+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SIERRA DE CÓRDOBA

Sánchez Ramade niega la tala "masiva e ilegal" en La Alhondiguilla

Asegura que se está cortando solo pino negral para proteger las especies autóctonas y asegura no tener notificación de la denuncia de Medio Ambiente

 

Sánchez Ramade explica que se está cortando pino negral, que es una especie invasora, y que cuenta con los permisos pertinentes. - Foto: CÓRDOBA

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
21/10/2019

La sociedad Desarrollos Armentum SL ha negado a este periódico que se esté llevando a cabo una tala de árboles masiva o incontrolada en la finca la Alhondiguilla, (junto al Arroyo del Bejarano) de la que es propietaria, y asegura no tener notificación de denuncias por parte de ningún organismo. “Todo lo que se está haciendo en la finca es legal y está recogido en el Plan Técnico Forestal”, ha informado Eugenio Sánchez Ramade, propietario y gestor de la finca, en respuesta a la investigación que, según la Delegación de Medio Ambiente, se ha abierto tras registrarse una denuncia telefónica que habría motivado una denuncia posterior por parte de los agentes de medio ambiente a principios del mes de octubre. “Nadie ha venido a inspeccionar la finca ni se ha actuado en ningún momento para paralizar los trabajos, ya que que seguimos según el plan previsto”, ha declarado.
 
El propietario de La Alhondiguilla señala que Desarrollos Armentum cuenta con “un Plan Técnico Forestal que fue aprobado en el 2017 para un plazo de diez años y desde entonces se están acometiendo medidas para mejorar el ecosistema de la finca”. La tala denunciada, “que no es ni masiva ni ilegal”, recalca, se está llevando a cabo para eliminar el pino negral “y proteger las especies autóctonas como encimas, madroños, lentiscos o alcornoques”. En este momento, “resulta imposible determinar el número de árboles talados”, ha indicado, “ya que se está interviniendo en 1.200 hectáreas aplicando dos planes técnicos, el de la Alhondiguilla y el de la Solana del Pilar”.

Según los técnicos de la finca, el pino negral se introdujo en esta zona en los años 50 “para dar respuesta a la demanda de madera que existía después de la segunda Guerra Mundial”, pero se trata de “una especie invasora que ahoga al bosque autóctono y perjudica los suelos, acidándolos e impidiendo el crecimiento de otras especies”.
 
El dueño de la explotación desde 1999 afirma que La Alhondiguilla “es uno de los pocos reductos en Córdoba donde no se ha producido ninguna actuación que atente contra el medio ambiente, pese a estar situado en un lugar rodeado de parcelaciones, unas legales y otras pendientes de regularizar”. Según su gestor, “la explotación es puramente agrícola y ganadera y no contempla ninguna operación urbanística como las que se están desarrollando en parcelaciones próximas”. En este momento, La Alhondiguilla “comparte la explotación agrícola y la ganadera, con cerdo ibérico y vacuno extensivo y ecológico con más de 120 madres”. Además, el plan de cultivo para alimentación ganadera “cuenta con tratamiento ecológico, motivo por el cual recibimos ayudas institucionales”.
 
Por otro lado, Sánchez Ramade ha informado de que se está aplicando un plan contra incendios “totalmente legalizado y actualizado” que permite “no solo la protección de La Alhondiguilla sino de su entorno”, en el que, denuncia, “no se practica ninguna actuación de protección antiincendios”. En este sentido, insiste, “nuestro sistema de cortafuegos está totalmente actualizado mientras que las parcelaciones colindantes ni siquiera lo contemplan”.
 
  

Temas relacionados