerambyx, un insecto coleóptero, también llamado capricornio de las encinas, está causando estragos en la dehesa de Los Pedroches. La asociación Cívica de Hinojosa del Duque ha puesto en marcha una iniciativa en la que alerta de que las encinas «atraviesan por una situación crítica», mostrando imágenes de los daños que provoca esta espacie de escarabajo y proponiendo trampas para su captura.

Francisco Ayuso, responsable de la asociación, explica que el cerambyx está destruyendo muchas encinas mediante la puesta de huevos en las hendiduras de estos árboles, de los que surgen las larvas que se alimentan de su madera por un periodo de hasta cuatro años. Los ejemplares adultos son los que se intentan eliminar para que el ciclo biológico se interrumpa.

Francisco Ayuso señala que «por fuera la encina parece la misma pero la dejan hueca, debilitándola y provocando que las rachas de viento mutilen sus copas, que la savia no llegue a sus ramas y que hasta dejen de producir bellotas». Los árboles afectados «se notan porque dejan de estar frondosos y en su tronco aparecen agujeros».

La última década

Ayuso relata que el cerambyx lleva tiempo estando presente en la dehesa pero «solo atacaba a las encinas viejas y enfermas, sin embargo, en la última década se ha disparado y afecta también a las encinas jóvenes».

La asociación Cívica propone una manera de controlar el problema mediante la retroinnovación, «recuperando los usos tradicionales e inocuos para el medio ambiente».

Para ello ha publicado en sus redes un vídeo explicativo para fabricar trampas con las que capturar al cerambyx adulto y para ello proponen utilizar una garrafa de plástico en la que se mezcla un litro de vino blanco, 300 gramos de azúcar, otros 300 de sal y un litro de agua. A la garrafa se le realizan unos agujeros para introducir una cuerda con la que sujetarla al árbol.

Cada trampa tiene un radio de acción de unos 50 metros y desde el mes de mayo han ido extendiéndose las capturas en fincas de dehesa de Hinojosa del Duque, El Viso o Villanueva del Duque, «ya que muchas personas han seguido las instrucciones del vídeo y han comprobado que realmente funciona». Francisco Ayuso asegura que lo ideal sería repetir el proceso cada 3 o 4 años en la encina para realizar la eliminación efectiva.

La asociación Cívica está en contacto con el Ifapa de Hinojosa del Duque para evaluar el método, aunque piden que las administraciones se involucren para diseñar estrategias amplias que abarquen amplios territorios de la dehesa de Los Pedroches, ya que en caso contrario «se quedaría todo en simples parches».

Francisco Ayuso señala que «corren tiempos difíciles para estos gigantes de la dehesa porque, «a la falta de regeneración, al cambio climático y al estrés hídrico se le ha unido el cerambyx».

La asociación Cívica hinojoseña destaca por la formación de sus miembros y por la inquietud por los temas del territorio y realiza actividades de voluntariado ambiental, jornadas técnicas, el festival musical Jóvenes por la Tierra, previsto para principios de mayo y que por la pandemia no se ha podido realizar, además de cinefórum, entre otras actividades.

Temas relacionados