+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

balance hasta noviembre del 2019

La inspección de Salud obliga a 6.016 cordobeses a regresar al trabajo

Las bajas laborales crecen cerca de un 60% en el último lustro en la provincia. Otorga el alta médica a casi el 40% de los trabajadores que valora

 

Trabajadores de la construcción, en las obras de un edificio. - A. J. GONZÁLEZ

Pilar Cobos Pilar Cobos
13/01/2020

La Inspección de Servicios Sanitarios de la Consejería de Salud y Familia concedió el alta a 6.016 trabajadores cordobeses que se encontraban de baja laboral tras sufrir una enfermedad o accidente y cuyos casos fueron revisados el año pasado.

Los datos cerrados hasta el mes de noviembre indican que este servicio citó a 15.804 pacientes que habían superado el periodo de duración estándar de una incapacidad temporal (que es de un año) «al objeto de evaluar su historial clínico y el derecho a la prestación de la baja», y finalmente decidió que se encontraban en condiciones de regresar a sus empresas el 38% de estas personas.

Salud recuerda que la baja laboral «debe ser entendida como una prestación sanitaria que se otorga a aquel paciente que por motivos de salud se encuentra incapacitado temporalmente para el desempeño de sus funciones». También explica que la actuación citada más arriba se enmarca en el plan anual de inspección 2019 desarrollado por la dirección de inspección provincial de Córdoba para «garantizar el uso adecuado» de estas bajas.

Gráfico inspecciones de Trabajo

Gráfico sobre las bajas laborales hasta noviembre. GRÁFICO: Ramón Azañón.

FUERTE INCREMENTO / Por otro lado, los datos del Ministerio de Trabajo indican que las bajas laborales por accidentes y enfermedades ajenas a la profesión han aumentado de forma significativa en Córdoba en los últimos años, aunque la provincia continúa siendo uno de los territorios españoles donde los trabajadores faltan menos a su puesto por razones médicas. El número medio mensual de incapacidades temporales iniciadas en el 2019 se situó en 4.423 (con las cifras recabadas hasta octubre) y esto supuso una subida del 17% respecto al año anterior.

La mejora económica y el aumento del empleo son algunos de los principales factores que podrían encontrarse detrás de esta evolución, que ha sido muy similar en Andalucía y en España. De este modo, en la comunidad autónoma se registran 60.366 bajas cada mes (un 16% más interanual) y a nivel nacional son 471.962 (un 17% más). Sin embargo, el crecimiento es todavía más acusado si se comparan estos resultados con los del ejercicio 2014, uno de los más duros de la crisis económica para la provincia y cuando las empresas contabilizaron la menor cifra de bajas médicas entre sus trabajadores. Desde entonces, se han elevado un 58% en Córdoba, un 70% en Andalucía y un 75% en todo el país.

La subida, pese a ser acusada, se encuentra en la línea de los buenos datos de Córdoba en este ámbito, y es que la provincia sigue estando a la cola en el ránking nacional por la incidencia de las incapacidades temporales por cada mil trabajadores protegidos, con 17 casos. En Andalucía, se producen 22 bajas mensuales por cada millar de afiliados y en España, 28. Sobre la duración de las ausencias, la estadística recoge que la media cordobesa se aproxima a los 51 días, a nivel regional es de 45 y en España, de 38. El dato respalda la idea expresada en distintas ocasiones por los sindicatos, que apuntan que cuanto más se retrasa la decisión de visitar al médico, más tiempo se tarda en recuperar la salud.

En cuanto a las bajas médicas motivadas por el desempeño del empleo, Córdoba tiene ahora un 45% más de casos que hace seis años y entre enero y octubre pasados se iniciaron 933 procesos cada mes. En Andalucía, la media es de 10.229, un 49% más que en el 2013, que fue uno de los años más duros de la crisis para la provincia y cuando obtuvo el resultado más bajo en esta materia. En España se contabilizan mensualmente 59.844 incapacidades de trabajadores por accidentes y enfermedades profesionales, lo que representa un aumento del 45% en el mismo periodo. A diferencia de lo que ocurre con las contingencias comunes, la incidencia de estas bajas entre los cordobeses es levemente superior a la andaluza y la española, con 3,6 casos por cada mil profesionales. La comunidad autónoma se acerca a este dato y en España hay 3,2 incapacitaciones temporales por cada millar de afiliados.

Temas relacionados