+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Lengua de signos para estimular la comunicación en bebés

Una investigación de la UCO pretende mostrar que el aprendizaje precoz de esta técnica facilita la adquisición del lenguaje

 

Primera sesión del proyecto Manitas, en Little Genius. - Foto:CORDOBA

O.P.B.
22/10/2014

Promover un adelanto en la adquisión de la lengua oral y disminuir las rabietas en los niños. Estos son solo algunos de los beneficios que, según diversos estudios realizados a nivel internacional, tiene la utilización del lenguaje de signos con niños sin alteraciones de audición, en edades tempranas, para el desarrollo del lenguaje, uno de los hitos más importantes en el desarrollo infantil.

Con la intención de demostrar esta teoría, la profesora del Departamento de Psicología de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO, Salud Jiménez, ha iniciado una investigación en colaboración con el centro de estimulación del desarrollo infantil Little Genius.

"Normalmente, un niño, no es capaz de decir una palabra con 8 meses, pero si a esa edad ya lleva dos signando sí podrá expresarse mediante esta vía, con lo cual, su comportamiento mejora" y ayuda a eliminar la frustración que puede provocar la rabieta, apunta Salud Jiménez.

Proyecto Manitas

El proyecto, que ha dado en llamar Manitas, acaba de iniciar su primera fase de captación de una muestra de familias que permitirá desarrollar el estudio y comprobar si, efectivamente, los niños que empiezan a signar desde bebés experimentan una mejor adquisición del lenguaje, desarrollan un vocabulario más rico e incluso mejoran el aprendizaje de palabras.

"Hay que tener en cuenta que no se trata de algo curativo -sostiene Jiménez- sino preventivo y lúdico para prevenir problemas en el lenguaje que, sin ser alteraciones graves, pueden influir en su desarrollo".

El estudio tiene previsto trabajar con unas 50 familias con hijos de entre 6 y once meses. Tras firmar un consentimiento, los padres que se comprometan a participar en el proyecto deberán formarse en el lenguaje de signos e implicarse en el desarrollo de las diferentes fases de estudio: antes, durante y después del aprendizaje de este modo de comunicación.

Salud Jiménez explica que la recapitulación de signos elegida responde al entorno del bebé y van desde el modo en que se dicen los miembros de la familia, a los sonidos onomatopéyicos de animales, pasando por los colores o cosas como biberón, pipí o caca. Realizar los signos dentro del campo de visión del bebé, potenciar sus manos o desarrollar la expresión facial, serán elementos a tener en cuenta por las familias participantes que pueden inscribirse en el proyecto hasta el 10 de noviembre en el sitio web de Little Genius.