+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MONTILLA / EL AYUNTAMIENTO SE ADHIERE A UNA CAMPAÑA DE ÁMBITO NACIONAL

Alumnos de Aprosub reclaman una mayor «accesibilidad cognitiva»

Rafael Llamas aboga por una Administración «más sensible»

 

Alumnos de El Molinillo, junto a Rafael Llamas y Andrés Ponferrada. - JOSÉ ANTONIO AGUILAR

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
27/09/2017

El Ayuntamiento de Montilla, a instancias de la Asociación de Padres y Protectores de Disminuidos Psíquicos (Aprosub), decidió sumarse ayer a la campaña para favorecer la supresión de las «barreras cognitivas» a las que diariamente se enfrentan quienes cuentan con algún tipo de discapacidad intelectual.

La campaña, que culminará con la celebración de un congreso estatal en Cáceres a mediados de octubre, pretende implicar a los ayuntamientos españoles en el desarrollo de actuaciones que favorezcan el acceso a los recursos públicos de personas con discapacidad intelectual.

«Hablar de accesibilidad es hablar de igualdad y, por ello, el Ayuntamiento se une a esta iniciativa en respuesta a esa sensibilidad tan necesaria que debe existir en la Administración para hacer accesibles los espacios públicos», destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

Por su parte, Andrés Ponferrada, director de Aprosub Montilla, explicó que, como paso previo a la celebración del congreso, las asociaciones que conforman el colectivo Plena Inclusión han trasladado a sus respectivas corporaciones locales una serie de demandas para «favorecer una accesibilidad cognitiva que dé respuesta al derecho que todas las personas tienen de entender el mundo».

Miguel Rosal y Rafael Luque, alumnos del Centro de Educación Especial «El Molinillo», fueron los encargados de dar lectura al Manifiesto por la Accesibilidad Cognitiva en el que se reclama la «accesibilidad universal –urbanística, sensorial y cognitiva– para el beneficio de toda la sociedad», un «requisito imprescindible» para que muchos ciudadanos puedan ejercer derechos como el de la información. «La accesibilidad cognitiva sigue siendo la gran desconocida, a pesar de ser necesaria para entender el mundo», apuntaron los alumnos del centro.