+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

UNA SEMANA SANTA ATÍPICA

Coronavirus: una parada de fe

A Maribel Sotelo Rubio la casualidad la llevó a atender una urgencia a la iglesia de San Francisco, donde hubiera estado con seguridad si el coronavirus no se hubiera cruzado en nuestras vidas

 

La médico Maribel Sotelo rezó ante las puertas de San Francisco. - CÓRDOBA

Irina Marzo Irina Marzo
10/04/2020

Para contarles esta historia es mejor que antes miren la foto. Ella es Maribel Sotelo Rubio, una médica cordobesa a la que el destino o la casualidad llevaron hasta las puertas de la iglesia de San Francisco, donde ayer jueves habría salido La Caridad y donde, si el mundo no hubiera entrado en estado de shock y la pandemia del coronavirus no nos tuviera confinados hace días, ella habría acompañado un Domingo de Ramos más, como hace sin pausa desde su juventud, a Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto.

Coronavirus en Córdoba | Últimas noticias en directo

La llamada a urgencias de una persona enferma que vive en las cercanías del Compás de San Francisco la llevó, como médico del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) del Castilla del Pino que es, muy cerca de donde debía haber estado el pasado domingo a las cinco de la tarde. «Nos dieron un aviso, allí al lado de la hermandad, la casualidad o el destino quisieron que a esa hora yo estuviera allí, y me tuve que pasar. Fue como una señal», recuerda esta médica y madre de dos hijos, cuyas vidas se han desarrollado siempre en torno a la hermandad del Huerto y a sus hermanos. «La hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto es una hermandad de las antiguas, de las de familias, y este año, como las demás, no hemos podido estar todos juntos, llevando la fe a la calle, que es lo que deben hacer las hermandades», lamenta Maribel, que reconoce que están siendo días muy duros a nivel profesional.

«Lo estamos pasando tan mal, lo estamos viendo tan de cerca y tenemos que estar fuertes, que había que rezar un padrenuestro y pedir por todos», añade para explicar por qué tuvo que hacer esa parada. Esta médico, que iba uniformada para atender la urgencia, paró ante las puertas de la iglesia y sus compañeros le hicieron esta fotografía.

«Los sanitarios no tenemos miedo, tenemos preocupación, pero no sólo nosotros. Son momentos duros para mucha gente: las cajeras, la policía, los bomberos, los transportistas. Por todos ellos recé», cuenta y concluye pidiendo que la gente siga aplaudiendo a las 8 porque, aunque la primera vez le dio vergüenza, ahora ese sonido le reconforta y le ayuda a seguir cada día trabajando al pie del cañón.

Temas relacionados
 

Pulsa aquí

Pulsa aquí

NUEVO SERVICIO PARA LOS LECTORES

Únete al canal de Telegram de Diario CÓRDOBA y entérate de la actualidad antes que nadie

Este sistema gratuito de notificaciones se suma a la difusión de información en las redes sociales de Diario CÓRDOBA ...

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España

    Buscar tiempo en otra localidad