+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INICIATIVA

El Gobierno elabora un protocolo para frenar las agresiones a los sanitarios

José Antonio Nieto: «Ojalá poco a poco podamos erradicar estos hechos»

 

José Antonio Nieto, ayer con representantes de Policía Nacional, Guardia Civil, Subdelegación, Junta y Senado. - MANUEL MURILLO

M.J. RAYA
22/07/2017

El Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, presentó ayer en Córdoba el Protocolo de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para actuar contra las agresiones a sanitarios, «una propuesta con la que el Gobierno de España y el Ministerio del Interior demuestran que no miran para otro lado frente al problema del incremento de las agresiones a profesionales sanitarios». Al acto asistieron representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, de los colegios profesionales (de médicos, enfermeros, veterinarios, farmacéuticos y dentistas), sindicatos, la delegada de Salud de la Junta, responsables de los hospitales Reina Sofía, San Juan de Dios, Cruz Roja y Arruzafa, así como del 112, EPES-061 o de la Universidad de Córdoba. Nieto insistió en que los pacientes «tienen mil canales para presentar una posible queja sobre la atención médica, por lo que la respuesta nunca puede ser una agresión». «Este problema tiene solución. Ojalá poco a poco logremos erradicar estos hechos. Queremos que España sea pionera en esta materia, en colaboración con colegios profesionales y cuerpos y fuerzas de seguridad», expuso José Antonio Nieto.

Por su parte, el coordinador de esta iniciativa, Carlos Serra, explicó que en los últimos años se han incrementado más de un 30% las agresiones a profesionales sanitarios en España, registrándose 486 atentados de este tipo, solo a médicos, durante el 2016 y sumando 2.688 en los últimos cinco años, «a los que habría que añadir una cifra oculta de casos que no se denuncia, por lo que estos datos son preocupantes». En el protocolo se colabora con la Organización Médico Colegial, con el Ministerio de Sanidad, la Fiscalía, entre otras instituciones. El perfil más habitual de víctima de estas agresiones es una profesional sanitaria, de entre 40 y 50 años, que trabaja en atención primaria o urgencias de centros de salud u hospitales.

Temas relacionados