+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ayuntamiento

Urbanismo da permiso para construir el tanatorio en el cementerio de San Rafael

El informe considera que el proyecto no contraviene el PGOU porque no incluye crematorio, solo velatorio. Cecosam recibe la licencia para iniciar los trámites y construir varias sala de velatorio en el camposanto

 

Esquina del cementerio de San Rafael donde quiere construirse un nuevo tanatorio de Cecosam. - SÁNCHEZ MORENO

Irina Marzo Irina Marzo
31/08/2018

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) dio ayer luz verde a Cecosam para que construya un tanatorio público en el cementerio de San Rafael. La empresa de cementerios municipales formalizó su solicitud de permiso de obra y actividad a principios de año para la construcción de un edificio dentro del mismo cementerio, que albergará una sala de velatorio y dependencias administrativas de la propia empresa municipal. La iniciativa cuenta ya con un proyecto firmado por el arquitecto Rafael Castelló y supondrá una inversión de 1,7 millones de euros, que se financiarán a través de un crédito bancario con vencimiento a los 15 años. La última vez que la presidenta de Cecosam, Mar Téllez, hizo declaraciones sobre el tanatorio reiteró su intención de empezar las obras de inmediato, tras la obtención de la licencia.

El informe favorable de la GMU considera que la construcción de un tanatorio en esa ubicación (en la avenida de Libia, frente a la avenida de Barcelona) no contraviene el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), básicamente porque lo que se quiere construir es una sala de velatorio y no un crematorio, algo que sí estaría prohibido. Ese es el supuesto que ha defendido desde el principio el promotor de esta obra, Cecosam, frente a quienes piensan que, incluya o no incineradora, el PGOU lo prohíbe expresamente. En defensa de esta tesis se han posicionado, por un lado, la empresa privada Tanatorios de Córdoba, y por otro, el PP. Ambos presentaron alegaciones a la concesión de esta licencia, argumentando además que con la construcción de un tanatorio el Ayuntamiento estaría ejerciendo una competencia desleal contra el sector funerario en Córdoba. La GMU --que ya informó de manera favorable antes de iniciarse los trámites y a solicitud de la propia Cecosam-- no entra en la cuestión de la competencia, y niega que la idea contravenga la norma urbanística o el reglamento mortuorio.

Las alegaciones de Tanatorios de Córdoba sostenían, por contra, que el proyecto incumple el reglamento de calificación ambiental, porque «omite las distancias con los edificios colindantes», que están a menos de 50 metros, y no contempla aparcamientos, pese a que cualquier infraestructura debe hacerlo. Es más, consideran que el lugar sufrirá «un aumento del tráfico rodado». En sus alegaciones, Tanatorios de Córdoba consideraba que solo cabía «una resolución desfavorable» por parte de Urbanismo «por razones de fondo y por la falta de documentación», al tiempo que recordaba que la de los tanatorios es una actividad liberalizada.

El PP, por su parte, siempre ha estado absolutamente convencido de la ilegalidad del tanatorio y su portavoz en el Ayuntamiento, José María Bellido, ha expresado varias veces su decisión de revocar el proyecto, iniciando un proceso de revisión de oficio de ese expediente, en caso de que fuera elegido alcalde en 2019. Además, el grupo popular insiste en que el expediente se hizo mal desde un principio, de espaldas al Pleno, y que se ocultó un informe negativo de Intervención.

Fuentes de Urbanismo indicaron ayer que en función de dichas alegaciones se han hecho requerimientos varios para que el proyecto se adaptara a la normativa, y que se han resuelto todas. Además, el informe ha tenido que pasar por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) por estar el cementerio de San Rafael en zona inundable. La CHG también pidió corregir algunos aspectos, que se han cumplimentado convenientemente.

Temas relacionados
 
   
5 Comentarios
05

Por pacarbrio 14:05 - 31.08.2018

Politicos de tres al cuarto, resulta que incinerar ruedas y animales muerto en aslan, esta prohibido por la limpieza del aire de los vecinos, y incinerar personas en la ciudad, ¿ no ? no entiendo nada.

04

Por exvotante 13:09 - 31.08.2018

Son sus costumbres, y hay que respetarlas, luego meteran a sus camaradas y de camino hacen negocio. No deberia existir ninguna empresa publica, porque ahi es donde meter a sus framiliares, amigos, etc. etc. El ayuntamiento esta para gestionar una ciudad no como empresario. Tenemos los ejemplos de Sadeco, Aucorsa, etc. etc. pero bueno sigan votando a toda esta caterba de impresentables e inutiles, tenemos lo que nos merecemos

03

Por Cordobes85 10:00 - 31.08.2018

Una lastima ver como un organismo publico, quiera destruir empleos de cordobeses, imaginen cualquier empresa privada... un supermercado, gasolinera, restaurante y de repente montan otro publico al lado, destruyendo el anterior con mas del 60% de la plantilla del mismo..., que por cierto ya existe un tanatorio publico, este segundo no seria para llegar donde no llega lo privado, como ocurre con servicios como la limpieza de calles o autovias, sino que seria para hacer negocio, a esto no hay derecho... y por si fuera poco segun el PGOU no se puede construir un tanatorio en suelo urbanizable (dentro de la ciudad) un ayuntamiento no deberia tomar decisiones que vayan en contra del pueblo. Cordoba esta con vosotros trabajadores, seguid con vuestra lucha!

02

Por otras posibilidades 9:33 - 31.08.2018

La muerte es un tránsito seguro por el que todos sin excepción debemos pasar. El problema, si hay alguno, es que no sabemos cuando eso sucederá, el coste de lo que ello supone y si tendremos la reserva económica para poder realizarla. Ante tales incognitas, las compañías de seguros intervienen y nos proponen, mismo desde muy jóvenes, pagar una "pequeña" cuota mensual ("casi sin darnos cuenta") y evitarnos además del dolor de perder un ser querido, demeternos en líos administrativos y de higiene. Si el fallecimiento de una persona llega de manera prematura puede que sea rentable estar en una compañía de seguro. Pero como viva la "media" nacional (alrededor de los 80 años) ya pagamos varias veces, y por supuesto más todavía si nos aproximamos del centenar. Esto se puede evitar si nos planteamos mejorla responsabilidad de enterrar a nuestros fallecidos reuniendo el dinero que cuesta, y no tocarlo bajo ningúna excusa.

01

Por José Fco. 8:34 - 31.08.2018

Y LA LICENCIA DE LAS OBRAS DEL OBISPADO, PA CUANDO ?...