+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PLENO DE ORDENANZAS

El Ayuntamiento de Montilla da luz verde a una subida del 3,5% del IBI y del 4,3% del recibo del agua

La propuesta del equipo de gobierno obtiene el apoyo de PSOE e IU mientras PP y Cs la rechazan

 

Vista del casco urbano de Montilla. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

Irene Téllez
29/10/2020

El Pleno del Ayuntamiento de Montilla aprobó anoche las ordenanzas fiscales para el próximo ejercicio, que supondrá, principalmente, una subida de un 3,5 por ciento del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), así como 4,2 puntos del recibo del agua, que se traducirá en un 3,9 por ciento en la factura media al consumidor. Ambas subidas, aprobadas con los votos a favor del PSOE e IU y el rechazo de Ciudadanos y PP, pretenden garantizar la realización de inversiones en la ciudad, así como la mejora de la infraestructura del ciclo integral del agua.

La teniente de alcalde de Presidencia, Hacienda y Organización Interior, Ana Rodríguez, destacó durante la sesión extraordinaria celebrada en el Centro Cultural Alcalde Antonio Carpio que estas subidas responden a "un proyecto más ambicioso" para la ciudad de Montilla donde, apuntó, "es fundamental acceder a los fondos europeos que se han anunciado". "En el mandato anterior, el equipo de gobierno de PSOE e IU apostó por la congelación de impuestos, asumiendo una subida del IPC de un 4 por ciento y, aun así, realizando inversiones. Pero ahora, si queremos acceder a los fondos europeos, es necesario asegurar el 20 por ciento de la inversión que pretendemos desarrollar", explicó.

En este sentido, la responsable de Hacienda descartó la posibilidad de plantear una congelación o bajada de impuesto, como plantearon Ciudadanos y PP respectivamente, dado que "el Ayuntamiento ha dejado de ingresar 320.000 euros de lo previsto este año a mes de septiembre, mientras se ha incrementado el gasto en más de 670.000 euros para hacer frente a los efectos del covid". 

"Con esta situación, y cuando aún se prevén menos ingresos para el próximo año, era necesario realizar una subida del IBI que, finalmente, será de un 3,5 por ciento –rebajando el 5 por ciento planteado inicialmente por el equipo de gobierno– tras alcanzar un acuerdo con IU", aclaró.

Una medida, por tanto, que contó con el apoyo de IU al considerar que, según explicó su portavoz, Francisco Lucena, "permitirá que Montilla no se quede parada". "Creemos que una subida de impuestos está justificada cuando el objetivo de la misma es realizar inversiones para reequilibrar los servicios que reciben los ciudadanos. Por ello, con la filosofía de obtener más ingresos que permitan estas inversiones, desde IU se planteó una subida de un 3 por ciento y que, finalmente, será de un 3,5 por ciento", indicó.

Esta postura, sin embargo, no fue compartida por Ciudadanos y el PP, que reclamaron una mejor gestión de los fondos existentes, así como una revisión de aquellas partidas que no se ejecutarán como consecuencia de la pandemia, para favorecer la congelación de los impuestos –según reclamó Ciudadanos– e incluso su rebaja –como demandó el PP–.


Subida del gua

Junto al incremento en 3,5 puntos del IBI, el Pleno del Ayuntamiento dio luz verde a una subida del impuesto del agua de un 4,3 por ciento –que supondrá 3,9 puntos en el recibo medio o, lo que es lo mismo, 80 céntimos al mes– con el objetivo de desarrollar diferentes mejoras en la red del agua de la ciudad.

En este caso, la propuesta planteada por la empresa que gestiona el ciclo integral del agua en la ciudad, Aguas de Montilla, contó con el voto favorable de PSOE, IU y Ciudadanos al considerar sendos grupos municipales que la misma está "justificada".

En concreto, según detalló la teniente de alcalde de Hacienda, entre las inversiones previstas para el 2021 se pretende dotar a la ciudad de una segunda toma general de agua que evite que la ciudad pueda quedar de nuevo sin suministro ante una avería en la red, como ocurriera en el verano del 2019, además de otras mejoras en la Avenida de Andalucía para conectar con la red de Emproacsa. "Hablamos de una empresa con un presupuesto muy limitado y que debe hacer frente al mantenimiento y mejora de la red. Creemos que en este caso está justificado porque, además, supone mejorar la calidad del servicio que se ofrece a los ciudadanos", indicó el portavoz de la formación naranja, Sergio Urbano.

Sin embargo, la portavoz popular, Inmaculada Luque, mostró su rechazo a esta subida al entender que, con IPC negativo, "esta subida no procede". "El problema es que el contrato de Aguas de Montilla está cercano a su vencimiento y, como empresa, quiere amortizar sus inversiones pues, de otra forma, sería posible una subida más moderada", indicó.

Finalmente, respecto al cambio del precio de las bodas, el acuerdo alcanzado entre PSOE e IU supondrá que, finalmente, la subida responda "al precio real del servicio" según se reflejó en un informe técnico desarrollado por el Consistorio.

Temas relacionados