+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CORDOBESES DEL AÑO / valores sociales

«Sumar este reconocimiento al judío es una gran alegría»

Guillermo Iván Bernal, presidente de la Agrupación de Cofradías de Baena

 

Guillermo Iván Bernal, vestido de judío durante esta pasada Semana Santa. - M. ARIZA

Mariluz Ariza Mariluz Ariza
23/04/2019

El presidente de la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Baena, Guillermo Iván Bernal, representa a los miles de judíos que forman parte de la Semana Santa del municipio, una figura que ha sido reconocida por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Los tambores de Baena han obtenido este título junto a los tambores de otros 16 municipios. Ahora, han sido nombrados Cordobeses del Año.

-¿Qué supone este reconocimiento?

-Este reconocimiento supone un honor, una alegría y una satisfacción muy grande. No solo en el ámbito de la Semana Santa, que es donde se enmarca la tradición del tambor, sino para todo el pueblo de Baena. Supone también una gran responsabilidad, ya que la repercusión, sin duda, dará pie a que seamos más visitados, tanto física como virtualmente, y ahí entra el papel de las instituciones, tanto las nuestras como las municipales, para cuidar, mantener y dar una correcta visión de lo que realmente es el toque del tambor aquí en nuestro pueblo.

-¿Qué es lo que reconoce la Unesco?

-Lo que declara la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial es el toque del tambor y todo el ritual que lo rodea. En Baena el toque del tambor se produce en distintos momentos, en la calle, en misereres, procesiones y en diferentes protocolos, pero todos se enmarcan en lo que denominamos «echar las cajas», que es la acepción que se ha recogido y aprobado en el expediente en lo que respecta a Baena. En dicho expediente, para respaldar y justificar dicha petición, ha habido que explicar y demostrar diferentes aspectos en torno a esta tradición, como la antigüedad, el arraigo, la transmisión, el apoyo de la sociedad y las instituciones, y un gran apartado relacionado con la artesanía que gira en torno al tambor y a la figura del judío.

-¿Cuáles son los aspectos a resaltar y que más han influido en esta declaración?

-Sin duda, la singularidad de la tradición, el ser transmitida a través del tiempo y de generaciones, el arraigo y aceptación en la sociedad baenense, plasmado en el número de personas que forman las cuadrillas y asociaciones culturales. El ser un elemento que fija la población en el entorno, ser cordón umbilical que une a miles de baenenses que residen fuera y a sus descendientes. El que dicha tradición fundamentalmente se realiza en el entorno del casco histórico, ayudando de esa forma al cuidado del mismo. También la riqueza de la artesanía en el uniforme y el tambor, habiéndose creado una pequeña industria artesanal local, que incluso exporta diferentes elementos del tambor a otros pueblos hermanos.

-¿Cómo afecta a la Semana Santa?

-Sobre todo en que va a ser más conocida. Esto supondrá, sin duda, un mayor apoyo de las instituciones locales a nuestra tradición y esperamos que el espaldarazo final a la creación del tan ansiado museo de Semana Santa y a la aprobación de la misma como Fiesta de Interés Turístico Internacional.

-¿Cuáles son los pasos que se están dado para dar a conocer la tradición del tambor?

-Es un esfuerzo común en distintas direcciones. A nivel interno, fundamentalmente, la tradición pasa por la línea familiar, los críos desde pequeños en el propio seno familiar aprenden todo lo relacionado con el protocolo y ceremonial. Desde cómo uniformarse, a realizar los distintos pasos en los que participa el judío, como puede ser el prendimiento y el paso del evangelista. Por otra parte, la Agrupación de Cofradías, junto al Ayuntamiento, organiza todos los años desde hace ya varias décadas una escuela de redoble. Hacia el exterior, fundamentalmente, se están manejando las redes sociales, la Agrupación de Cofradías a través de su página web, pone a disposición de todo aquel que acceda una amplia y didáctica información para conocer toda nuestra Semana Santa en general y el judío en particular. Desde hace una década se está trabajando en un gran proyecto de musealización de la sede de la Agrupación de Cofradías. Dada la envergadura del mismo, tanto en tamaño como económico, aún no se ha terminado de realizar, estando en la actualidad en fase de rehabilitación de diferentes espacios de la sede, que está ubicada en una gran casa señorial del casco antiguo. También se ha abierto un canal en Youtube, donde se están colgando vídeos alusivos a nuestras cofradías y donde se puede encontrar una serie de reportajes gráficos explicando todo lo relacionado con el judío. Igualmente, hay una estrecha colaboración con Caminos de Pasión, que están realizando una extraordinaria labor de difusión de nuestras tradiciones.

-¿La Agrupación de Cofradías tiene alguna obligación con este reconocimiento?

-Por supuesto que sí, así viene recogido en el expediente, como salvaguarda de toda la justificación para dicho reconocimiento. Pero he de decir que no solo tenemos esta obligación por este nombramiento; de siempre ha sido y seguirá siendo así. La agrupación, junto a las cofradías y cuadrillas, viene desde tiempo inmemorial, a través de sus estatutos, reglamentos y comisiones, reglando y protegiendo esta figura tan singular de nuestra Semana Santa.

-¿Cómo explica a un turista lo que es un judío?

-De una manera sencilla. Un judío en Baena es un cofrade, tan solo que en vez de llevar una túnica lleva un uniforme fruto de la transmisión y herencia de nuestros mayores, de inspiración militar. En lugar de una vela o un cirio, porta un tambor que hace sonar de diferentes formas, según el momento en que se encuentre. El uniforme del judío es la consecuencia de la evolución de un antiguo uniforme militar, que diferentes hipótesis señalan desde los voluntarios realistas, a las milicias urbanas, e incluso a los dragones franceses de la época napoleónica. Lo que está claro es que hay elementos que la encuadran, como son el tambor y la bandera. Sabemos que los antiguos judíos procesionaban casi todos con lanza, lanza que con el paso del tiempo fue sustituyéndose por tambor, hasta llegar a la actualidad, en la que son más de tres mil tambores.

-¿Y qué supone el premio Cordobeses del Año?

-En nombre de las 16 cuadrillas que forman las dos grandes turbas de judíos, una blanca y otra negra, supone una gran alegría sumar este reconocimiento a los que ya tiene, si cabe de manera especial al ser desde una institución tan cercana.

Temas relacionados