+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

La raíz cordobesa de la inmunología

El doctor José Peña, impulsor de esta disciplina en España, puso en marcha esta unidad en el hospital H La especialidad es fundamental para los trasplantes, abordaje del sida, cáncer, alergias y diagnóstico de enfermedades más complejas o raras

 

Profesionales de la Unidad de Inmunología, con los dos jefes que ha tenido, José Peña y Aurora Jurado (centro). - A.J. GONZÁLEZ

M.J. Raya M.J. Raya
22/05/2016

La Unidad de Gestión Clínica de Inmunología del hospital Reina Sofía ha realizado a lo largo de su historia aportaciones sustanciales en el ámbito de los trasplantes, enfermedades autoinmunes, tumores, inmunodeficiencias y sida. Esta unidad, antes Servicio de Inmunología, se fundó a mediados de los años 80 para dar respuesta a las necesidades de la medicina moderna. En la actualidad, dicha unidad se divide en dos secciones (Inmunología, dirigida por la doctora Aurora Jurado Roger, y Alergología, a cargo de la doctora Carmen Moreno Aguilar).

El servicio fue puesto en marcha por José Peña Martínez, exrector de la Universidad de Córdoba y catedrático de la UCO, que fue su jefe desde los comienzos hasta el 2014. Peña había sido impulsor de los estudios de Inmunología en España, labor fundamental para el desarrollo de los trasplantes de órganos, ya que se encarga de comprobar la compatibilidad entre donantes y receptores. Esta unidad ha diagnosticado a su vez numerosas enfermedades raras, entre las que destaca un síndrome que destruía gravemente las defensas a un niño de 12 años, de la que solo se conocen a unos 30 afectados en el mundo, así como uno de los pocos casos a nivel mundial de inmunodeficiencia combinada por déficit de adenosina deaminasa.

Además, este catedrático apunta que este área del Reina Sofía ha venido colaborando en los últimos años con otros centros en el desarrollo de una vacuna terapéutica, con sello español, para tratar el sida, buscando una alternativa a la combinación de fármacos que se emplea. El Reina Sofía ha estado integrado en el Grupo Español de Vacunas Terapéuticas y Preventivas de la Red de Investigación en Sida (RIS), que a su vez está coordinado por el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (Idibaps), en la que junto al hospital cordobés trabajan investigadores de los hospitales Clínico y Germans Trias i Pujol de Barcelona, así como los hospitales Gregorio Marañón, Carlos III e Instituto Carlos III de Madrid.

«La Unidad de Inmunología del Reina Sofía ha impulsado a su vez la moderna Inmunología Clínica y colabora también con el área de Oncología del hospital cordobés para lograr aumentar la supervivencia de los pacientes con determinados tipos de tumores. En este sentido, la inmunoterapia ha supuesto un gran paso en la lucha contra las enfermedades oncológicas, ya que se trata de conseguir que el propio organismo actúe contra el cáncer estimulando y entrenando a las células del sistema inmune (linfocitos) para que consigan identificar eficazmente las células malignas y así poder destruirlas», indica José Peña.

Los retos

«Estos objetivos y otros muchos se han conseguido en colaboración con el resto de unidades del Reina Sofía, de la UCO y con el apoyo más reciente del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic)», destaca Peña. Este catedrático se muestra especialmente orgulloso de que la Unidad de Inmunología del Reina Sofía haya formado a lo largo de las tres últimas décadas a numerosos especialistas, que trabajan en prestigiosos hospitales e instituciones de España y del extranjero, y de que el hospital cordobés sea centro de referencia regional en el tratamiento del sida, enfermedades raras de tipo inmune y en estudios de compatibilidad para trasplantes de progenitores hematopoyéticos.

La actual directora de la Unidad de Inmunología, Aurora Jurado, explica que las investigaciones que en estos momentos se están llevando a cabo en este área son el estudio del proceso de envejecimiento del sistema inmune en diferentes modelos (envejecimiento cronológico, cáncer, enfermedades inflamatorias, infección vírica y otras situaciones que cursan con la activación crónica del sistema inmunitario); la búsqueda de biomarcadores predictivos de la respuesta a la inmunoterapia en alergia y el análisis del envejecimiento del sistema inmune como modulador negativo en la inmunoterapia del cáncer, atendiendo a que el envejecimiento se asocia a un incremento de la incidencia del cáncer, así como a un deterioro de la respuesta inmune innata y adaptativa.

Su importancia

La doctora Jurado remarca que «la Inmunología es una disciplina transversal que presta apoyo diagnóstico principalmente a las especialidades de Alergia, Medicina Interna, Hematología, Pediatría, Nefrología, Neumología y Aparato Digestivo. Es muy significativa la relación que tiene con el área de trasplantes y con todas las unidades que participan en su realización, especialmente con las de riñón y médula ósea. Además, desde el punto de vista de la asistencia directa a pacientes, en el campo de la Inmunología atendemos a pacientes con trastornos del sistema inmune, sobre todo inmunodeficiencias, patología autoinflamatoria y autoinmune».

La actual responsable de la Unidad de Inmunología destaca que «esta especialidad permite diagnosticar en muchos casos enfermedades complejas, lo que posibilita aplicar más rápidamente un tratamiento. También ha propiciado que los resultados de los trasplantes sean idóneos por la elección que se efectúa de las parejas donante/receptor. En este área es necesario resaltar la constante innovación en las técnicas utilizadas para el estudio de los pacientes con altos niveles de anticuerpos en lista de espera para trasplante renal, lo que ha permitido acortar la demora, reduciéndola de unos 8 años a solo 12 meses. Por otro lado, la Inmunología contribuye a que los pacientes alérgicos puedan recibir una terapia de hipersensibilización cada vez más eficaz, a la vez que permite seleccionar a los pacientes con VIH que van a responder mejor a una determinada terapia».

Atención directa

Por otra parte, volviendo al ámbito de la asistencia directa al paciente, «el Reina Sofía es uno de los pocos hospitales del país que ha reducido de forma muy importante el tiempo de diagnóstico de enfermedades menos comunes que podían tardar en conocerse hasta 10 años», subraya Aurora Jurado.

En la actualidad, forman parte de la Unidad de Inmunología los doctores Aurora Jurado, Rafael Solana (decano también de la Facultad de Medicina, Enfermería y Fisioterapia), Manuel Santamaría, Corona Alonso y Rafael González; Felipe Torrecillas (supervisor); María José Fernández, María José Prados, Rafaela Obrero, Estíbaliz López, María José Morales, Teresa Muñoz y Julio Moreno (técnicos especialistas de laboratorio) y Marisa Velarde (secretaria).

La Unidad de Inmunología cuenta desde el 2006 con una consulta destinada a la detección y tratamiento de las inmunodeficiencias primarias, en la que se atienden problemas severos del sistema inmunológico fundamentalmente en niños, pero también en adultos. En esta consulta, una de las pocas que existen en España, han sido asistidos centenares de pacientes de Córdoba y otros procedentes de todo el país.

Recientemente, el responsable de esta consulta, Manuel Santamaría, ha contribuido a la creación de la Asociación Andaluza de Ayuda al Déficit Inmunitario Primario (Anadip), nacida en Córdoba, pero integrada por afectados de toda la región. H

Temas relacionados