+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SE CELEBRARÁ EN EL CÍRCULO EL PRÓXIMO DÍA 9

La gala benéfica de la Fundación Bangassou financiará un centro de costura

Las beneficiarias serán mujeres jóvenes viudas de la guerra

 

Miguel Aguirre, Juan José Aguirre y Pedro López, esta mañana, en la presenttación. - CHENCHO MARTÍNEZ

Rafael Valenzuela Rafael Valenzuela
26/02/2019

El próximo sábado día 9 de marzo tendrá lugar en el Círculo de la Amistad la vigésima gala solidaria de la Fundación Bangassou, un evento que se ha convertido ya en un clásico de la ciudad y con el que cada año se financia un de los proyectos sociales que la entidad coordinada por el obispo cordobés Juan José Aguirre desarrolla en su misión de la República Centroafricana.

El acto ha sido presentado por el presidente del Círculo de la Amistad, Pedro López; el presidente de la fundación, Miguel Aguirre; y el obispo de Bangassou, Juan José Aguirre.

El objetivo de este año es financiar la puesta en marcha de un centro de costura para mujeres jóvenes que han quedado viudas como consecuencia de la guerra civil que se vive en el país, aunque, según explicó Juan José Aguirre, también estará abierta a hombres. El presupuesto estimado el proyecto es de entre 60.000 y 70.000 euros, cifra que, de no alcanzarse, se completará, según el presidente de la Fundación, con fondos de la entidad.

Para poder asistir a la gala se pueden adquirir las invitaciones al precio de 40 euros o participar sin asistir por medio de una fila cero solidaria.

Durante la presentación, Juan José Aguirre recordó los 20 años que lleva de labor en Bangassou y las dificultades y adversidades con la que se encuentran a diario en su labor social y evangelizadora en un país sumido en la miseria y en la guerra, por intereses de terceros países que solo buscan explotar las riquezas naturales del territorio. Los atentados yijadistas están a la orden del día y la muerte, las enfermedades y las violaciones son constantes con las que los religiosos, voluntarios y habitantes se tienen que enfrentar a cada momento. 

Temas relacionados