+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Un nuevo mirador

El Templo Romano se convertirá tras su reforma en «un privilegiado observatorio» que permitirá dominar Capitulares y la manzana de Orive

 

Recreación virtual del Templo Romano tras la intervención prevista - CÓRDOBA

Isabel Leña Isabel Leña
27/09/2017

El Templo Romano se convertirá tras su reforma en un «privilegiado observatorio» o «mirador» que dominará tanto la calle Capitulares como «el corazón de la manzana de Orive», donde en el pasado se encontraba el circo romano. Eso ocurrirá cuando se ejecute la plataforma que se colocará «a cota de la plaza histórica» sobre la que se situaba el templo. Todos esos detalles aparecen en el proyecto que pueden consultar las empresas interesadas en participar en el concurso cuyo plazo empezó el lunes.

El proyecto que dará continuidad a la restauración llevada a cabo este verano, prevé instalar una plataforma a cota de 118,88 metros, que es la actual del pronaos (vestíbulo de columnas). Según el proyecto, la plataforma tendrá un doble fin, «la protección de las estructuras muy deterioradas de la cimentación del pronaos», y permitir el acceso de los visitantes hasta el nivel actual del templo, con el único «desfase» de la intervención que hizo en el pasado Félix Hernández.

Con el proyecto se conseguirá, además, proporcionar «unidad» a la estructura en la que se apoyan las columnas, de forma que se pueda entender mejor el proyecto que no pudo culminar Félix Hernández. Con la intervención se recuperará la conexión entre la cota actual del pronaos y la plaza sobre la que se situaba este edificio a una cota de 116,30 metros, que se hará «con materiales contemporáneos» y «sin ocasionar incidencia visual negativa». A esto se unirá la ejecución de pasarelas y escaleras, concebidas para que no tengan impacto visual, y la realización de una apertura en el edificio del Ayuntamiento, donde se ubicará el centro de interpretación, que forma parte de otro proyecto que se ejecutará con presupuesto municipal. El objetivo final es dotar de más protección a los restos originales y comunicar el Templo Romano con el Ayuntamiento.

La visita se hará a dos niveles. Por un lado, el del subsuelo, que coincide con la planta baja del Ayuntamiento. Por otro, el superior que se logrará con la recuperación del que había en época romana. El primer nivel se iniciará por la calle Capitulares. Desde el centro de interpretación se podrá entrar en el recinto del parque aqueológico. Una vez dentro, se conocerán elementos de decoración arquitectónica que se expondrán bajo la nueva pasarela y se podrá acceder al espacio cubierto que se creará bajo la actual cota del pronaos, donde se organizarán visitas guiadas para visualizar aspectos del proceso constructivo del templo. Después, habrá dos opciones para el recorrido por la parte superior (el Ayuntamiento tendrá que decidir cuál elige), la lateral desde la calle o la interior a través de una escalera. El proyecto indica que la escalera de acceso al pronaos no reproducirá la original.

Temas relacionados