+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SALUD

El Reina Sofía pone a domicilio tratamientos para infecciones

Es un nuevo programa destinado a ciertos pacientes que no necesitan quedarse ingresados para recibir esta medicación

 

Autoridades sanitarias y responsables de este nuevo programa. - JUAN NÁJAR

Redacción
17/05/2018

El hospital Reina Sofía ha puesto en marcha un nuevo programa de tratamiento en domicilio para un determinado perfil de paciente. Se trata de un servicio que hasta ahora no se ofrecía y que persigue que los pacientes con infecciones que requieren tratamiento intravenoso prolongado, puedan recibir su tratamiento en domicilio sin necesidad de permanecer hospitalizados. El programa de tratamiento con antimicrobianos por vía parenteral en pacientes no hospitalizados (DAD) permitirá que ,en torno al 20% de estos pacientes, puedan recibir su tratamiento en domicilio.

Las unidades de enfermedades infecciosas y farmacia, con el apoyo de la dirección asistencial, comenzó a implantar el programa en octubre y hasta el momento 45 pacientes han podido recibir el tratamiento indicado por su especialista en su casa. Este perfil de pacientes registra una media de ingreso de 20 días a pesar de que se encuentran estables clínicamente, necesitando permanecer ingresados únicamente para la administración de su tratamiento antibiótico por vía parenteral.

Según destacó la directora gerente del hospital, Valle García, “se trata de un programa que permite que el paciente continúe el tratamiento antibiótico en su domicilio. Sigue siendo un servicio del sistema sanitario, alternativo a la hospitalización convencional, que ponemos a disposición de algunas personas para que puedan estar en su hogar mientras termina su tratamiento intravenoso”.

En un primer momento, el equipo de profesionales que desarrolla el programa atenderá a la población residente en la zona metropolitana, pudiendo ampliarse en un futuro, una vez que se supere la fase de pilotaje. Este equipo multidisciplinar está integrado por médicos y enfermeras de la unidad de enfermedades infecciosas y de farmacia.

Los avances farmacológicos y tecnológicos han permitido la puesta en marcha de nuevas formas de trabajo como ésta. En este sentido, según señaló Juan José Castón, especialista de la unidad de enfermedades infecciosas del Reina Sofía, “el desarrollo de nuevos antimicrobianos, que pueden administrarse en una dosis única diaria, los avances en los dispositivos de acceso vascular y de infusión y la mayor aceptación por los y las pacientes a este tipo de opciones terapéuticas, son factores que han hecho posible que este programa pueda implantarse ahora”.

Trabajo previo

Para la puesta en marcha de este nuevo servicio, el hospital ha realizado un análisis de los diferentes perfiles de pacientes que ingresan con infección o que la desarrollan como consecuencia de una patología de base. Entre estas infecciones destacan las osteoarticulares (la artritis sépticas o la osteomielitis), las urinarias o la bacteriemia, entre otras. Además, se han elaborado protocolos de derivación de pacientes intrahospitalarios, encuestas de satisfacción, protocolos de inclusión y evaluación, así como documentos informativos.

Otro aspecto imprescindible para la implantación del programa, ha sido la adquisición de nuevo material. En este sentido, el hospital ha adquirido equipamiento específico como bombas de perfusión domiciliaria, antimicrobianos, material para canalización de accesos vasculares, líneas medias y vías periféricas o ecógrafo, entre otros.

Protocolo

El especialista de la unidad de enfermedades infecciosas realiza una evaluación clínica del paciente y posteriormente, el enfermero (formado en accesos vasculares) vuelve a realizar otra valoración del candidato.

Además de la formación, los profesionales implantan un catéter en el mismo hospital y el paciente recibe la primera dosis de antibiótico para garantizar que no desarrolla ninguna complicación o efecto adverso. A las 24 horas, el usuario recibe el alta hospitalaria y comienza su periodo de hospitalización domiciliaria que se prolongará tanto como su tratamiento.

En todo momento el paciente sigue teniendo a un equipo clínico a su disposición, integrado por el infectólogo y las enfermeras hospitalarias que serán las profesionales que diariamente se desplazan al domicilio para el seguimiento del paciente (incluidos los fines de semana), ya que cuentan con la formación especializada para ello.

Asimismo, si el paciente tiene alguna duda respecto a su tratamiento o el acceso venoso podrá llamar a un teléfono específico en el que será atendido por el personal de enfermería de la unidad de enfermedades infecciosas.

 

Temas relacionados