+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ECONOMÍA Y EMPRESA EN CÓRDOBA

Hipotecas sin burbuja

El Ministerio de Economía, el Banco de España y la Comisión Nacional de Valores descartan que el mercado inmobiliario español esté sobrevalorado H El Banco Central Europeo lo confirma

 

Obras de una promoción de viviendas nuevas en Córdoba. - FIRMA FOTO

En el punto álgido de la burbuja inmobiliaria de la primera década de este siglo -esa época que parece tan cercana y de la que han pasado ya más de 10 años- el metro cuadrado en el paseo de La Castellana sobrepasaba ampliamente los 15.000 euros. Hoy, el máximo no supera los 10.000. Hace unos días, el nuevo organismo de supervisión, denominado Autoridad Nacional de Estabilidad Financiera (formado por el Ministerio de Economía, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores) concluía en su primera convocatoria que no hay motivos para alarmarse. No hay ninguna nueva burbuja inmobiliaria. Tanto Economía, a través del Programa de Estabilidad 19-22 remitido a Bruselas la primera semana de mayo, como los supervisores, Banco de España y Banco Central Europeo, coinciden en el diagnóstico: el mercado inmobiliario español no está sobrevalorado. Tiene recorrido, si bien, se encuentra en su punto de equilibrio.

La conclusión es evidente: el mercado ofrece buenas oportunidades todavía para adquirir vivienda y, como producto, las hipotecas siguen ofreciendo condiciones atractivas. Por encima de todas, los precios. Los tipos de interés van a seguir en estos niveles durante un largo tiempo tal y como advirtió el presidente del BCE, Mario Draghi, recientemente.

Hace diez días se conoció el dato de crecimiento de las principales economías europeas y, a pesar de la mejora puntual, la recuperación está lejos para que los tipos suban de nuevo. Quizá demasiado lejos y por demasiado tiempo después de la guerra tecnológica que Donald Trump ha decidido hacer pública de una vez contra China. Por si no estaba claro.