+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA JUAN LOPEZ REGALON. GERENTE DE SILOS CORDOBA

"Para ser competitivo hay que tener tecnología y fabricar calidad"

  •  La empresa Silos Córdoba es una de las nominadas para los premios Alas a la internacionalización. Su gerente es
  •  

    Juan López Regalón muestra uno de los recientes trabajos de Silos Córdoba. - Foto:SANCHEZ MORENO

    RAFAEL VALENZUELA 17/11/2002

    La empresa Silos Córdoba es una de las finalistas cordobesas de los premios Alas a la internacionalización. Su gerente es Juan López Regalón, hijo del fundador de la firma, Juan López Liétor.

    ¿Desde cuándo existe Silos Córdoba?

    -- Desde el año 1978. Mi padre procedía del sector de la ganadería. Cerró la empresa y montó una cooperativa con otros compañeros, pero se independizó y empezó a comercializar un silo de una fábrica de Lérida. Esta fábrica cerró pocos años después y se vio en la necesidad de empezar a fabricar para no perder el mercado. A partir de ahí se empieza a desarrollar toda la gama, desde el silo pequeño hasta los que hay hoy de 8 o 9.000 toneladas.

    Pero quizás el paso más importante que haya dado la empresa sea el de la internacionalización...

    -- Sí. Antes nuestro mercado era nacional. En 1994, junto a mí se incorpor un equipo profesional muy cualificado, que permite que empecemos a desarrollar producto propio con nuestra propia ingeniería.

    Lo que pasa es que cuando se habla de fabricar silos da la impresión de que es un mercado bastante reducido. ¿Hay mucha competencia en este sector?

    -- Es que es un producto bastante complejo y eso es bueno porque es difícil de copiar. Y aunque parezca que no, hay mercado, hay bastante, dependiendo de los países. Hay países en vías de desarrollo que nosotros detectamos en el momento que empezamos a internacionalizar la empresa. En ellos la infraestructura de la agricultura se empieza a realizar y ahí es donde está el potencial de instalaciones grandes. Pero, luego, en España vendemos silos para aplicaciones específicas, como fábricas de pienso, silos pequeños para ganadería...

    ¿Hay más empresas en España que fabriquen silos?

    -- Sí. Hay cuatro empresas que nos dedicamos a la fabricación y que vendemos silos fuera.

    ¿Son suficientes cuatro empresas para cubrir todo el mercado nacional?

    -- Para cuatro empresas, si no exportáramos, alguna estaría fuera del mercado. Creo que con una o dos se abastecería España sin problemas.

    ¿Qué puesto ocupan ustedes en ese ránking?

    -- El año pasado fuimos la segunda empresa española. La primera es del País Vasco y empezó a fabricar silos con licencia americana. La gama nuestra la hemos desarrollado con ingeniería propia. Los americanos fueron los que crearon el actual sistema de silos galvanizados y ondulados.

    También habrá evolucionado el proceso de producción y los materiales...

    -- En cuanto a materiales y sistema de producción sí, pero la concepción del silo es la misma. Aunque no es lo mismo un silo para granel o pienso que uno para cemento. Un silo se fabrica con chapa galvanizada, después se pasa por un proceso de ondulación y se atornilla para que su transporte sea mucho más fácil.

    ¿Cuántos empleados tienen?

    -- Treinta.

    ¿Con cuántos empezó su padre?

    -- Con ocho o nueve.

    ¿Es compleja la tecnología que usan ustedes?

    -- En tecnología estamos entre las empresas más punteras a nivel mundial.

    ¿Cuánto tiempo se puede tardar en amortizala?

    -- Hombre, si la producción es fuerte y se trabaja bien, y nosotros estamos trabajando 20 horas en tres turnos, la amortización puede ser rápida. Aquí estamos calculando la amortización en unos cinco años. Para ser competitivos con otros productos que tienen mano de obra más barata hay que tener tecnología y fabricar más calidad y más rápido.

    ¿A qué países están llegando los silos que ustedes fabrican?

    -- Pues a Portugal, Francia, Italia, Alemania, Marruecos, Chile, Bolivia, Venezuela, México, República Dominicana, Argentina, aunque este año el mercado está delicado. Y estamos tocando nuevos destinos.

    Lo que pasa es que para tener esa red de distribución tendrán que estar bien organizados. ¿Cómo han conseguido entrar en estos mercados desde una ciudad como Córdoba?

    -- Pues porque entramos en una asociación de exportadores de maquinaria agrícola, que se encarga de hacer un plan anual de ferias agrícolas y de misiones comerciales para visitar nuevos mercados. En 1994 participamos en nuestra primera feria en Chile. En estas ferias entramos en contacto con empresas del país, con representantes y distribuidores.

    ¿Cuál es su facturación y cuáles sus objetivos?

    -- Nosotros desde el año 94 hemos ido creciendo un 50% anual, excepto el año pasado, que fue atípico porque se duplicó, con dos proyectos muy importantes que acometimos en Venezuela. Por eso este año la facturación va a estar un poquito por debajo de la del 2001 y se va a situar en torno a los 10 millones de euros; en el año 2001 fueron 12. Y las previsiones son las de ir ampliando red y continuar con el trabajo.

    ¿Cómo valoran la nominación recibida para los premios Alas?

    -- Pues muy bien, por lo menos es un reconocimiento a tantos viajes... Sobre todo porque se reconoce el trabajo de un equipo de personas durante bastantes años.

    Buscar tiempo en otra localidad