+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAS SU SEPARACIÓN DE MARTINA FRAYSSE

Manuel Benítez 'El Cordobés' niega que haya tratado de "blindar su fortuna"

El diestro pide respeto a su vida familiar y anuncia medida legales si se difunden noticias inciertas sobre él

 

Martina Freysser y Manuel Benítez 'El Cordobés'. - Foto: EFE / JAVIER LIZÓN

REDACCIÓN
18/04/2016

El diestro Manuel Benítez El Cordobés ha hecho público un comunicado en el que matiza algunas de las informaciones aparecidas en medios de comunicación sobre su separación de Martina Fraysse y anuncia posibles medidas legales para defender su intimidad. El texto completo del comunicado es el siguiente:  

"En esta última semana numerosos medios de comunicación han ido publicando determinadas informaciones sobre mi familia, en un intento de desprestigiar a todos sus integrantes, empezando por el que suscribe estas líneas: Manuel Benítez El Cordobés. Los integrantes de la familia Benítez Fraysse hemos sido, en todo momento, muy celosos de nuestra intimidad, como la práctica mayoría de las familias españolas y de las cuáles nos sentimos como una más. Toda separación de un matrimonio, siempre dolorosa, queda dentro de esa intimidad, salvo que se quiera dar tres cuartos al pregonero, cosa que no es nuestro caso.

 Se citan, como fuente de las informaciones, “personas que siempre están cerca de Benítez”. Pues bien, ninguna persona de bien que pertenezca a mi entorno o presuma de mi amistad puede prestarse a realizar estas afirmaciones que perjudican tanto a mí como a mi familia. Es sabido que, desde hace muchos años, he mantenido mi vida, personal y empresarial, al margen de los medios de comunicación. Siempre he estado dispuesto a colaborar con ellos, pero sólo cuando tenía algo que decir en temas relacionados con el mundo en que he sido un referente internacional: el del toro. También he puesto mi persona al servicio de la promoción de las marcas “Córdoba” y “España” cuando se me ha  requerido.

 Es plenamente incierto que “el torero se ha encargado de poner todas sus propiedades a nombre de su mujer, asegurándose así que toda su herencia quedase en la familia” o que “A día de hoy, ella es la propietaria de la mayor parte de los negocios y propiedades inmobiliarias del torero”. Comparto con mi esposa nuestro patrimonio, como cualquier matrimonio con una vida en común de cerca de 50 años. Se confunde la titularidad de un patrimonio con las personas que lo gestionan, en un intento de tergiversar la verdad. He liderado y sigo liderando las decisiones empresariales de la familia y así lo comparten todos sus integrantes.

 También es incierto que “el torero ha tratado de blindar su fortuna para que sus hijos 'ilegítimos' no pudieran acceder a ella ante los tribunales”. Según el Derecho Civil español todo hijo tiene derecho a una participación en la herencia de sus padres y soy plenamente consciente de ello. La demanda de paternidad interpuesta en los últimos meses sólo a mí incumbe y no al resto de la familia.

 Cuento con que mis hijos, fruto de mi relación con Martina Fraysse, tienen respeto y cariño por mi persona. Además, trabajan o han trabajado conmigo, siguiendo mis indicaciones y consolidando el patrimonio familiar. Por tanto, no puede afirmarse que “sus cinco hijos se han puesto del lado de su madre en esta historia”.

 Por último, Martina Fraysse, mi esposa, ha hecho de la discreción una pauta de su existencia conmigo. Su familia, es decir, yo mismo y nuestros cinco hijos, es lo más importante en su vida. De aquí que, a todos sus integrantes, le duelan, especialmente, afirmaciones torticeras como que “ha querido proteger la fortuna de sus hijos a costa de romper a la familia”.

 Como conclusión, todas estas informaciones, y el circo mediático montado con ellas, deben de cesar de forma inmediata, debido al sufrimiento innecesario que están provocando en todos los miembros de la familia. En caso contrario nos veremos forzados a iniciar las acciones legales que resulten procedentes en aras de defender lo que toda familia se merece: el respeto a su intimidad".