+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

Hospedaje sin aire acondicionado en agosto

El cableado del hostal Lineros sale ardiendo y deja el establecimiento sin suministro varias horas

 

Negocio afectado por los cortes de luz. - A. J. GONZÁLEZ

Araceli R. Arjona Araceli R. Arjona
13/08/2019

Los clientes alojados en el hostal Lineros se quedaron el sábado por la noche sin luz ni aire acondicionado, en pleno mes de agosto, por un corte de luz. ¿El motivo? Un incendio en el cableado exterior del que alertaron al personal del establecimiento los vecinos y viandantes y que Endesa solo pudo resolver parcialmente. La Viñuela, Fátima y Mirabueno no fueron los únicos barrios afectados este fin de semana por los cortes de luz. El hostal Lineros, situado en plena Judería, se suma una vez más a los damnificados del casco histórico. Según fuentes de la dirección, «no es la primera vez, ocurre a menudo, pero en esta ocasión la avería, de la que es responsable Endesa porque está en el cuadro exterior, dejó el edificio sin aire, lo que generó quejas entre las personas alojadas y un daño evidente para la imagen del hostal». Los técnicos de Endesa, según explicaron las mismas fuentes, acudieron para reparar la avería en el cableado exterior, pero no resolvieron el problema, ya que el fuego afectó a una zona interior donde no actuaron porque «no tenían herramientas para eso», afirman. Esto obligó al hostal a localizar a un servicio técnico privado de madrugada, por lo que la situación se prolongó durante más de cinco horas.

Fuentes de la asociación de vecinos La Medina indicaron ayer que, según los técnicos, en los centros de transformación próximos a la Mezqauita-Catedral y la plaza de Abades, uno de los puntos calientes de los cortes repetidos de suministro, «se están registrando oscilaciones en la red por subtensiones eléctricas» que podrían estar detrás de los problemas. La semana pasada, según las mismas fuentes, «cuatro años después de que empezaran los cortes, Endesa colocó medidores en la zona de la Mezquita-Catedral y plaza de Abades, si bien «de momento, parece que no saben dónde encontrar los puntos que provocan las bajadas de tensión». Pero «Endesa sigue sin dar la cara», recalcan.

Temas relacionados