+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REACCIONES a la idea de regeneración urbana del barrio

Gobierno local y oposición coinciden en el arreglo definitivo de Fray Albino

El PP se muestra escéptico con el plan municipal, que rechaza Ciudadanos. Vimcorsa dice que «no hay un riesgo masivo de seguridad en las casas»

 

Un familiar de la mujer desalojada de una vivienda de la calle Creta muestra las grietas. - SÁNCHEZ MORENO

Isabel Leña Isabel Leña
10/01/2018

Equipo de gobierno y oposición coinciden en que Fray Albino necesita un arreglo definitivo, pero cada grupo municipal tiene sus propias demandas y propuestas en relación al plan anunciado por la empresa municipal de Vimcorsa de regeneración urbana, que implica demoliciones y edificaciones nuevas y que empezará la semana que viene con la elaboración de un diagnóstico de la realidad del barrio.

El principal grupo de la oposición, el PP, se muestra «escéptico» y reclama que se averigüe lo que está pasando. «Lo primero que queremos es tener información de las causas que han vuelto a motivar la aparición de grietas, que es lo preocupante» y «de eso no hay informes», lamenta el portavoz del PP, José María Bellido. El PP no desea que se repita lo que ocurrió hace una década cuando «enterramos el dinero en grietas y zanjas para no arreglar nada y hubo planes y promesas incumplidas tanto del gobierno local como de la Junta».

Escéptico con el plan de Vimcorsa se muestra también el portavoz de UCOR, Rafael Serrano, que aunque tiene claro que la solución es «tirar y construir», se pregunta «¿quién va a pagar eso?». Serrano dice que los «daños estructurales no se arreglan tapando grietas» y que hacen falta otras medidas que han de adoptarse de acuerdo con los vecinos.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, David Dorado, rechaza la propuesta de Vimcorsa, ya que supone «marear la perdiz y engañar a los vecinos», y pide que «se ejecute la reforma integral del barrio», que debía haber empezado por «compactar firmes de la calle y consolidar cimientos, para después coser las grietas y no limitarse a taparlas». Es más, cree que «si el cogobierno tuviese el más mínimo interés en dar respuesta al problema», la presidenta de Vimcorsa, Alba Doblas, y la alcaldesa, Isabel Ambrosio, habrían convocado un consejo de administración extraordinario y urgente y una junta general, por lo que cree que «están retrasando la solución» para «demorarla hasta que pasen las elecciones». Ciudadanos afirma que el diagnóstico ya existe y pide «la reparación a coste cero para los vecinos puesto que las grietas están causadas por las obras de Emacsa al no haber actuado correctamente y al haber empezado la casa por el tejado».

El portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, considera «buena noticia que se vaya a hacer algo» en Fray Albino, que tiene «problemas serios». Ganemos piensa que en la solución que se adopte debe haber acuerdos y, sobre todo, «recursos» para no poner a los vecinos «entre la espada y la pared».

Equipo de gobierno/ Por parte del equipo de gobierno, el teniente de alcalde de Presidencia, Emilio Aumente (PSOE), piensa que «si Vimcorsa va a tomar cartas en el asunto, es lo ideal». Aumente es partidario de «analizar en profundidad lo que ha ocurrido allí porque se ha echado mucho dinero y se han hecho muchos arreglos y si volvemos al punto de partida, habrá que analizar y acometer medidas que quiten el problema y que no tengamos que hacer más obras» en Fray Albino.

El gerente de Vimcorsa, Rafael Ibáñez, afirma que los problemas detectados «están en una fase incipiente» y que «no hay un riesgo masivo de seguridad en las viviendas», por lo que no hace falta convocar consejos urgentes, pero estima que es el momento de «elaborar una estrategia de actuación de largo recorrido» para erradicarlos. Por ello, la empresa se decanta por «hacer un diagnóstico y serenamente debatir cómo llevar a cabo una actuación de raíz en el barrio». Ibáñez asegura que primero deben «hablar los técnicos» y que es una «falta de rigor» aventurar que las grietas se deben a las obras de Emacsa. «Tiempo» y «sentido común» es lo que, a su juicio, «hay que aplicar» y advierte de que «lo mismo pasan varios gobiernos municipales hasta que se haga una reforma a fondo».

Temas relacionados