+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

carta pastoral tras el 2-d

El obispo celebra «el vuelco electoral» en Andalucía y espera que ocurra en España

Fernández insta a los gobernantes a luchar contra el paro y la pobreza de una comunidad «a la cola». Cree que el votante ha penalizado la actuación por la Mezquita, el tema catalán, el aborto y la eutanasia

 

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en una imagen de archivo. - SÁNCHEZ MORENO

Irina Marzo Irina Marzo
06/12/2018

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, celebra «el vuelco electoral» producido el pasado domingo en las elecciones autonómicas y lo califica de «espectacular» en su carta pastoral semanal, en la que no deja lugar a dudas de su opinión sobre los resultados electorales. «Creo que han superado con creces las expectativas y los temores de unos y de otros», escribe. El obispo Fernández reflexiona sobre los resultados del 2-D, después de defender que el cristiano no sea «ajeno a lo que sucede en este mundo» sino una persona comprometida con la transformación social, lo que consigue con la oración y el «compromiso político concreto que cada uno estima en conciencia».

En su pastoral, expresa su alegría por que la sociedad andaluza haya sido capaz de dar este vuelco «rompiendo una inercia casi imposible de superar», y que confía no sea sino la punta de lanza del cambio «en la sociedad española». Demetrio Fernández considera que Andalucía ha votado de este modo «harta de promesas incumplidas, que la tienen a la cola en tantos aspectos». Y añade más: «No se puede estar contradiciendo la sensibilidad de un pueblo religioso y cristiano, un pueblo que pide respeto para sus tradiciones religiosas y está dispuesto a respetar a los demás». En esta línea, el obispo, que lamenta que se quiera construir «un mundo sin Dios, en el que caben todos menos el Dios que ha configurado nuestra historia», trae a colación en su carta postelectoral el conflicto en torno a la titularidad de la Mezquita- Catedral para explicar el vuelco político: «No se puede estar atacando la libertad religiosa impunemente, reclamando la propiedad pública de la Mezquita-Catedral con argucias que no se sostienen ni por parte de los que las montan», argumenta.

Asimismo, el prelado introduce el tema catalán, la educación, el aborto y la eutanasia para completar su explicación de por qué se ha producido, a su juicio, la victoria de la derecha. «No se puede trocear España, sin que eso tenga un precio político. No se puede pretender eliminar el derecho de los padres a elegir la educación que quieren para sus hijos, introduciendo leyes de ingeniería social que descomponen la persona y destrozan las conciencias. No se puede eliminar la vida inocente al inicio o al final de la vida, y esperar que encima los voten. Los andaluces son sensibles a todo esto, y han querido decir en las urnas cuál es el futuro que quieren para ellos y para sus hijos», añade.

Demetrio Fernández también tiene palabras para los que están llamados a gobernar la comunidad, esperando que «sepan gestionar bien el encargo de quienes los han votado» y advierte de que no debe ser «ninguna revancha», sino «una renovación y regeneración de la noble tarea política, librándola de toda corrupción».

En último lugar, el obispo recuerda al gobierno que salga tras las alianzas y pactos que su obligación es «atender a los más pobres» y dar respuesta a las altas tasas de paro; afrontar la supresión del aborto y la eutanasia; abordar un nuevo planteamiento a nivel europeo y mundial para la inmigración; y tener en cuenta la elección de los padres en la educación de sus hijos, «y eso no es posible con una escuela única, pública y laica para todos, como pretendían nuestros gobernantes», dice. Demetrio Fernández concluye afirmando que son «muchas las cosas que tiene que cambiar», pero reconoce que «todo no puede hacerse en un día», ya que son muchas las tareas que hay por delante. «Que el vuelco en Andalucía sirva para una conversión a Dios y hacia los hermanos, en este precioso tiempo de adviento», concluye el obispo su carta.

Documentos relacionados
   
7 Comentarios
07

Por Tomichi 11:16 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Jesus dijo que su reino no era parte de este mundo, pero para este cura su "Reino" sí es parte de este mundo y mucho ya que para él, el nuevo gobierno de Andalucía le hará seguir disfrutando de los pingues beneficios que le da un monumento Arabe, osea de los infieles, que gracias a la chapuza de meter su religión en ella, le seguirá dando millones que es el verdadero reino de la religión católica.

06

Por Cordvba-Qurtuba 10:39 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Este tipo está falto de coherencia y razonamiento.

05

Por otras posibilidades 9:36 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Así pues, el obispo en tanto que "ministro" de una entidad privada religiosa "satélite" dependiendo de un Estado extranjero independiente como es el Vaticano, se debe respetar NO solo nuestra Carta Magna, sus leyessino también la separación de poderes políticos y religiosos. Lo que hace este "ministro" religioso es como si tal embajador o consul se pone a opinar sobre tal asunto político. Enseguida se le echarían encima a los representantes políticos nacionales. Aquí con este "ministro" religioso deberían hacer más de lo mismo. Lo chungo es que parte de ellos NO respetan tampoco nuestra propia Constitución, que aunque ahora se cumpla 4 décadas, demasiada gente la ningunea, y no solo los independistas (políticos). Aquí se va de independistas religiosos que NO toleran que haya gente que piense y opine diferentemente a una Iglesia católica que viene del mismo lugar geográfico de las dos otras creencias creencias monoteistas. Total, que aquí se quiere monoteismo y monopolio. Para ello se hace todo lo que se puede para mantener tal presión política con tendencias extremas. Es lo que le ha permitido durante veinte siglos de ocupar el puesto privilegiado que ocupa todavía. Hasta CUÁNDO se la pondrá en su verdadero lugar, sin que se crea que España es su "cortijo" en propiedad ???

04

Por otras posibilidades 9:25 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Una cosa es que un individuo, sea quien sea y de la tendencia política y creencia religiosa que tenga, comparta su opiniones y otra que el obispo de una ciudad importante como es Córdoba haga su "homilía" política. La lía porque NO respeta el artículo de nuestra Constitución que determina que el Estado es aconfesional. Y después NO respeta tampoco leyes que han sido ya votadas en las Cortes (espacio público representando a toda la clase política de la Nación). Por supuesto que no siempre se está de acuerdo con tal voto electoral o tal establecimiento de una Ley, pero en Democracia se debe aceptar lo que la mayoría decide. Es un principio fundamental, porque si no el combate civil continúa y se prolonga por los siglos de los siglos.

03

Por Rafa 8:50 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Es normal que el obispo se alegre. Si por el fuera volveríamos a la Edad Media. Mientras tanto los matrimonios religiosos cada vez son menos y los civiles suben como la espuma. Pero esto no le preocupa al obispo que seguro que está pensando más en cuanto dinerito le va a caer a la Iglesia del nuevo gobierno de la Junta. Esto es lo importante para el señor obispo

02

Por vecino 8:24 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En definitiva, los “curas republicanos”, los “curas rojos”, aquellos sacerdotes que tuvieron la osadía de apoyar la Segunda República y colaborar con ella, lo pagaron muy caro: han sido doblemente olvidados, doblemente represaliados. Como el resto de los vencidos, sufrieron la represión política del régimen de Franco; es decir, muerte, cárcel y exilio; pero, también, la represión eclesiástica: desarraigo, ostracismo, sanciones canónicas y excomuniones… y, sobre todo, el silencio ominoso y el olvido.

01

Por vecino 8:19 - 06.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El obispo titular de la ciudad emite opiniones políticas favorables a los resultados electorales y aludiendo específica y positivamente a un partido fascista como situación positiva y digna de alabanza. No es la Iglesia, son algunos de sus irresponsables miembros los que mantienen un discurso propio del nacional-catolicismo, ese que tanto y tan bien ha alimentado el PSOE local. Luego algunos hablan de situación pseudobelicista, pero claro, no por estas declaraciones, claro.