+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE Y PLANES DEL SINDICATO EN INDUSTRIA, CONSTRUCCIÓN Y AGRO

UGT alerta de prácticas de economía sumergida que dañan el empleo

Sospechan de las exportadoras que reducen plantilla y de las firmas de jornadas. Preocupa que no se reconozcan patologías profesionales y la siniestralidad

 

Pedro Téllez (iz.) y Manuel Jiménez, ayer en la sede de UGT en Córdoba. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

Juan M. Niza Juan M. Niza
06/02/2018

El secretario andaluz de UGT de Industria, Construcción y Agro, Manuel Jiménez, y el secretario provincial, Pedro Téllez, encabezaron ayer en Córdoba un encuentro de responsables para preparar el trabajo y las campañas del sindicato en determinados temas y hacer balance del pasado 2017, con más de una cifra preocupante al respecto que hacen temer nuevas bolsas de economía sumergida y trabajo desregularizado.

Entre ellas, Jiménez citó la preocupación por que, aunque las exportaciones en Andalucía se han disparado y han llegado a superar los 30.000 millones de euros, las empresas responsables reducen el empleo, una paradoja que apunta hacia prácticas de economía sumergida junto a una precarización del trabajo, apuntó Jiménez. La convicción de que empresarios del campo no lleguen a firmar todos los jornales que les corresponden a los trabajadores (también pidieron conocer «la letra pequeña» del anunciado decreto que bajará las jornadas necesarias para acceder al subsidio) es otra de las preocupaciones del sindicato, que ayer destacó su temor por el aumento de la siniestralidad: un 5% en el 2017 en Andalucía respecto al año anterior y un 4% en Córdoba (8.002 accidentes), aunque el número de víctimas mortales se ha duplicado pasando de los 4 del 2016 a los 8 del 2017. Y ello «con solo 26 técnicos para toda Andalucía en los centros de prevención de riesgos laborales», dijo Jiménez pidiendo más recursos.

Otra cuestión tratada es la enorme descompensación en Andalucía de trabajadores a los que se les reconocen enfermedades profesionales, uno por cada 2.719 trabajadores (con mucho, la ratio más bajo de todas las comunidades autónomas españolas), frente a la media nacional, que está en uno por cada 742 trabajadores, y algunas comunidades autónomas, como Navarra, donde se certifica una enfermedad laboral por cada 148 asalariados. Al respecto, UGT quiere mantener reuniones con responsables del sistema andaluz para conocer los motivos de esta desproporción y aunar criterios.

ENORME TEMPORALIDAD / «La enorme temporalidad de los puestos que se generan en la provincia», con el 99% en el campo, el 98% en la construcción y el 90% en la industria, así como campañas a desarrollar este año, entre ellas el deterioro de las condiciones para los trabajadores en empresas de multiservicios; los centros especiales de empleo que, afirman, están empezando a distorsionar el mercado laboral, o la situación en las cooperativas de trabajadores asociados, fueron otros de los asuntos abordados ayer en Córdoba por los responsables de UGT.

Temas relacionados