+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Qué ver en Córdoba en tres días de verano

En poco tiempo, el turista puede conocer la historia de la ciudad y disfrutar de sus noches

 

Carmen Lozano Carmen Lozano
14/08/2019

Aunque tres días es muy poco tiempo para conocer una ciudad como Córdoba, que posee nada menos que cuatro títulos Patrimonio de la Humanidad, el turista que acuda en este próximo puente del 15 de agosto puede conocer algunos de los enclaves más importantes, aprovechando las mañanas para ver monumentos y museos, mientras que a la caída del sol puede disfrutar de algunas propuestas nocturnas. La guía oficial Marielo Vidal ofrece varias opciones para irse de Córdoba encantado y con ganas de volver para conocer fiestas y tradiciones propias de la primavera más que del verano, como la Fiesta de los Patios, uno de los grandes atractivos que Córdoba vive en mayo.

Visitantes en el interior de la Sinagoga de Córdoba. SÁNCHEZ MORENO

Día 1, tour por la Judería

El primer día por la mañana, la guía recomienda un tour por la Judería, con la visita a los monumentos más importantes que la rodean: la Mezquita-Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos y la Sinagoga. Después de una buena comida en cualquiera de los establecimientos de la zona y una reparadora siesta, un buen destino sería Caballerizas Reales, donde se puede admirar un maravilloso espectáculo ecuestre, para acabar con un paseo por el típico barrio del Alcázar Viejo.

Bosque de columnas de la Mezquita-Catedral de Córdoba. CÓRDOBA

Día 2, Medina Azahara

Medina Azahara puede ser la mejor opción para la segunda jornada, aunque este emblemático lugar tiene dos visiones muy distintas, según se conozca de día o de noche. Si se quiere disfrutar, además del recorrido por el conjunto arqueológico, de la visita al museo y de las vistas de la ciudad la mañana es el único momento, ya que en horario nocturno no está abierto el centro de recepción de visitantes. Dadas las altas temperaturas, la guía recomienda subir al yacimiento a primera hora y después disfrutar del museo. «Para situarnos en lo que representó Medina Azahara lo ideal sería acudir al museo primero, pero en el yacimiento hay cartelería que ofrece muy buena información», dice Vidal, que recomienda la visita guiada.

Aunque se haya conocido el día anterior el Alcázar de los Reyes Cristianos, un paseo nocturno por sus impresionantes jardines puede ser una sugerente opción para la noche, que puede acabar con un paseo por La Ribera y sus distintos bares, algunos de ellos con estupendos miradores que ofrecen privilegiadas vistas e, incluso, caminar por el Puente Romano y desde el otro lado del río admirar otra de las vistas más bellas de Córdoba: la Mezquita-Catedral iluminada.

Jardínes del Alcázar de los Reyes Cristianos. CÓRDOBA

Día 3, visita a la Axerquía

La tercera jornada se puede dedicar a la Axerquía, comenzando en la plaza del Potro con la visita al Centro Fosforito, el Museo de Bellas Artes y el de Julio Romero de Torres. Desde allí, el turista puede dirigirse a la plaza de La Corredera, donde también sería interesante entrar en el mercado de abastos y comprar algo de fruta para refrescarse, además de sentarse en alguna de sus terrazas. El siguiente destino es el barrio de San Andrés, y desde allí el Palacio de Viana. La tarde se puede dedicar a visitar algunas de las iglesias fernandinas, para acabar con la magia de Medina Azahara iluminada.

Vista de la plaza de La Corredera. CÓRDOBA

Temas relacionados