+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las misión de la ONU / Las tropas españolas parten hacia Líbano.ENTREVISTA.

Ricardo Alvarez-Espejo: "Me siento orgulloso de mi personal y ellos de pertenecer a la Brimz"

Entrevista al general de la Brigada Guzmán el Bueno

 

Ricardo Alvarez-Espejo: 'Me siento orgulloso de mi personal y ellos de pertenecer a la Brimz' - Foto:A.J. GONZALEZ

IRINA MARZOIRINA MARZO 13/08/2009

El general Ricardo Alvarez-Espejo parte hoy con el segundo contingente de sus hombres a Líbano. La Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano estará en Oriente Medio hasta Navidad bajo mandato de Naciones Unidas.

--¿Cuántos militares conforman el contingente a Líbano y de dónde proceden? ¿Cuántos son de Córdoba?

--El contingente español lo componen 1.023 efectivos, de los cuales 663 proceden de la Brigada Guzmán el Bueno X, de estos 47 son mujeres. El porcentaje de cordobeses está en torno al 45%.

--¿Cuál es la importancia de la presencia de la Brimz de Cerro Muriano en Líbano?

--Constituirá la columna vertebral del contingente español y ejercerá el liderazgo en el sector Este de la misión Unifil de Líbano. Este sector lo componen 4.360 efectivos de India, Indonesia, Malasia, Nepal, Polonia y El Salvador. La misión es multinacional y supone la integración del contingente con otras fuerzas armadas. Todos estarán operativamente bajo mis órdenes.

--¿Y cómo se entenderá con ellos? Quiero decir, ¿en qué idioma les mandará?

--Usando el idioma de trabajo, que es el inglés.

--¿Cómo fue la preparación?

--Rigurosa e intensa. Ha comprendido seis meses y ha abarcado aspectos que van desde la conducción de vehículos, desminando, así como el conocimiento de los aspectos políticos, culturales y religiosos de la zona. La empatía con la zona y respetar sus costumbres es un sello de las misiones españoles. Y, encima, hace miles de años los pobladores de esa zona vinieron a España y ahora les devolvemos la visita.

-- ¿Se necesita también una preparación psicológica? ¿Cómo se combate el miedo que pueda sentir un soldado?

--Sin duda, una buena preparación psicológica y moral ayuda a afrontar en mejores condiciones un trabajo intenso como el que comprende los cuatro meses de esta misión. Una adecuada preparación previa como la que se ha recibido proporciona confianza en uno mismo y ayuda a resolver cualquier tipo de situación que pudiera ocurrir durante el desarrollo de la misión.

-- ¿Cuál es el objetivo y la duración de la misión Líbano IX?

--El objetivo no es otro que cumplir y hacer cumplir la resolución 1701 de la ONU para la misión de Unifil en el Líbano, cuya finalidad principal es consolidar la paz. La duración de nuestra estancia en Líbano es de unos cuatro meses. Nuestra misión será principalmente vigilar el blue line , una frontera imaginariamente trazada entre Israel y Líbano para que no se produzcan violaciones o acciones ilegales en ese terreno.

--¿En qué consistirá el trabajo de los efectivos allí día a día?

--Será muy variado, abarcará aspectos de seguridad como la vigilancia efectiva de la frontera entre Líbano e Israel, la asistencia, asesoramiento y trabajo conjunto con las LAF (Fuerzas Armadas Libanesas), así como aspectos de reconstrucción como la reparación de carreteras, redes eléctricas y otras infraestructuras básicas. Otro aspecto muy importante es la cooperación con las autoridades en el desarrollo de las instituciones locales y la participación en el programa Cervantes para la difusión del español. Otro aspecto fundamental es el desminado, que permitirá la libre circulación y trabajo de la población.

--¿Cuáles serán los problemas cotidianos a los que tendrán que enfrentarse los soldados?

--Nuestro trabajo no es solo de planificación, sino que es necesario hacerlo efectivo y ejecutarlo día a día en íntimo contacto con la población civil en los pueblos, zonas rurales, etcétera. Una zona tan devastada por los continuos conflictos padecidos hace que los ciudadanos tengan sus sentimientos muy sensibilizados, por lo que para nosotros el reto diario es no defraudar a la población y conseguir que vean en nuestra actuación un trabajo imparcial y ecuánime.

--Esta es la segunda vez que la Brimz realiza una misión como cascos azules de la ONU. ¿Qué balance hace de ello?

--La primera vez fue en Bosnia Herzegovina en el 94, en una etapa muy conflictiva en la que Mostar padeció como ninguna otra ciudad los horrores de los enfrentamientos étnicos. La actuación entonces fue un ejemplo de profesionalidad, teniendo en cuenta que era la primera unidad no especial del Ejército español (como la Brigada Paracaidista y la Legión) que intervenían en una misión exterior. Hoy en día, el historial y referencia de la Brimz la acreditan para afrontar esta operación con capacitación y garantía de éxito.

--¿Cuál es el sello distintivo de la brigada cordobesa?

--La Brimz es una de las unidades más importantes dentro del Ejército de Tierra. En razón a cantidad, somos uno de los contingentes más numerosos con más de 3.000 personas; y luego en calidad, ya que tenemos los medios más modernos. Por ejemplo, vamos a ser provistos con aviones de reconocimiento UAV y a ser escuela piloto de un nuevo vehículo, el RG-31. Esta unidad constituye un referente dentro del Ejército de Tierra, moderna con excelente material y personal, que es lo importante.

--Se siente orgulloso de su tropa...

--Me siento orgulloso del personal que tengo y creo que ellos también se sienten orgullosos de pertenecer a esta brigada por el nombre que tiene y por el hecho de estar en un sitio como Córdoba, donde nos sentimos tan bien integrados con la población.

--¿Qué diferencias y similitudes hay entre su misión y la que podría desempeñar una ong?

--La diferencia fundamental es la capacidad que tienen las Fuerzas Armadas para ejercer o imponer, en su caso, la seguridad. Este prerrequisito es indispensable para la libertad de movimiento de personas o bienes, imprescindible para acometer otras fases de la resolución de un conflicto como son reconstrucción y desarrollo de la zona. Las oeneges coadyuvan a la reconstrucción de dichas zonas, pero no tienen capacidad ni medios para ejercer o imponer seguridad. Abarcaremos tres aspectos relativos a seguridad, reconstrucción y desarrollo, mientras que la oenegé, cuyo papel destacado quiere señalar, centran su cometido en ayuda humanitaria y reconstrucción.

--¿Qué grado de peligrosidad entraña la operación?

--La situación de la zona es estable y la actitud mayoritaria de la población e instituciones hacia el contingente de Unifil es de respeto y reconocimiento. Dicho esto, no descubro nada nuevo afirmando que el terrorismo internacional hoy en día puede dirigir sus actividades sobre núcleos turísticos, tropas internacionales o simples ciudadanos. En consecuencia, nuestra preparación contempla el no descuidar ni bajar la guardia en los aspectos de seguridad.

-- ¿Cuál es la situación actual?

--En términos globales es positiva, ya que no se ha producido una reanudación de las hostilidades. Queda mucho por avanzar en el futuro, lo primero es la resolución de litigios que todavía enfrentan a las partes. La estabilidad de la zona debe ir generando un clima de confianza para que ninguno de los actores vea en los otros un adversario hostil para su seguridad. El futuro gobierno del Líbano junto con el actual gobierno de Israel tiene ante sí grandes retos que hay que afrontar otorgándoles un margen de confianza.

Noticias relacionadas